Coordenadas 3783

Fecha de subida 15 de mayo de 2019

Fecha de realización mayo 2019

-
-
1.839 m
1.059 m
0
27
54
107,25 km

Vista 161 veces, descargada 1 veces

cerca de Albarracín, Aragón (España)

Iniciamos nuestra ruta recorriendo las empedradas callejuelas del centro histórico de Albarracín y nada más atravesar las murallas que la protegen, encontramos la primera señalización del GR113 donde nos impresiona ver su distancia total hasta la Presa de Cedillo, nada menos que 1.045 km.

Desde el mismo arco podemos ver cómo trepan las murallas hasta lo alto del cerro y hacia allí nos dirigimos. La subida nos hará entrar en calor enseguida con buenos repechos que hacen que ganemos altura rápidamente.

Conquistada la Torre del Andador en la parte más alta de las murallas, punto álgido del sistema defensivo de Albarracín, merece la pena una breve parada para divisar a vista de pájaro su estratégica ubicación, situada en una colina rodeada por un meandro casi circular que describe el río Guadalaviar.

La ascensión no ha terminado todavía, pues aún nos quedará un buen tramo de subida por el Camino de Valdemarín hasta coronar el cerro donde está situado el repetidor. El paisaje descarnado y estepario es de gran belleza, seguramente castigado por el viento en altitudes superiores a los 1.400 metros.

Superada nuestra primera dificultad montañosa, descendemos a gran velocidad hasta el río Guadalaviar, que seguiremos aguas arriba hasta la localidad de Torres de Albarracín. El paisaje ha ido cambiando y el pinar ha ganado terreno al sabinar. Junto al pueblo y al lado de un puente que cruza el Guadalaviar, se encuentra el área recreativa de la Fuente de la Veguilla, muy arbolada y que proporciona buena sombra.

Tras recorrer las calles de Torres de Albarracín, volvemos a nuestro itinerario para afrontar otra dificultad montañosa, remontando el Barranco de las Fuentes, hasta el Cerro Paja (1.532 m) y el Collado de Calomarde.

Rodaremos por todo el cordal de la Loma del Valle, siempre por encima de los 1.500 metros de altitud, con constantes subidas y bajadas, de no demasiada inclinación pero con sensación de auténtico rompepiernas. Poco más adelante llegaremos al impresionante Cañón del Guadalaviar, cuyos escarpes conforman un espacio único y que divisaremos en altura.

Llegados a la carretera, la cogeremos a la derecha en dirección a Villar del Cobo donde abandonaremos el GR113 para seguir unos kilómetros por carretera hasta Griegos. No importa hacer algo de asfalto cuando el trazado está inmerso en el angosto barranco por el que discurre el río Griegos.

Nada más rebasar la localidad, afrontaremos la subida al punto de mayor altitud de esta jornada para recorrer la Muela de San Juan y sus pistas de esquí de fondo. La Cruz de Santa Bárbara pone fin a esta ascensión y podemos contemplar desde esta posición los campos de dolinas u hoyones como los conocen en la zona, situados entre Griegos y Villar del Cobo. De naturaleza kárstica, al disolverse la roca caliza se forman relieves hundidos que recuerdan al interior de la cumbre de un volcán apagado. Estas depresiones del terreno son ciertamente espectaculares, pudiendo alcanzar centenares de metros de diámetro.

Reanudamos nuestra ruta circundando toda la Muela de San Juan por la pista exterior de esquí de fondo, custodiados por grandes extensiones de pinos albares.
Descendemos por el Barranco de las Avellanas hasta el pueblo abandonado de Villanueva de las Tres Fuentes, antigua pedanía de Orea aunque se encuentra más próxima a Griegos, hoy de propiedad particular. Si estuviera habitado, sería el núcleo de población a mayor altitud de la provincia de Guadalajara (1.500 m), título que ostenta la localidad de Orea (1.497 m). Podemos imaginar el aislamiento y las condiciones de vida que tenían que soportar sus antiguos moradores, con rigurosos inviernos, una temperatura media anual de 6,5 °C, 200 heladas por año con mínimas inferiores a -20°C. Lamentablemente ya ha cumplido más de 45 años en el olvido.

Desde este punto daremos un par de rodeos haciendo unos kilómetros más antes de llegar a Orea. El primero para ir al encuentro del río de la Hoz Seca, hacia el Alto de las Aguas y rodear el Cerro de los Bonetes por el Barranco del Pajarero. Al cruzar el río, vemos que lleva un caudal mayor que el que acostumbrábamos a ver en nuestras rutas de verano. Lo acompañaremos durante un buen trayecto hacia el Camping de Orea. Y en nuestro segundo rodeo, le daremos la vuelta a Peña Rubia y a la Majada del Chiquillo, para bajar a Orea por un entretenido camino.

Salimos de Orea por la carretera en dirección a Checa, que pronto abandonamos a la izquierda por un camino que cruza el río Cabrillas y que se abre paso entre campos de labor, donde habrá que abandonarlo para seguir el GR10, cuya baliza puede pasar desapercibida debido a la vegetación, por lo que en este punto hay que estar atentos.
Nos espera una subida en singletrack con algún tramo técnico y una bajada divertida y serpenteante entre piedras y campos de jaras, siendo un buen aliciente en este recorrido en el que abundan más los caminos y las pistas.

Checa nos llama la atención por sus casas encaladas, sus casonas señoriales y la iglesia con su mirador. También por el paso del Arroyo de la Pedrera que discurre alegre por sus empinadas calles y es salvado por numerosos puentes.

Desde Checa llegaremos a Chequilla por carretera en ligera subida, divisando a lo lejos las grandes rocas silíceas conocidas como Las Quebradas, situadas junto al pueblo. Es una localidad con mucho encanto al estar plenamente integrada en este conjunto de moles rojizas. Las fotos no hacen justicia a la peculiaridad del paisaje y aprovechamos para hacer un breve recorrido entre las piedras.

El tramo final a Peralejos es más llevadero pues lo han asfaltado desde la última vez que lo recorrimos en el año 2006, pero aun así castiga de verdad por su gran porcentaje y por los 100 kilómetros que llevamos en nuestras piernas. Buscamos nuestro ritmo más adecuado y vamos salvando el gran desnivel de estos paredones hasta que por fin lo coronamos para disfrutar de un vertiginoso descenso hasta Peralejos de las Truchas.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta