-
-
593 m
2 m
0
5,8
12
23,27 km

Vista 1793 veces, descargada 43 veces

cerca de Nocina, Cantabria (España)

IBP 110 CB

Empezamos en el Pontarron, mas o menos debajo del puente de la autovía, pero dejamos el coche en un aparcamiento cercano, justo en el desvío del pueblo de Guriezo.

Cogemos la antigua nacional Santander Bilbao, y como he dicho debajo del puente de la autovía tenemos el desvío que nos va a llevar hasta la cumbre con sus 600 m de altura. Es decir que vamos a pasar de 0 m a 600 en 8 km aproximadamente.

Pero vayamos por partes.

Salimos como he dicho del Pontarron, pasamos cerca de la ermita de Santa Isabel en el barrio de Nocina y desde aquí todo subida. Podemos ver el impresionante monte Candina. Seguimos y hay tramos en los que vamos a tener que echar el pie a tierra, pues resulta imposible seguir sobre la burra. (no por la pendiente, sino por el terrero de piedra suelta).

Hasta llegar a la zona de “los casares” todo ha sido subida sin grandes vistas, pero a partir de ahora, la cosa cambia. Ya podemos disfrutar del valle de Guriezo y su Ermita de las Nieves como fondo. Aunque solo hemos hecho poco mas de la mitad de la subida a partir de aquí la cosa cambia y sin que tengamos que dejar de dar pedales ya no son las pendientes del principio.

Y por fin después de 8 km y 598 metros de desnivel, hemos llegado a la cumbre. De las vistas que queréis que os cuente, vemos Castro, Allendelagua, Cerdigo. De animales, pues tuve la suerte de ver pasar un buitre a pocos metros de mi, y la verdad es que IMPRESIONA.

Ahora toca la bajada. La verdad que un poco desilusionante ya que aunque al principio da la impresión de poder hacerla “a fuego” en cuanto cogemos el desvío de Cerdigo se vuelve de tierra y piedra suelta que nos impide disfrutar con el descenso e ir mas pendiente de la pista que de las vistas.

Terminada la bajada y llegados a Cerdigo, el camino es llano. Cogemos el “camino de Santiago” que nos va a llevar hasta Islares por toda la costa. Tenemos que atravesar algunas fincas que están cerradas pero ya sabéis (abrimos, pasamos y cerramos) es decir lo dejamos como lo hemos encontrado. Pasamos “la Cal”, “el Pendio”, “el Portillo” y así hasta llegar a Arenillas.

Y es aquí donde se nos acaba la ruta de pistas y senderos. Ahora nos toca coger otra vez la nacional Santander – Bilbao hasta llegar a nuestro coche. Aprovechamos la ocasión para hacernos alguna foto con el monte Candina y la playa de Oriñon con su “ballena” al fondo y damos la ruta por terminada.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta