• Foto de Macizo Sur: Navegación día 3
  • Foto de Paso peligroso: Mil Islas
  • Foto de Cruce a Sararamano
  • Foto de Cruce a Sararamano
  • Foto de Cruce a Sararamano
  • Foto de La repartición

Coordenadas 484

Fecha de subida 19 de enero de 2021

-
-
153 m
114 m
0
9,9
20
39,77 km

Vista 12 veces, descargada 0 veces

cerca de Salado Barreto, Caquetá (Republic of Colombia)

El momento de las fotos y el disfrute del paisaje termina. Ahora comenzamos la verdadera guerra en esta selva. Más lejos de casa, a días de la primera comunidad y en la mitad de la nada - para muchos - (para nosotros, más cerca de la mitad del todo y el centro del universo en la guarida del Jaguar).

Ajustando piezas clave para nuestro regreso, Dejamos provisiones, gasolina y uno de los motores para navegar solo con el de aguas poco profundas. Río arriba el ambiente será más hostil para nuestra embarcación.
Río

Paso peligroso: Mil Islas

Raudal arriba las hermosas algas de Jacameya nos abren paso a uno de los lugares más hermosos como peligrosos de esta travesía: Mil Islas. Un hermoso lugar bañado por las aguas del Mesay que desde el cielo pareciera la raíza de un árbol fragmentada y dibujada sobre la selva. Son las marcas que los Dioses dejaron sobre esta tierra antes de que el hombre apareciera. La corriente en estos caminos es tan fuerte que es imposible para el pequeño motor navegar río arriba por lo que debemos bajarnos y caminar contra la corriente de orilla en orilla pasando por estos islotes selváticos. Algunos pasos son demasiado peligrosos y no hay más que una cuerda y los palos de la maleza para sujetarnos. En un momento la corriente me lleva y no tengo más opción que salir con todas mis fuerzas a la orilla. La adrenalina y el instinto básico prima aquí por encima de todo. Más que las heridas sobre la piel, el cansancio físico o el hambre. Un error milimétrico aquí es perder la vida. Caminando entre mil islas nos encontramos con un hermoso espectáculo. Una Danta completamente salvaje que hace su camino y se refresca en las orillas del Mesay. Los caminos y senderos de estas islitas son seguros comparados con estar en el agua. Pero nos inquieta un poco la presencia de víboras así que podríamos elegir qué tipo de peligro queremos afrontar: El poder del agua o el poder del veneno. Mil Islas se ha llevado parte de nuestra energía física…Pero el cansancio ahora no importa porque estamos más cerca de nuestra meta…
Intersección

Cruce a Sararamano

Camino sin salida

La repartición

Hemos dejado la gran puerta de Jacameya abajo. La inmensidad de la selva y la soledad nos enseña lo que es el verdadero aislamiento de cualquier tipo de forma o interacción humana. El paisaje cambia cada vez más y la selva brilla con los rayos del sol sobre este macizo sur. Cada vez estamos más cerca y aunque parecemos dementes huyendo de los mosquitos y el daño psicológico que nos causan no es motivo para claudicar. Las alergias, la hostilidad del entorno y las más de 200 picaduras que conté sobre mi cuerpo no significan nada contra haber llegado tan lejos.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta