Tiempo  7 horas 6 minutos

Coordenadas 2386

Fecha de subida 23 de abril de 2015

Fecha de realización abril 2015

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
662 m
488 m
0
16
31
62,08 km

Vista 5610 veces, descargada 396 veces

cerca de Opera, Madrid (España)

Track corregido eliminando los desvíos de la ruta. Moderado por la distancia y por la subida del Pingarrón.

Imposible hacer en verano por la falta de sombra.

Hice un total de 70 kms (incluyendo ida y vuelta de mi casa a Renfe y los desvíos de la ruta)

5:21 horas en movimiento
1:47 horas en descansos y fotos.
7 horas de paseo.

PLANIFICACIÓN

Nos habíamos convocado para hacer una ruta “suave” luego de mi convalecencia de la operación del Corazón. Estábamos todos de acuerdo en hacer algo que no requiriese grandes esfuerzos y encontré esta ruta de “En Bici por Madrid” cuyo perfil de elevación la describe como una larga bajada salvo dos cuestas aparentemente sin mayor importancia.

Aunque lo de hacer una ruta de más de 60Kms pareciese no ser “suave”, la perspectiva de no tener que esforzarse en grandes repechos y cuestas casi imposibles de ciclar como las que nos tiene acostumbrado la Sierra de Madrid, la hacía atractiva para mí, aparte que irse “bicicleteando” desde Madrid a Aranjuez le confiere un encanto casi mítico para los que no somos profesionales del ciclismo.

Como es costumbre, lograr salir todos los amigos el mismo día siempre es difícil. Nos convocamos Andrés, Aníbal, Christian, Edu, Gonzalo, Iker, Juanjo, Pedro y Santi, pero en el transcurso de las dos semanas previas fueron desertando de uno en uno por justificadas razones, hasta que el viernes 18 solo quedamos Santi y yo, con unas ganas enormes de vernos el sábado a las 9:30 a la entrada de la Casa de Campo (Príncipe Pío).

PREPARATIVOS PREVIOS

El día anterior fue un día de limpieza, revisión, lubricación y preparación de mi “bicha”, y de las eternas dudas del qué llevar con el menor peso posible(cámaras, parches, herramientas, tronchacadenas, cierre de cadena, mini botiquín de primeros auxilios) cámara fotográfica para no agotar la batería del móvil, verificar que la ruta estuviese cargada en el GPS, pilas, en fin, como si fuésemos a hacer el Camino de Santiago, aunque perdidos por esos caminos nunca se sabe y lo digo por experiencia.
Luego los refrigerios: mi fórmula es un par de sándwiches de pan blanco con mermelada, queso amarillo y jamón york, más un par de mandarinas y dos plátanos. Esto me quita siempre el hambre y me da energías. Y por último, los dos litros de agua de la mochila. Al final ¡Casi 5 kilos! Noooooooooo!!! Demasiado!. Venga, a “adelgazar” la impedimenta. En vez de dos cámaras una sola, herramientas mínimas, una sola mandarina y plátano, un solo litro de agua, a sacar cosas del botiquín de primeros auxilios, olvidar las pilas de repuesto del GPS y otra vez, a pesar: 2,5 kgs. Bueno, aceptable.
Por último, decidir la presión de las ruedas, ya que al ser la mayor parte del camino por cemento, carriles bici y pistas de tierra, el menor esfuerzo se garantiza con unas ruedas bien hinchadas. Decidí 4,5bares delante y 5 bares atrás. Suficiente para mis 90 kgs.

LA PARTIDA

El sábado en la mañana me llama Santi (Cosa que agradecí ya que me había quedado dormido) y me dice que tiene las dos ruedas pinchadas. Quedamos en vernos a las 10:00 en Príncipe Pío, pero al final no pudo hacer las reparaciones y estaba yo allí a 9 grados de una fresca mañana debatiéndome entre la lógica de no hacer este viaje solo, a un mes de haber sido operado, y la emoción de regresar a la bici por la puerta grande. Opté por esto último no sin pocas dudas ante los insistentes consejos de los ausentes de no esforzarme. Creo que decidieron no ir como último recurso a que desistiese de este reto, pero no me arrepiento.


LA RUTA

Esta es una ruta que no debe hacerse sin GPS, ya que ante la gran cantidad de variantes sería fácil extraviarse. Comencé desde la entrada de la Casa de Campo bajando por Madrid Río muy atento con los peatones, patinadores, niños y demás ciclistas. Al poco rato alcancé un grupo de ciclistas y me les uní a la zaga y en silencio, con la ventaja de que por su número ellos iban abriendo camino y de esta forma podía ir un poco más relajado y disfrutar de las vistas del parque: Los árboles ya verdes de la primavera, las flores, las fuentes y el Río Manzanares. Hay que disfrutar el camino.

Se terminó el Madrid Río y comenzó el Tramo 1 del Parque Lineal del Manzanares (¡Qué cambio! ¡Qué Paz! Este Parque nada tiene que ver con el “bullicio” del Madrid Río). Vi de refilón el Hospital 12 de Octubre e iba advertido de no descuidarme con el GPS, ya que a la altura de Villaverde Bajo y entre la M40 y M45 tenía que desviarme a la derecha e ir buscando el Barrio Los Rosales y enlazar con el Carril Bici.

Haciendo un aparte y queriendo hablar de esta zona, en el Parque Lineal del Manzanares se conservan restos históricos y geo paleontológicos, estos últimos dentro de las Terrazas del Manzanares, patrimonio de gran valor dentro de la región de Madrid. En ellas se encuentran restos de las distintas especies y civilizaciones que poblaron la zona hace unos 127.000 años.
La zona ha estado habitada permanentemente, por lo que en ella se pueden encontrar vestigios históricos desde los Neandertales, pasando por los Carpetanos, Romanos, Borbones -Carlos III y Fernando VII- hasta la Guerra Civil Española.

Obviamente, nada de esto llegué a ver desde la bici, pero solo saber que estaba atravesando esta zona histórica de antepasados de la humanidad me hizo dibujar una sonrisa, y más con el aire fresco de la mañana y un sol que no terminaba de calentar (Había unos 12 grados)

Volvamos al camino… saliendo del Parque Lineal pasando por debajo de la Nacional V y llegando al Parque Rosales continué por la Calle Estefanía y al final de esta calle, en la rotonda, crucé a la izquierda para incorporarme al Carril Bici.

Desde aquí no va a haber ningún detalle particular, solo continuar por el Carril Bici, el cual discurre paralelo a la M301 y me llevó a Perales del Río, no sin antes confundirme brevemente al pasar por encima de la M45 ya que el Carril Bici se separa en una Y. El GPS me salvó y continué por la izquierda de la Y, atravesé Perales del Río.

Luego de Perales, comienza una prolongada cuesta. Ya estaba aproximadamente en el Km 20, y esta cuesta sería hasta el Km 22 a 556 metros sobre el nivel del mar. Había bajado 100 metros desde los 649 del inicio. ¡Me faltaban más de 40 kms! y se me estaba haciendo un poco tedioso el camino. Es que no soy de carriles bici, soy del monte y las montañas, pero bueno, sabía que en 10 kms más ya comenzaba la tierra…

Superada esta suave cuesta, me vi sorprendido agradablemente de una larga bajada en la cual pude llegar a más de 45kms/hora y hubiesen sido más de haber conocido el camino y sus curvas. El tedio anterior le dio paso a una sensación de euforia al sentir el aire en mi rostro y la velocidad en que surcaba el paisaje. Tanto era mi disfrute que olvidé que al final de esta bajada debía salir del carril bici en la rotonda, y seguí como una flecha, hasta casi llegar a San Martín de La Vega. Al revisar el GPS me había pasado 2 kms. Venga a retroceder y sumarle 4kms a la aventura.



COMIENZA LA TIERRA y SUBO LA MONTAÑA

De regreso a la rotonda dónde está la entrada a la Warner, me enfilé a la pista de tierra que se llama Calle Andalucía. Antes de cruzar escuché a lo lejos los gritos de quienes se divertían en el Parque Warner y pensé, sonriendo, que cada cual disfruta el domingo a su manera, si es por pegar gritos o por rodar en bici lo importante es disfrutar.

Como a los dos kilómetros de estar rodando sentía muy “rebotona” a la bici. Recordé la presión de los neumáticos y un poco a “ojo” les saqué algo de aire para que amortiguara mejor con las piedras del camino y circular con más comodidad.

Pasé por una finca de cabras y unos sembradíos, llegué a Gózquez de Abajo (¿Dónde quedará Gózquez de Arriba?) me llamó la atención un convento moderno pero que habían dejado a medio construir y una casa muy vieja. Siempre guiado por el GPS continué por la “Avenida” de Nicasio Sevilla. “Ni casio” hay que hacerle a estos nombres porque entre calle y avenida la diferencia será de anchura, ya que la tierra y las piedras son las mismas.

Esta vía desemboca en la M506 donde se cruza un puente con vía peatonal sobre el Río Jarama ¡cuánta agua!. Una vez cruzado el puente, toca otra vía de tierra. El paisaje a la derecha son las Vegas del Pingarrón y a la izquierda una montaña donde hubo explotaciones de yeso. La vía llega (salvo varios desvíos) hasta el Alto del Pingarrón, llamándose al final “Calle de la Amargura”, nombre muy bien puesto ya que me tocó algunos tramos de “empujabike” evitándole al corazón algún esfuerzo inoportuno. El verdadero nombre histórico de esta vía es Camino de San Martín de La Vega a Chinchón, lo cual descubre su pasado.

Una vez en el alto, en la Vía Pecuaria que se llama Cordel de la Senda Galiana y cerca de unos fortines de la Guerra Civil, busqué la sombra de una Encina y me eché a descansar, comer y beber agua. Lo peor había pasado, ahora era bajar la montaña hasta Titulcia y desde allí Aranjuez quedaría a “tiro de piedra”.

Otro aparte… es que esto de la “Senda Galiana” me llamó la atención y mientras merendaba buscaba información en Internet desde el móvil:

“La Cañada Real Galiana, también conocida como Cañada Real Riojana o de las merinas, es una de las nueve cañadas que recorren la Península. El nombre parece derivar de las vías romanas que conducen a las Galias (actual Francia) y finalmente terminó por designar los caminos por los que transitaban los ganados trashumantes. Tiene más de 400 Km. y comprende desde la Sierra de Cebollera en La Rioja, hasta el Valle de Alcudia en Ciudad Real. A su paso por la provincia de Guadalajara a la altura del arroyo Abatajar, se bifurca en dos ramales, entrando de esta forma en Madrid. Un ramal llamado “Riojana Oriental” sale de Toledo por el norte y se dirige a Alcalá de Henares. Otro denominado “El cordel de la Galiana” sale de Toledo por el este, pasa por Aranjuez y llega a Alcalá cruzando el río Henares.”


LAS FRUTAS DE TITULCIA

Bajé sin mayor complicación hasta Titulcia (bueno, sin mayor complicación más allá que las de las molestias del tiempo sentado en la bici después de tan larga ausencia).

Esta es una ciudad con una historia muy rica que va desde los Carpetanos, pasando por los romanos y Aníbal Barca el Cartaginés, pero que no voy a detallar aquí. Fotos a la Iglesia y cual Oasis (aunque todavía tenía agua) encontré en la Plaza un puesto de frutas. Le compré un par de mandarinas, una jugosa pera, dos ciruelas y dos plátanos. Cuando le dije que venía de Madrid me ofreció una caja de fresones diciéndome “cómase todos los que quiera porque se me van a dañar”. ¡Es que hay muuuucha gente buena y solidaria por esos caminos!. No quiso dejarse fotografiar, pero me indicó el camino a Aranjuez y no tuve corazón para decirle que mi guía era el GPS, hubiese sido una ofensa a su generosidad.

Saliendo de Titulcia retomé la vía del Cordel de la Senda Galiana.

Pasé por encima del Puente de Piedra sobre el Río Tajuña y enfilé hacia el Puente Largo. En el camino disfruté de los almendros y al llegar al Puente Largo volví a merendar (había que comerse las exquisitas, dulces y jugosas frutas) y más fotos al espectacular puente sobre el Jarama.

Desde aquí la vía me llevó a Aranjuez, donde no hice ninguna actividad turística (ni siquiera una cervecita para celebrar) solo me tomé una foto en el Palacio y directo a Renfe para subirme al siguiente tren y regresar a Madrid.



Buen momento para descansar luego del esfuerzo de la cuesta.
¿Quién mira a quién?
¡Un último esfuerzo!

10 comentarios

  • Orson13 30-sep-2015

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Gracias por la ruta.
    Para mi patética forma física, los últimos 15 km estaba ya de la bici hasta el gorro. :). Y, efectivamente, los caminos con piedras te piden que bajes algo la presión de las ruedas ya que los temblores hacen que no disfrutes mucho de esas pistas. Como anécdota negativa, contaros que un vigilante de los jardines del palacio de Aranjuez me ha echado por llevar bicicleta. No me dejaba estar ahí aunque fuera andando. Me he quedado alucinado y no había manera de que me dejara llevarla bajado de la bici. Hasta me ha acompañado a la salida el tio. No solo cumplía normas. Estaba encantado de echarme. Un super punto negativo para esa normativa de Aranjuez. Pegarme la pedalada y que te echen de un lugar así, me ha jodido. En fin... De nuevo gracias por la ruta. Un saludo a todos.

  • Foto de Tosty2010

    Tosty2010 30-sep-2015

    Gracias por tu comentario Orson y me alegra que te haya servido la ruta. Cuando llegué a Aranjuez estaba tan hasta el gorro como tú!!! Al menos tuviste energía para entrar a los jardines, yo lo que quería era llegar la Renfe! Lo que si es injusto es el hecho de que no puedas llevar la bici aunque sea andando, es como que en un museo en el que prohíben fotografías no te dejaran llevar la cámara fotográfica al hombro, o que tuvieras que dejar el móvil en la entrada. Además es un incordio para los turistas en general. Un saludo!!

  • Foto de Tosty2010

    Tosty2010 30-sep-2015

    Estuve investigando el motivo y es que los jardines son tutelados por Patrimonio Nacional. Este instituto tiene una normativa nacional en el que entre otras cosas no se permite el acceso de bicis ni perros a ninguno de los Reales Sitios que tutela y cualquier excepción tendría que ser extensiva a toda España, por ejemplo introducir bicis en el Monasterio del Escorial.

    Sin embargo estoy convencido de que siempre se podría hacer una excepción a algún sitio en particular, porque mucha gente pasea en bici por Aranjuez y a muy pocos se le ocurriría querer entrar con una bici al Monasterio del Escorial. Es por eso que el vigilante fue tan animoso y diligente en cumplir la norma, en algún libro de informes aparecerá su "heroica acción en resguardo del patrimonio cultural español"...

  • Orson13 30-sep-2015

    Efectivamente habría que ver diferenciar sitios y sitios. O facilitar como dejar bicis de una manera segura en la puerta. No es lo mismo entrar en el monasterio del Escorial con una bici que no se nos ocurriría a nadie (o casi jeje) que un paraje come este tan eminentemente exterior. Creo que dan mala imagen casos como el nuestro que hacemos el esfuerzo en llegar ahí y te acaban acompañando "amablemente" a la salida como si hubieras cometido un delito. Insisto en que me acompañó a la salida. No se fiaba de que me fuera por mi pie. A mi me parece excesivo. Te vas con mucho cabreo. Y es injusto quedarse con esa idea con lo precioso que es aquello.
    Volviendo a la ruta. A mi el tramo de Tiltucia a Aranjuez creí que no se acababa nuuuuunca. jejejej. Un saludo.

  • Foto de dcordero

    dcordero 25-oct-2015

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Muy buena ruta, algún repecho pero en general se hace bien. Me ha gustado mucho, gracias por compartirla.

  • Foto de Tosty2010

    Tosty2010 25-oct-2015

    Gracias dcordero! Me alegra que la hayas disfrutado. Un saludo!

  • kelpie33 24-ene-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Buena ruta. Gracias por la aportación.

  • Foto de Tosty2010

    Tosty2010 25-ene-2016

    Gracias Kelpie, espero que la hayas disfrutado!

  • Foto de Anjiescu

    Anjiescu 01-abr-2019

    Ruta sencilla y muy bien indicada. Imposible perderte si sigues el track. Ideal para rodar y con inclinación descendente casi en la totalidad del camino salvo las cuestas de la Marañosa y Pingarrón

    Gracias por la aportación

  • Foto de Tosty2010

    Tosty2010 02-abr-2019

    Qué bueno que te fue de utilidad Anjiescu!

Si quieres, puedes o esta ruta