Tiempo  7 horas 32 minutos

Coordenadas 6133

Fecha de subida 10 de octubre de 2017

Fecha de realización junio 2017

-
-
1.769 m
866 m
0
15
30
59,04 km

Vista 120 veces, descargada 1 veces

cerca de Rascafría, Madrid (España)

Tomando como base varios track en especial el de Aníbal, hemos realizado esta ruta en 5 etapas que ha resultado no tener prácticamente asfalto, todo tipo de terrenos, buenas pistas, trialeras, senderos divertidos, senderos complejos, pavés, largos y míticos puertos sin grandes pendientes, algún repecho, sol, lluvia, tormentas, granizo, paisajes bonitos con abundantes pinos, robles, encinas, embalses, seres vivos domésticos, caballo, vacas y en libertad como conejos, perdices, venadas, pero….no hemos visto muflones, más que nosotros mismos MUFLONES 2017.
!Me puede el corazón¡. He de decir que no sé si es la etapa más bonita de todas, pero sin duda la que más nos ha divertido y hemos disfrutado como niños.
Teniamos la salida prevista para las 9, el día soleado, desayuno, recogida de bártulos, puesta a punto de las bicis y tomamos el sendero paralelo a la carretera camino del Paular, frente al que nos detenemos. El avispado “conductor” esta apostado para sacar la primera foto de la mañana. Nos pasamos de largo el Puente del Perdón, retornamos al instante. Antes de cruzar el puente un rebaño de cabras negras llama nuestra atención Se inicia el sendero bien marcado y señalizado del GR10, buen firme de tierra compactada y ancho. Dejamos a nuestra izquierda el albergue de lo Batanes y poco más adelante a la derecha, las piscinas naturales de las Presillas. Antes de comenzar la subida un letrero indica la desviación a la Cascada del Purgatorio que desechamos. Varias “Z” por las que ganamos altura de forma continuada por un paraje de bosque de roble que nos lleva a la desviación de la cascada del purgatorio que en esta ocasión 4 “muf” tomamos, el resto continúan por el camino principal.
En descenso por un caminito herboso bajamos hasta el cauce del rio, nos topamos con ganado vacuno y un estrecho puente que cruza el rio. Aquí llega el camino que desechamos abajo. Cruzamos el puente, el camino se convierte en senda bonita técnica que gana altura siguiendo el cauce del rio Aguilón a través de las peñas del Purgatorio, entre árboles, piedras y raíces. Llega un momento que se hace imposible seguir montados, optamos por dejar las bicis y continuar a pie por la garganta del purgatorio, entre dos piedras grande se abre paso a la ventana sobre el rio donde se ve una bonita cascada… (a nosotros no nos parece gran cosa, estamos acostumbrados a caudales mayores y saltos más espectaculares) es más bonito el conjunto del paraje que la propia cascada. Varias fotos y regresamos a buscar las bicis. Hemos de desandar el tramo de senda y el camino herboso a recuperar la altura perdida. Ha merecido la pena esta desviación, si bien, hubiera sido acertado subir al purgatorio por la primera señal y marchar por donde hemos venido al cruce con la principal
Llegados al principal nos reagrupamos y siguiendo las señales del GR 10 no tenemos perdida, buen firme, camino tendido, paraje bonito, a medida que ganamos altura aparecen los pinos. Un refugio encalado blanco ubicado en una gran pradería deja vista sobre las crestas que nos rodean, paraje muy bonito y sugerente, se respira tranquilidad, el cielo azul, algunas nubes que no presagian el desenlace del día. Con paso firme y siempre subiendo sin un desnivel elevado, tras 8 km desde el reencuentro con el principal encontramos al resto de muflones en el refugio de la Morcuera sobre la carretera muy próximos al puerto del mismo nombre, 1 km.
En el refugio esta la furgo, reponemos fuerzas y vemos los restos de una carrera ciclista de cuyo paso han disfrutado nuestros compañeros. El cielo se torna gris y plomizo. La larga subida toca fin tras este kilómetro de asfalto en la señalización del puerto, unas fotos con algún ciclista carretero rezagado y emprendemos la bajada al mirador que hay a poco de comenzar la bajada real. La espectacular vista invita a quedarse un buen rato y poner nombre a todo lo que se ve, pero súbitamente el tiempo ha cambiado, vemos un grupo de 10 o 12 personas en bici de montaña que bajan por donde nosotros pensamos dirigirnos, dejamos que pasen el cierre de palos que se avista antes de ir en su busca. Nos abrigamos, se antoja una larga bajada. Nos vamos con las retinas impregnadas de los tejados en un mar verde y la vista perdida en la infinita meseta sur y el alma en un puño pues comienza a chispear. En el mirador a nuestra derecha se abre el camino que tomamos, se inicia una pista desconchada que se mete en un preciso pinar, al llegar al cierre de madera el chispear se ha convertido en aguacero, la pista se ha humedecido rápidamente, el camino guapo de verdad, sendero estrecho y divertido, se ha complicado un poco con el agua, la bajada pone a prueba frenos y muñecas, tras un recodo guarecidos los biker¨s que iniciaron el descenso antes que nosotros. No nos detenemos, Me divierto de lo lindo un “tobogán-túnel” pone a prueba la pericia de los más decididos…una gozada, unos lo pasan con sobresaliente, otros no llegan, algunos lo andan del ramal, otros se caen y…muf “eléctrico” rompe la patilla del cambio. El diluvio y la avería se han unido….
La única solución factible quitar el cambio acortar la cadena y poner piñón fijo…la teoría cojonuda… la practica con gafas mojadas, bajo un torrente de agua, las manos húmedas, etc. El resultado es que fallaremos en cerrar la cadena de modo correcto. Mientras reparamos caen los primeros granizos, pequeñas bolitas de hielo.
Reparada la avería, continuamos descendiendo disfrutando de una senda húmeda entre pinos, preciosa que sale al camino principal, una buena pista. Mientras esperamos a reunirnos en la unión con la pisa principal caen granizos fuertemente que hacen daño al golpearnos y suenan como un tambor contra los cascos. El muflón “gruñón” cae en este último repecho, se hace daño en la rodilla. Reunidos comienza un largo descenso por buena pista en el que a la bici del muf “eléctrico” se le abre la cadena quedando inutilizada bajo una tormenta de granizos como huevos de codorniz, buscamos cobijo bajo un pino enorme, estamos mojados pero felices salvo por la avería. NO detenemos la marcha, el suelo una alfombra blanca partida por regueros de agua y la marca de nuestras ruedas, lejos de venirnos abajo disfrutamos del bosque de la mojadura que llevamos y del granizo sobre la pista, varias “z” y algún corto repecho que el muflón eléctrico patalea sobre la bici. Me detengo a buscar alternativa al track que llevamos para dar salida al muf “eléctrico”. Veo una alternativa en el GPS …pero dudo, Dios aprieta, pero no ahoga…justo varios jinetes sobre sus corceles se aproximan, preguntados, confirmar la salida a Soto del Real por un camino siempre favorable. Venimos disfrutando de lo lindo dando caña a la bici en un terreno favorable, la mojadura no importa, ni la sentimos, el barro ni lo vemos, volamos sobre el granizo una sensación de libertar y euforia se unen… los muflones nos repartimos, averiados, ahogados y sensatos por la alternativa prudente…la indicada por los jinetes. Eufóricos y disfrutones a todo trapo por la pista blanca de granizo, no damos tregua a la trotona, pisamos el acelerador, descensos y varias rampas dan paso a un nuevo valle, un circo, es una pequeña vuelta, charcos…que es eso...por el medio, el embalse de los Palancares a nuestra derecha. Para ese tiempo los zapatos son barcas sin timonel, van solos. Entramos en Soto del Real en busca de la plaza y de la furgo, estamos pletóricos, exultantes, solo llovizna en la plaza, sobre el escenario escenificamos el estado de ánimo con la bici en alto sobre los brazos estirados marcando la “V” de la victoria sobre un pódium, una imagen evita mil palabras. Damos con la furgo, están tomado algo en un bar. Nos planteamos seguir por el carril bici hasta Colmenar…nos parece una aberración tras este tramo tan divertido. Volvemos a partirnos, nosotros seguiremos por la dehesa de Navalvillar y ellos por el carril bici. Tomamos un blanco caliente con azúcar y canela que al camarero descoloca y varios pinchos para matar el hambre. Es temprano, a pesar del granizo hemos venido espoleados por la diversión. De soto del Real hemos visto la plaza del ayuntamiento, y una persona al preguntarle el nombre de la población nos ha mirado como si fuéramos extraterrestres. Sera que piensa que todos debemos de conocer como mínimo la cárcel…con tanto personaje famosos en la misma.
Nos vamos de Soto de Real por asfalto, enseguida nos adentramos en La Dehesa de Navalvillar, múltiples conejos se cruzan a nuestro paso, próximos al balcón-mirador de la Peña Gorda los conejos se guarecen en sus madrigueras a nuestro paso. A estas alturas de ruta volvemos a estar secos, la pista es buena y todo sirve para avanzar, la dehesa esta guapa, tras un tramo de campo a través desde el mirador, retomamos a la pista pasando junto a los restos de viviendas visigodas que algún desalmado ha roto los carteles informativos. Por último, la pista nos lleva por los estudios cinematográficos en los que podemos ver decorados de algún espagueti westerns entre otros. Dejamos la dehesa, solo nos resta cruzar bajo la autopista y orientarnos desde las afueras de Colmenar para entrar por el coso hacia el hotel el gran chiscón donde ya esperan el resto de muflones.
Tras el cambio de impresiones, una ducha y bajamos a comer algo, para ello pedimos la bebida en el hotel y en la zona de jardín, sobre unas mesas de que disponen tipo pub veraniego tomamos las viandas que aún nos quedan. Esta será la despedida para los valencianos que hoy nos abandonan. Grata su compañía. Concluimos la comida con unos cafés y chupitos antes de decirles hasta el año próximo. Un pequeño himpas y salimos a conocer colmenar, pueblo pindio, visitamos su iglesia, plazas y nos perdemos entre sus calles…es un pueblo un tanto extraño, …. En fin, varias cañas un paseo y regreso al hotel a esperar la hora de la cena.
Tenemos el menú de cena contratado en el hotel. Un menú muy aceptable a buen precio.
El hotel bien todo.
Colmenar Viejo
1014 m
Rascafría
Soto Del Real
Gr 10-1
Camino y Pista
1580 m altura
Parque Regional de la Cuenca Alta Del Manzanares

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta