Tiempo  6 horas 45 minutos

Coordenadas 1925

Fecha de subida 1 de marzo de 2017

Fecha de realización marzo 2017

-
-
768 m
137 m
0
12
23
46,92 km

Vista 915 veces, descargada 40 veces

cerca de Infiesto, Asturias (España)

Ruta chula con varios balcones de bellas vistas sobre la cordillera, los picos, la collada de Arniciu, etc.
Dejo el coche en el centro de Infiesto a la orilla del río en una zona de parking. Tomo dirección a la Virgen de la Cueva donde abandono el asfalto para ir paralelo al río a través de varias parroquias con sus casas solariegas y arquitectura popular en los que en muchos casos la cálida madera ha dejando paso al frío y funcional aluminio imitación de madera. Hasta puente Miera la ruta juega con caminos de barro, piedra y asfalto, algún que otro repecho y sendas entre eucaliptos y robles. En muchos tramos la ruta es un balcón sobre la carretera que sube a la collada de Arniciu. Este primer tramo de unos 12 kilómetros tiene algún tramo complicado debido a la húmedas y las llavanas, cosas poco relevantes. Llama mi atención los “alisos” floridos blancos y un dron sobrevolando el camino.
En puente Miera se inicia el ascenso a les Praeres que comienza a orillas del río hasta una pequeña majada con dos cabañas donde la pista comienza a picar para arriba. Antes me encuentro con dos tanquetas del ejército y varios militares a quienes saludo. La pista que traía de tierra compactada/semi-asfalto, en la Majada Viforcos pasa a ser de tierra/arena, buen firme, que con la humedad hace que se pegue a la ruda más de lo previsto. El alto la Llama desde el que se avistan les Praeres es el punto donde la pendiente se suaviza. La multitud de cabañas restaurada en piedra y madera muy bonitas y arregladas destacan entre los robles sin hojas, el verde de los montes y el cielo azul. Un zig-zag, el refugio un repecho y estoy en les Praeres donde el bar está cerrado y hay un rebeco en sus instalaciones. Descanso de estos 11 kilómetros de ascenso de buen firme a la espera de ver como hago el paso al Mayau Pastor que se me antoja un poco difícil.
Me dispongo a atacar el monte a través, pero me dejo engañar por una buena pista que debo de dejar saliendo a la izquierda, porteando la bici por un mal camino entre piedras. Voy buscando el paso y localizo el camino marcado que, aunque no es bueno permite montar a tramos, pero… me vuelvo a dejar llevar por la intuición y me encierro entre cotollas y artos. Con la vista me oriento hacia una cabaña y el Mayau, de allí salgo a un camino que me permite ciclar. En este tramo hay muchos burrinos con sus crías. La senda es técnica pero divertida hasta llegar a el Mayau Pastor donde comenzaría el descenso a las foces de río Pendon. (a mi entender imposibles para la bici, pero…)
Este tramo son un par de kilómetros en los que he invertido poco más de media hora, pero estoy seguro que si se siguen las marcas rojas como se indica en el Mayau pastor el camino sería bastante mejor…es una asignatura pendiente. En la cabaña me paro a tomar una manzana y descansar un poco mientras contemplo el espléndido día.
Desde el Mayau pastor a Fuensanta me dejo bajar a buen ritmo, la pista buena entre robles y castaños, con las curvas cerradas hormigonadas. Desde Fuensanta me las daba felices pero la arrancadera son unos 600/700 mts de una pendiente imponente, luego suaviza camino de Los Campones y vuelve al río en Frainoquiso, un lugar bonito y acogedor. Lo siguiente es un tramo que sube lento a través de las Casas del Pozo de la Reina, La Cueva y la Quintana donde hay un par de gallos hermosos…. “serán los gallos de la quintana”. Desde aquí las vistas de Ceceda son coloridas y bonitas. Y aquí comienza lo realmente duro del día que me pilla por sorpresa doble. Comienza lo que será el primer y más duro ascenso del día, casi 4 kilómetros de pendiente endiablada entre pinos que me llevan hasta el collado La Maza. En el que las vistas no son abundantes y es un collado intermedio, rodeado de pinos, cosa con la que no contaba, debo emprender la segunda subida potente de unos 3 kilómetros en los que aparece en enemigo de las pistas, el “maderista”. No está muy desconchado el camino, algo sucio el firme, pero no más. Por fin corono, las vistas en este tramo ya son espectaculares tanto sobre la cordillera como sobre los picos de Europa.
Un tramo de reposo prácticamente llano en el que disfruto de las vistas y tomo aire. Comienza el descenso rápido y divertido, abandono la pista principal y me divierte un montón…. Solo por estas bajadas compensa el subir, aunque mientras subo sufro más de lo que quiero… antes de lo que yo quisiera estoy en la Virgen de la cueva y por ende en Infiesto cerrando así el circulo de la ruta.
Han sido unos 47 kilómetros físicamente difíciles por las subidas a la sierra de Ques que no a les Praeres. Técnicamente no presenta mucha dificultad y como anécdota el porteo desde Praeres a Mayau pastor. Buenas bajadas.
Piloña
Frainoquiso
Pista
700 m altura
MAJADA VIFORCOS
Mayáu Pastor
Río de la Marea

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta