• Foto de 2013-04-13 Avila - Majadahonda
  • Foto de 2013-04-13 Avila - Majadahonda
  • Foto de 2013-04-13 Avila - Majadahonda
  • Foto de 2013-04-13 Avila - Majadahonda
  • Foto de 2013-04-13 Avila - Majadahonda
  • Foto de 2013-04-13 Avila - Majadahonda

Tiempo  8 horas 33 minutos

Coordenadas 4653

Fecha de subida 13 de abril de 2013

Fecha de realización abril 2013

-
-
1.373 m
596 m
0
26
52
104,9 km

Vista 1229 veces, descargada 25 veces

cerca de Ávila, Castilla y León (España)


Desnivel: 2078 mts
Vel. Media: 15,3 Km/h

Hoy ha sido uno de esos días para recordar, desde que he abierto el ojo a las 6.30 de la mañana, hasta que lo he vuelto a cerrar por la noche.
Y es que, lo que empezaba siendo una dura jornada en bici, poco a poco se ha ido nutriendo de todos los ingredientes para que haya sido divertida, chula y en equipo.
En esta ruta organizada por el Club Ciclista de Majadahonda, cuál ha sido mi sorpresa cuando subiendo al autocar que nos llevaba a Avila, me encuentro con Fran, un viejo amigo que no veía desde hace más de 25 años ¡!, siendo yo, por aquel entonces un miserable mocoso…
Así que, estaba claro, qué mejor ocasión para regresar a Madrid, con él y dos compañeros más suyos, Luis y Félix.
Comenzamos la rutita y enfilamos rumbo este, atravesando la Dehesa de Aldeagordillo, pequeño prado con sendas chulillas, un pequeño anticipo de lo que nos veía por delante.
Apenas 2 km más tarde giramos rumbo sur, para tomar el camino que nos lleva directamente a Tornadizos de Avila y en este tramo se ha configurado el conjunto de integrantes al completo de la jornada de hoy. Sumamos al equipo nuevos fichajes, Silvio y Félix, dos purasangre dispuestos a lo que sea, magnífico, chavales!!.
La primera subida del día se ha caracterizado, porque los caminos ha estado muy húmedos, atravesamos un par de riachuelos y dejamos a nuestra derecha el Cerro del Coto para seguir rumbo sur, por La Rinconada y El Cabezuelo hasta que hemos llegado a mismísimo Puerto del Boquerón.
La bajadita pasando junto al viejo puente del Arroyo del Valle, nos ha puesto los pelos de punta, es bastante técnica y nos hemos llevado más de un buen susto, así que mucho atención en los 5 sentidos y pa’lante, que todavía quedaban km por delante.
Las vistas desde Los Corrales de Jancinto (alrededor del km 17) , son verdaderamente hipnotizadoras, nos adentramos entre la confluencia de un par de valles, y de repente todo es paz y sosiego, vaya contrastes con los que nos hemos ido topando.
Siguiendo el río, rumbo sur, y tras pasar por la Ermita de Nuestra Sra. De la Antigua, llegamos al Herradón, y atravesando parte del camino de La Nava, hemos llegado en un plis plas a San Bartolomé de Pinares.
Nos toca subida y subida por pista, no ha sido dura, más bien progresiva y moderada pero con algún repecho digno de mención, había que ir dosificando, que todavía quedaba etapa. Atravesamos por Las Eras, la carretera AV-P-307 y seguimos adelante por Camino del Quintanar hasta atravesar el Arroyo de La Monigosilla, otro buen lugar para echar el bocata a la mochila y contemplar la paz y sosiego de este paraje, verdaderamente muy apacible.
Pasamos a través de la carretera AV-502 y de nuevo un paisaje muy distinto. En un primer momento discurrimos por unos cuantos km de pistas entre pinares, dejándonos caer a Madrid, como bien diría nuestro jefe de filas, Félix… aunque todavía quedaba miga…, y después se han ido sucediendo las vereditas, praditos, terneritos pastando….en esta zona de Mangada del Juncal.
Estamos en el km 50, en Valdemaqueda, a las puertas de Robledo de Chavela, y desde aquí hemos atravesado el cerro del Robledillo y la Ermita de San Antonio, a nuestras espaldas, de nuevo un increíble paraje, dejando atrás las vistas de los valles por los que veíamos desde Avila.
Km 62, por fin divisamos Madrid al Sureste, hemos pasado lo más chungo de la ruta y podemos decir con acierto que allí al fondo se encentra Majadahonda. De inmediato iniciamos una bajada por una corta e intensa trialera, tomamos el Camino del Canalizo entre la Dehesa de Navalquejigo y disfrutamos de los pequeños prados que ya a estas alturas van desapareciendo.
Llegamos a Fresnedillas de la Oliva, y no divisamos ni de casualidad el ansiado punto de avituallamiento nº2 de la ruta…absolutamente lamentable no haber colocado ningún punto para recuperar fuerzas, aunque luego nos enteramos por la organización que se encontraba en la otra parte del pueblo… fuera como fuere y ya a estas alturas como para seguir perdiendo fuerzas el valde…así que establecemos objetivos, tirar de alguna barrita y líquido para llegar a Valdemorillo y reponer fuerzas en algún bar.
Desde Fresnedilas circulamos por el Cordel de la Cruz Verde, y poco más adelente, giramos a la derecha para tomar la Cañada Real para llevarnos hasta Valdemorillo. Ahora ya no subimos desniveles, más bien los bajamos, pero ni mucho menos por pistas… sino por caminos algo técnicos, piedras, banquitos de arena, vamos…como para perder la atención.
En Valdemorillo recargamos las pilas y directos hasta Majadahonda, por la sendas y caminos que habitualmente solemos recorrer los fines de semana, así que la experiencia y el recuerdo nos dicen que estamos ya en casa, el sufrimiento se deja atrás y de repente ya hemos llegado.
Un día magnífico, rodeado de nuevos amigos, lo que empezó siendo un día en soledad a través de algo más de 100 km, se ha convertido en una excursión que la hemos vivido intensamente esta panda de chalaos como yo.
A todos estos fierecillas, mi más sincera enhorabuena, apretando los dientes y sin rechistar, eso sí que es digno de campeones, chavales!!!
A Paco, nuestro guía, mis felicitaciones. Dosificando y con confianza, perfecta estrategia.
Luis, perfecto. Calculador y planificador, el resultado está claro: misión cumplida.
Silvio, el auténtico campeón de todo el equipo. Nadie más que él podrá decir que hizo de tripas corazón y que con agallas todo se consigue.
Fernando, menudo pieza ¡!, el enrrollao, el majete, el pieza… El Titán de la ruta de hoy ¡!
Félix, Jefe de Filas de la expedición, un lujo disfrutar de su compañía y explicarnos con detalle y con precisión cada palmo por el que circulábamos…
Y un servidor, que se encarga como viene siendo norma habitual, de la narración de la ruta y montaje de la excursión. He disfrutado muchísimo la ruta y ya con el punto de mira en realizarla al revés, de aquí pa’llá..vamos ¡!!
Enhorabuena chavales ¡!

3 comentarios

  • Foto de Red Moai

    Red Moai 19-ago-2015

    Hola.

    Quería realizar andando Rozas » Ávila este fin de semana.

    Por lo que veo, sólo se coge carretera en el tramo entre Robledo y Valdemaqueda. ¿El resto son pistas y senderos (aparte de atravesar pueblos)?

    Lo más importante. ¿Hay fuentes o abrevaderos a lo largo del camino?

    Gracias por anticipado y saludos.

  • Foto de cofradebiker

    cofradebiker 20-ago-2015

    Hola Cocoloco,
    Efectivamente ese tramo lo realicé por asfalto, pero perfectamente puedes realizarlo por un camino paralelo a la carretera a tan solo 50 mts. El resto son pistas y senderos perfectamente visibles y sin pérdida alguna.
    En cuanto a abravaderos, alguno debe haber, pero no lo recuerdo. Lo mejor es que planifiques bien las paradas en las poblaciones que vayas atravesando para garantizar cualquier suministro de alimento.
    Lo más bello, son los últimos 30 km, hasta coronar el puerto del Boquerón.

    A disfrutarlo !!

  • Foto de Red Moai

    Red Moai 20-ago-2015

    Muchas gracias, CofradeBiker. :-)

Si quieres, puedes o esta ruta