Tiempo  un día 7 horas 57 minutos

Coordenadas 7092

Fecha de subida 13 de junio de 2016

Fecha de realización junio 2016

-
-
1.046 m
660 m
0
50
99
198,16 km

Vista 855 veces, descargada 20 veces

cerca de Albacete, Castilla-La Mancha (España)

Después de bastante tiempo planeando esta aventura por fin nos decidimos a hacerla. Vamos hasta Albacete con las bicicletas subidas en una furgoneta y nos alojamos en el hotel Sidorme Albacete, justo de donde partiremos nuestra ruta al día siguiente. Nos dirigimos al parque Fiesta del Árbol que está muy cerca del hotel, siendo este parque el lugar de inicio de la Vía Verde.
Al principio la ruta es muy asequible e íbamos disfrutando mucho de las vistas, de lo bien que estaba el sendero, de lo bien está todo señalizado (cruces, zonas de descanso, túneles, restaurantes...), etc.
A medida que vamos avanzando vamos cada vez más contentos e ilusionados ya que la ruta está resultando ser muy bonita y amena.
Es a partir del kilómetro 50 más o menos, justo después de descansar, cuando la cosa se complica, ya que viene una cuesta arriba de muchos kilómetros que la verdad que no da ninguna tregua en ningún momento, y a eso si le sumamos el aire en contra que se levantó, pues la verdad que pasamos un rato un poco más duro, aunque a ser verdad los kilómetros iban cayendo y teníamos cada vez más cerca el objetivo del día.
Cuando finalmente acabamos la Vía Verde nos sentimos orgullosos y con fuerzas de llegar a cualquier sitio, y acto seguido nos pusimos a escalar la gran cuesta hacia el santuario de la Virgen de Cortes, donde nos encontramos con unos ciclistas con los que intercambiamos impresiones y nos pusimos a comer porque ya era la hora.
A continuación nos dirigimos hacia Alcaraz, y una vez que visitamos la plaza ponemos rumbo al siguiente y último pueblo del día, Povedilla. Este último tramo se nos hace un poco duro porque los kilómetros ya van pesando en las piernas y sobre todo en el culo, aunque la satisfacción de ver en el cuentakilómetros de la bici como hemos superado los 100 kilómetros en un día nos hace sacar fuerzas y llegar en Povedilla al Hostal el Jaro, donde nos alojaremos esta noche.
Nos trataron fenomenal en este hostal y pudimos descansar y reponer fuerzas para enfrentarnos al día siguiente a otra etapa de 100 kilómetros.
Para comenzar la mañana tenemos una cuesta arriba que nos vino muy bien para entrar en calor y que no nos afectase el fresquito de la mañana. Llegamos relativamente pronto al primer pueblo, Villanueva de la Fuente, visitamos la plaza y proseguimos hacia Montiel. En los caminos que nos encontramos en este tramo hay zonas privadas de caza y tenemos que hacer malabares para poder atravesarlas sin problemas. Un vez en Montiel visitamos la plaza, el ayuntamiento y paramos en un bar a descansar. A continuación ponemos rumbo hacia Villanueva de los Infantes, y pasamos por caminos muy buenos y divertidos donde disfrutamos enormemente de nuestras bicicletas. Ya en Villanueva de los Infantes hacemos una buena parada para retomar fuerzas y llenar las mochilas y los bidones de agua ya que el siguiente pueblo (San Carlos del Valle) está bastante lejos.
Este tramo también nos gusta bastante y ya vamos notando como nuestra aventura está llegando a su fin ya que San Carlos nos resulta muy familiar de nuestras rutas domingueras. Cuando llegamos a San Carlos hacemos la última parada para comer, beber y descansar para afrontar el último tramo con fuerza.
Este tramo se nos hace un poco duro por los kilómetros acumulados y sobre todo por la irregularidad del camino, que hace que las bicis no rueden correctamente y se haga más complicado avanzar.
Ya vamos notando la adrenalina de conseguir nuestra proeza, nuestra aventura, nuestro sueño; no hacemos más que hablar de lo bien que lo hemos pasado y de lo bien que se nos ha dado todo, y a todo esto... otra vez, si, si, otra vez hemos sobrepasado los 100 kilómetros del cuentakilómetros ¡¡¡increíble!!!, no hay ruta que se nos resista.
Cuando llegamos a casa tenemos un gran recibimiento y a pesar del cansancio estamos muy felices y contentos, ha sido para nosotros una gran experiencia entre padre e hijo, y sin duda ya estamos pensando en la siguiente aventura.
Tenemos que agradecer a la familia el apoyo que nos han dado, que sin duda nos han hecho más fuertes y nos hemos sentido más tranquilos.
Un gran aventura; mejor compañía.

Ver más external

1 comentario

  • Foto de Juanrf

    Juanrf 10-ago-2017

    Hola, muy buena ruta. No hubiese sido mas corta por Villarrobledo? Saludos

Si quieres, puedes o esta ruta