Tiempo  7 horas 16 minutos

Coordenadas 2792

Fecha de subida 23 de octubre de 2018

Fecha de realización octubre 2018

-
-
-78 m
-141 m
0
5,0
10,0
19,98 mn

Vista 145 veces, descargada 1 veces

cerca de Puentecesures, Galicia (España)

Como se ve el recorrido es mixto, Kayak y senderismo, no porque lo buscara así, sino por el viento fuerte que se levantó en el valle del nordés que me impidió volver al punto de salida en Kayak.
La salida esta ocasión fue desde el muelle de Pontecesures. Allí no hay problema para entrar con el kayak en el río ni para aparcar el coche.
Remonté el río Ulla cruzando por debajo de los puentes de la N550 y del ferrocarril. Así llegué la primera pesquera, formada por sillares de piedra alineados dentro del río en sentido perpendicular u oblícuo a la corriente. Fueron ideadas por los romanos para la pesca de la Lamprea.
Esta primera pesquera es muy fácil de atravesar por cualquiera de los huecos. Después pasé por debajo del puente de la AP9 hasta llegar a la segunda pesquera que ya no pude remontar porque hay mucha corriente y un desnivel.
Así que vuelta a bajar, para entrar en el canal del Sar, que construyeron y encajonaron hace unos años en Padrón. No tiene chiste, salvo por la cantidad de puentes que cruzan el mismo.
De vuelta al río, rodeé la factoría de Finsa para rodear el parque del río Sar y entrar en su cauce. Este recorrido es más bonito por la cantidad de árboles multicolor que lo rodea. Así se llega a la parte histórica de Padrón, al Paseo del Espolón (paseo fluvial del siglo XIX), a la iglesia de Santiago de 1876 y al puente de Santiago de principios del siglo XX.
De vuelta al Ulla, la intención era ir río abajo hasta Catoira. En esta parte de la ruta, dejé a estribor toda la marisma que hay entrando en alguno de los múltiples regos que llegan al Ulla, de Vigo, de Tarrío o de Manselle.
Después nos encontramos dos islas, que las sorteé a estribor. La segunda o de Bexo es la más grande de las dos y al rodearla así se hace un poco más largo.
Después llegué hasta Catoira, dejando a babor la Illa do Rato, los barcos vikingos y las Torres del Oeste.
Y, aunque notaba que llevaba el aire a favor, hasta que no me di la vuelta no me di cuenta que había subido muchísimo de intensidad desde hacía unos minutos. Prácticamente las paladas no me permitían avanzar, así que consideré ceñirme mucho a tierra y, si podía ser a babor, mejor. Así pasé la isla de Bexo aguas arriba y en la siguiente entré por la derecha. Allí cometí el error de coger un canal lateral sin salida, por lo que tuve que meter la marcha atrás y navegar hacia atrás en un canal tan estrecho tiene miga.
Volví a salir al Ulla y llegué a la playa fluvial de Vilariño como pude. Allí amarré el kayak y fui andando a por el coche a Pontecesures, siguiendo primero la vía del tren y después la intuición. Total que caminé durante más de una hora con todos los achiperres y la pala.
Y así acabó el día. Cuidado con el nordés en el valle del Ulla.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta