Tiempo  6 horas 39 minutos

Coordenadas 1165

Fecha de subida 27 de diciembre de 2014

Fecha de realización junio 2013

-
-
359 m
191 m
0
15
30
60,91 km

Vista 852 veces, descargada 29 veces

cerca de Arguedas, Navarra (España)

08-06-2013 ARGUEDAS–CAMPO DE TIRO-TUDELA

El día de hoy será imposición de las inclemencias metereologicas, ha llovido toda la noche y esta amenazando agua. Custionamos el seguir. Tras el desayuno aceptamos el reto del circular del campo de tiro que como mínimo permitirá ver y conocer alguno de los puntos mas emblemáticos de las Bardenas.
Dejamos el núcleo urbano por carretera, hoy no es imprescindible recargar agua en cantidad abundante pues el calor esta ausente. Comienza a llover mientras pedalemos camino del polígono de tiro con una parada en el centro de interpretación que no nos aporta gran cosa, mas que nada por la desidia de las personas que allí se encuentran. Dejamos el centro parando en el mirador próximo y nos vamos al polígono donde abandonamos la carretera para meternos en el circular del campo de tiro, no hay ruido de aviones, los caminos esta llenos de agua y arcilla. Las bardenas no tienen nada que ver con lo debería de ser un desierto seco y soleado, hay agua por todos lados mas bien torrentes y arcilla que si salimos un metro de la pista es una autentica trampa.
Nos vamos en busca del Castil de tierra y el Vedado de Guaras al que hoy sera imposible acceder. Llegado al lugar en que se levanta el Castill de Tierra o Chimenea de las Hadas, formación geológica producto de la erosión de los materiales blandos (arcillas y margas) y de la persistencia de estratos superiores mas duros. Verificamos en nuestros pies lo complicado de andar sobre arcilla, es una pista de patinaje, y el peso de la mismos si abandonamos el carril principal. Unas fotos y un montaje de video sera el recuerdo de este lugar que siendo bonito y espectacular la formación se aleja mucho de lo que debería de lucir dentro de un desierto, en este momento por las circunstancia climatológica que nos ha tocado para este día. Rios de agua, torrentes y barrancos espectaculares es lo que vemos llenos de vitalidad que labran cauces y túneles a su paso. En este lugar hay un sencillo monumento dedicado a los pastores, discreto y bonito. Mientras admiramos el entorno pasan 4 ciclistas bajo la lluvia como nosotros. Nos encaminamos hacia las proximidades de Pisquerra donde se recorta el perfil aserrado de los barrancos del Rallón, una de las zonas mas carismáticas de las Bardenas que no podemos visitar. Paramos varias veces a ver el cauce del agua en los barrancos. A la derecha vemos la silueta lejana del cuartel que se encuentra en las "antípodas" del circuito. En el interior del polígono se intuyen dianas, blancos simulados y otros señuelos para los caza bombarderos que hoy suponemos no hay, mas que nada porque no se oye nada. Tras Piskerra y el Paso llegamos a la cruceta donde los guardias vigilan unos nidos de buitres que acaban de criar o están criando, esta es la causa de la ausencia de aviones. Miguelin vuelve a pinchar. Reparamos y continuamos con la vuelta. Estamos próximos al centro de mando del campo de tiro y próximos a concluir el circular, dejamos un corral con muchísimas ovejas y la entrada al cuartel, estamos de nuevo sobre asfalto. El dia ha mejorado un poco, nos detenemos en un aparte del camino en una cabaña a preparar el ultimo pic-nic del viaje, un lujo asiatico en medio de lo que deberia de ser un desierto. Alberto saca el jamón y cuchillo en mano prepara unas finas lonchas que junto con las tortillas calentitas y el rioja deben de ser la envidia de guardia del cuartel que no vigila con sus prismáticos. Entre risa y cachondeo Morcate se cae de la furgoneta sin consecuencias físicas pero si aparatosa caída que azuza el fuego de las carcajadas. Tras la copiosa comida retornamos a la ruta. Se nos ocurre, ya que mejoro el tiempo, tomar senda dejando el asfalto, el intento dura 300 mts, la ruda se ha convertido en un tocho de barro, volvemos a la carretera que nos lleva próximos a la entrada de Arguedas y a la carretera de Tudéla que seguimos sin dificultad hasta concluir en la plaza de los Fueros, en el hotel Remigio,la ruta anual previo paso por una gasolinera para lavar.
En Tudela ponemos la guinda a la ruta con una cena copiosa y suculenta a base de productos de la tierra y paletilla de cordero. Unas copas y un sueño reparador son el fin de fiesta.

Resumen
Noche y día pasado por agua que no ha completado las expectativas creadas pero como mínimo ha servido para que aquellos que nunca visitaron las Bardenas… sigan sin saber lo que son las Bardenas… secas y aridas….jajaja. Preciso día de convivencia y diversión. La Cima del Rallón y el descenso del Paso de los Ciervos deberá esperar.
Bardena
Hotel
Carretera Del Polígono De Tiro
Bardena
Bardenas
Corral De Los Aguilares
Bardena
Bardena
Bardena
Bardena
Barenas
300 m
Tudela
Tudela

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta