-
-
718 m
121 m
0
11
23
45,96 km

Vista 782 veces, descargada 10 veces

cerca de Oviedo, Asturias (España)

Completita opción al Picayu, desde Oviedo, saliendo por el Parque de Invierno por La Bolgachina hasta la Manjoya y después por Picuyanza hasta Olloniego. En esta parte hay dos tramos de bajada por el Camino de Santiago muy chulos, el primero de pedroleo con piedras lisas y húmedas, y el segundo de sendero con rodera y pedrolos en medio, así que hay que ir con cuidado. Más un día como hoy en que el anticiclón invernal nos ha regalado un amanecer a bajo cero y una helada de meter miedo.
De Olloniego a Tudela Veguín vamos por carretera de Santianes, completamente helada pero sin tráfico, aunque también se puede ir por la senda fluvial pasando por Santolaya.
Una vez en Tudela Veguín atravesamos por la cementera y comenzamos a subir al Picayu por carretera de Les Quintanes, aunque luego seguimos por la pista que da servicio a la cantera justo hasta el punto donde una valla nos corta el paso. Ahí el camino quiebra súbito a la izquierda y se transforma en un terreno de rigodones o cantos rodados, algo resbaladizo, y con tramos en fuerte pendiente, pero que se sube.
Seguimos por ese terreno hasta llegar a la parte alta donde el bosque desaparece y lo sustituye un matorral de cotoyas. Tendremos que atravesar unas camperas y pasar al lado de un centro repetidor para ya afrontar la última rampa hasta el vértice geodésico del Pico Picayu.
A partir de ahí comienza la bajada. Primero por unas pendientes fuertes donde hay que andar fino con los frenos, y a continuación un sube y baja que nos deja al pie de otras antenas encima de la bajada hacia Olloniego.
El descenso es de sendero pero no muy estrecho, aunque sí lleno de piedras y algo roto. No tiene una gran dificultad técnica, a no ser que se quiera ir a toda caña, pero obliga a extremar el cuidado y no confiarse. Incluso por prudencia, en algún tramo puede ser necesario echar pie a tierra.
A la salida del camino cogemos una carreteruca que nos llevará hasta el pueblo, por la que no debe pasar ni un coche, porque está llena de hojarasca y barrillo, y encima hoy, helada, así que nuevamente con cuidado no vaya a ser que haya que tirar de freno bruscamente y acabemos en el río, que no apetece.
En Olloniego hay varios bares en los que tomar un tentempié. Hoy lo que apetece es un caldín.
El regreso por la senda de Vegalencia y carretera hasta la Manjoya, donde nuevamente podemos enlazar con la Senda de Fuso que nos devuelve al Parque de Invierno y a casa.
46 km y unos 1300 metros de desnivel, en una mañana muy fría pero completamente despejada de otoño casi invierno. IBP=122BYC

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta