Tiempo en movimiento  4 horas 43 minutos

Tiempo  6 horas 19 minutos

Coordenadas 14080

Fecha de subida 10 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
574 m
-2 m
0
70
140
280,95 km

Vista 47 veces, descargada 1 veces

cerca de Valbuena, Andalucía (España)

10 03 2019 MOTOTURISMO- Ruta de los castillos 02: Santa Olalla de Cala

Paseo matinal para conocer el castillo de Santa Olalla de Cala. En innumerables ocasiones he pasado por los alrededores y siempre con ganas de parar para visitar la fortaleza. Bien merece el paseo por sus carreteras divertidas, con buen asfalto y sus bonitos paisajes. Si el grupo no es muy grande se puede estacionar muy próximo a la entrada del recinto. La visita es gratuita, algo no muy usual en estos tiempos. Bien conservado y mantenido en todos sus aspectos, limpieza, accesos, seguridad, etc.
La N630 ( Ruta de la Plata) atraviesa la Localidad, donde podremos encontrar buenos bares, restaurantes, donde podremos tomar un buen desayuno o almorzar, algunos de ellos con amplia zona para estacionar.
El regreso lo hicimos por la carretera del Berrocal, muy transitada por muchas motos, algunos pasados de rosca, carretera muy técnica que ante cualquier error que cometamos podemos encontrarnos con un buen susto...
En casa para comer con la familia, buena mañana entre los que nos mueve la misma afición.

______________________________________________________________________________________
®CASTILLOS NET
Situación
El castillo fortaleza de Santa Olalla del Cala se alza sobre un cerro desde el que domina la localidad del mismo nombre, en la provincia de Huelva.
Historia
El primer documento histórico que refiere la existencia de Santa Olalla es un privilegio del rey Sancho IV, dado en Toro el 4 de noviembre de 1293. En él se habla claramente de un acuerdo del concejo de la ciudad de Sevilla de construir castillos en Cumbres y Santa Olalla, «porque con los otros castiellos e las otras fortalezas que son en essa Syerra podría seer guardada toda essa tierra muy bien».

Este documento regio dice claramente que se trata de construir un nuevo castillo, por lo que cabría suponer que no se reedificaría sobre los restos de un castillo árabe de la época musulmana anterior. No obstante, Alfredo J. Morales, en su obra Arquitectura Medieval de la Sierra de Aracena duda de que la construcción del castillo haya sido de nueva planta a partir de 1293, y aventura su existencia por lo menos al siglo XII, en el período musulmán. Según él, la puerta principal es una patente construcción musulmana, el sistema fue empleado ya desde época califal, aunque ésta quizá sea obra del siglo XII. Labor igualmente musulmana es la realización de los muros. El empleo de la argamasa parece demostrarlo. También en las torres rectangulares pueden apreciarse intervenciones islámica. El empleo de molduras horizontales, que tienden a recortar la verticalidad del torreón, es elemento corriente en las realizaciones almohades y recuerdan los lienzos que aún subsisten de la cerca de Sevilla. Totalmente cristianas son por el contrario las torres circulares. Estas debieron ser realizadas durante el siglo XIV, cuando el tipo alcanza su desarrollo».

En el siglo XIII se produce la conquista cristiana de la sierra de Aracena, por parte del ejército castellano que avanza hacia Sevilla y la Baja Andalucía. La zona que había sido fronteriza entre cristianos y musulmanes durante los siglos que precedieron a su reconquista mantuvo su carácter como tal, entre el Reino de Sevilla y el de Portugal, prácticamente hasta el siglo XVIII, cuando se llegan a estabilizar los conflictos entre los dos principales reinos peninsulares.

A este área militarizada y caballeresca que defendía el gran Reino de Sevilla de las amenazas portuguesas se llamó y estaba protegida por una cadena de castillos y ciudades fortificadas en relación de comunicación visual que alcanzaba hasta la misma Sevilla. Uno de estos castillos era el de Santa Olalla del Cala, que se comunica visualmente con el de Real de la Jara, ya en la provincia de Sevilla. Entre las ciudades fortificadas destacaba Aracena en la que tenía sede la Orden del Temple, y que cuenta con su iglesia mayor, proyecto del humanista Juan de Herrera.
Descripción
El recinto del castillo, de forma alargada, tiene aproximadamente 132 metros de longitud y 45 metros de anchura, está dispuesto de norte a sur siguiendo la orografía y fue construido a base de un conglomerado de piedras y argamasa (mezcla de arena y cal).

Está compuesto por murallas con almenas encapuchadas, y flanqueado por diez torres, cuatro semicirculares y seis rectangulares, éstas últimas divididas por impostas horizontales de ladrillos, característica ésta típica en construcciones árabes. Son dos los tipos de cubiertas utilizadas, siendo la mayoría bóvedas ojivales, y de aristas por la que se accedía al interior del castillo. La torre principal de base rectangular, de dos pisos, cuya puerta es una entrada en recodo arcos exteriores de medio punto labrados de sillería de granito, encaja perfectamente en el mundo musulmán de la época. Así podemos citar algunas entradas similares: la Puerta del Capitel de la alcazaba de Badajoz, algunas de las cuatro puertas de Jerez de la Frontera, y las puertas del Socorro, del Buey, del Agua y de Sevilla en Niebla. Todas presentan puerta de entrada en una torre salientes de la muralla y con ingreso en recodo.

La decoración sobre el revoco, imitando un aparejo de sillares, que aparece en la torre de entrada al castillo, es una característica típica del arte musulmán, y que en el Castillo tiene una finalidad meramente estética.

La puerta secundaria, cuya disposición es recta y se halla construida también en sillería granítica, está situada en el costado de poniente, en una zona abrupta y de difícil acceso, a la que se llegaba por un escarpado camino en forma de zig-zag. Se trata de un de arco de sillería de granito, enmarcado en un alfiz dibujado por un remetido del muro, por cuya parte superior corre una moldura cóncava.

En los muros y torres aún se pueden observar las saeteras casi cuadradas, algunas de ellas cegadas, como muestra de reconstrucciones llevadas a cabo en años anteriores.
Estado de conservación
En el siglo XIX el parapeto interior de la muralla sufrió un gran deterioro (agujereado por nichos y osarios), como consecuencia de la utilización de éste y del patio de armas como cementerio local, hasta una vez construido éste a las afueras del pueblo, camino de Extremadura, en el año 1917.

En la actualidad el castillo está siendo restaurado por los alumnos de la Escuela Taller y la Casa de Oficios PONCIANA.

Protección
Fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento el 22 de junio de 1993, y no en 1949, como erróneamente se cita en la Guía Patrimonial y Turística de Santa Olalla del Cala, editada por la Casa de Oficios Ponciana y el Ayuntamiento de Santa Olalla del Cala en 1999.

Bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta