Tiempo  3 horas 35 minutos

Coordenadas 2405

Fecha de subida 2 de enero de 2016

Fecha de realización enero 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.430 m
996 m
0
8,2
16
32,76 km

Vista 800 veces, descargada 18 veces

cerca de Cogollos Vega, Andalucía (España)

La acequia ‘encantada’ del Fardes
En las laderas de las altas cumbres del parque de Huétor, el agua camina hacia la vega norte de Granada
Desde sierra Harana el agua del río Fardes se separa a través de un centenario canal nazarí y crea un denso bosque autóctono
Por Juan Enrique Gómez y Merche S. Calle / IDEAL y Waste
El agua se ondula de forma intermitente y cíclica con un movimiento más rápido que la corriente. Una pequeña cabeza en forma de flecha emerge tímidamente para sumergirse de inmediato. Es una Natrix natrix, una culebra de agua que busca renacuajos para alimentarse. Sigue el curso del agua que discurre sobre un lecho de piedra, un canal con siete siglos de existencia que aporta la humedad necesaria para mantener uno de los pocos bosques originales de encinas, quejigos, robles, sauces y mimbreras de la sierra de Huétor. La presencia de un reptil de esta especie entre las aguas es un bioindicador de la salud del ecosistema. Significa que tiene la comida que necesita, con escasa presión humana y al abrigo de las inclemencias del tiempo. Aporta un halo de misterio entre las sombras y oscuridad que preside el paraje por el que discurre la acequia del Fardes, la conducción que los nazaríes crearon para captar en la Fuente Grande de sierra Harana, el agua del río del mismo nombre y llevarla hasta el valle de Granada, a la vega norte de la ciudad, para regar y dar de beber a poblaciones como Cogollos Vega y sus alrededores.


La acequia recorre las laderas de una pequeña cordillera que ejerce de frontera entre las sierras de Huétor y Arana (las dos forman parte del parque natural) y donde se encuentra el pico del Majalijar, el más alto de este espacio protegido, con 1.878 metros de altitud. A su paso genera un paisaje vegetal completamente diferente al del resto de estas sierras, donde se ha creado un encinar-quejigal en el que incluso crecen arces, lo que genera un bosque que invita a leyendas y misterios, que en otoño muestra infinidad de colores rojos y amarillos, en primavera es una explosión de verdor, y en verano, es el refugio de decenas de especies animales que buscan sombra y humedad, y donde abundan todo tipo de insectos e invertebrados, donde las mariposas, en pleno mes de agosto, vuelan por centenares. Se arremolinan entre quienes pasan por allí, junto a la acequia, y forman imágenes fácilmente asimilables a leyendas de hadas y duendes alados.
Leyendas
Es terreno abonado para el misterio. Los habituales de la sierra afirman que en las horas del crepúsculo se percibe la imagen de los acequieros árabes que cuidaron el cauce durante décadas, e incluso sonidos que recuerdan los pasos de caballerías, algunas de ellas de los ejércitos moros en sus viajes entre Levante y el Reino de Granada.

La luz filtrada por las encinas, cae sobre los matorrales de Adenocarpus decorticans (rascaviejas), Berberis hispanica (agracejo), Daphne gnidium (torvizco) y decenas de pequeñas plantas que florecen en el estío gracias a la presencia constante de agua.

Las umbrías generan un espacio en el que pueden verse anfibios sobre el pretil de la acequia, rastros de zorros y hurones, donde se oye el canto de mosquiteros, un ave que habita en zonas húmedas e incluso algún ruiseñor, mezclado con aves forestales que acuden en busca de agua, arrendajos, trepadores azules, e incluso rabilargos
Es un paraje de ensueño situado junto al área recreativa más visitada del Parque Natural de la Sierra de Huétor y al que se puede acceder con solo un pequeño esfuerzo, o incluso como excusa para una de las rutas más interesantes de este parque. Parte de la Fuente de los Potros, en el inicio de la carretera hacia Pradonegro. Junto al parque infantil un cartel señala el comienzo, que se realiza por un sendero artificial preparado para personas con movilidad reducida. En la parte más alta de ese camino, está la verdadera vereda que sube en dirección oeste hasta encontrar un recodo vallado que gira la derecha en un ángulo de 90 grados (una parte de la valla suele estar rota para dar acceso a otros puntos, y puede dar lugar a error, por lo que hay que hacer el giro y subir unos escalones de piedra). El camino continúa hacia arriba, muy pendiente, hasta llegar, en menos de 100 metros, a la acequia. Todo cambia, el bosque de repoblación da paso al encinar y la sauceda.

El sendero continúa junto a la acequia, en dirección oeste, como la corriente, con la pequeña pendiente que permite que el agua discurra suavemente. Es poco más de un kilómetro y medio de recorrido paralelo al canal en el que hay que cruzar pequeños puentes de piedra que fueron construidos por pastores y leñadores que acudían a esta zona con su ganado y caballerías, y que sirven también para que pase el agua de los arroyos en tiempos de lluvias y no destrocen la acequia. Junto al camino, a la izquierda, se encuentra la valla del cortijo de las Mimbres.
Al terminar el camino de la acequia hay que bajar por una terrera hasta llegar a otro arroyo que cruza un pequeño puente y que lleva hacia el cortijo de las Chorreras, donde hay una alberca y pista para los helicópteros del Infoca. Este carril termina, tras dos kilómetros, en el que une la fuente de los Potros y la Alfaguara. En esa confluencia, tras pasar varios arroyos, un giro a la izquierda lleva hasta el lugar donde se inició el recorrido de la acequia del Fardes. Habrán sido alrededor de 4,5 kilómetros.





Las altas cumbres del parque
Poco antes de terminar el recorrido, o al inicio si se hace en dirección contraria, desde un gran prado, se divisa la cordillera que limita las sierras de Huétor y Harana, donde se encuentran los picos más altos del parque natural. Un territorio presidido por el Majalijar y en el que se aprecia claramente los ecosistemas vegetales que forman esta sierra. Arriba: vegetación rastrera, y encinas pequeñas por falta de suelo. Más abajo, una franja de encinar y quejigal, y en la base, la vegetación de ribera que favorece el paso de la acequia, además de algunos bosquetes de repoblación de Pinus pinaster. La parada junto al cartel informativo de la cordillera es obligada.

Ver más external

7 comentarios

  • Foto de IUM

    IUM 02-ene-2016

    Primera ruta del año con la lluvia que no nos ha dejado ni un momento, al final hemos conseguido retamar la acequia Fardes desde Las Minas hasta Fuente Grande en Prado Negro. Tramos de la acequia arreglados donde el pedaleo se hace cómodo y a la vez rápido. Por lo demás todo un descubrimiento seguir por la acequia hasta su nacimiento, todo un acierto.

  • Foto de IUM

    IUM 03-ene-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Parajes para el btt hay y muchos en granada pero este es un top 10.
    Con tanta lluvia nos hemos dado un premio final de etapa con una excepcional sopa cogollera.

  • Foto de Antonio Aguilera

    Antonio Aguilera 03-ene-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    No se os puede dejar solos... en el bar.

  • Foto de Antonio Aguilera

    Antonio Aguilera 03-ene-2016

    ¿Que le habéis hecho a Serafín? Como berrea.... https://es.wikiloc.com/rutas-mountain-bike/acequia-de-fardes-ibp-94-02-01-16-bajo-la-lluvia-11838820/photo-7241748

  • Foto de Fernan2g

    Fernan2g 03-ene-2016

    Baaaaaaah baaaaah https://es.wikiloc.com/rutas-mountain-bike/acequia-de-fardes-ibp-94-02-01-16-bajo-la-lluvia-11838820/photo-7241748

  • Foto de Fernan2g

    Fernan2g 03-ene-2016

    Como lo sabes, con tu detector de bares fisher price....

  • Foto de Calandraka

    Calandraka 09-ene-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    A ver si alguna vez os dignáis y me invitáis, Calandrakones

Si quieres, puedes o esta ruta