-
-
406 m
103 m
0
8,3
17
33,28 km

Vista 838 veces, descargada 2 veces

cerca de Aznalcóllar, Andalucía (España)

Aznalcóllar - El Campillo
Aznalcóllar es un municipio español de la provincia de Sevilla, Andalucía, se encuentra situada en el borde meridional de la Sierra Norte, en la ribera del río Guadiamar . En el año 2011 contaba con 6.161 habitantes. Su extensión superficial es de 199 km² y tiene una densidad de 30,97 hab/km².
Sus coordenadas geográficas son 37º31' N, 6º 16' O. Se encuentra situada a una altitud de 155 m y a 36 km de la capital de provincia, Sevilla.

8 comentarios

  • Foto de SUBARU55

    SUBARU55 22-nov-2013

    1. LA PREHISTORIA
    La vida neolítica no esta muy clara; hay pueblos que saben cultivar el terreno, otros al ganado mayor y otros combinan agricultura, pastoreo y minería (unida a Aznalcóllar).

    La historia no es exacta, ya que donde hay un desarrollo minero hay asentamientos humanos para llevar a cabo la explotación minera y desarrollo de caminos y sistemas de comunicación viaria para la comercialización de los minerales. Puede que fuese centro de explotación, tratamiento o distribución, esto se pone de manifiesto por los fragmentos de escoria y el percutor lítico con leve acanaladura encontrado en el yacimiento de Gerena.

    La vida espiritual y rasgos sociales de identifican con los enterramientos y viviendas, ya que en ellos se deduce la evolución de la sociedad. Se ha hallado una necrópolis en Aznalcóllar de la edad del bronce, poblados en cabezos y casas de geometría cuadrada e indicios de un urbanismo incipiente. Sólo se conoce una sepultura por la desviación del río, para la explotación minera.

    La sepultura consta de lajas de pizarra dispuestas cuadrangularmente colocándose los despojos del difunto en su interior y a veces cerámicas lisas, copas y espadas.
    Aquí no se disponía de elementos técnicos como por Ej.: dolmen de Valencina. Fuese centro o no, tenía los medios geográficos para el asentamiento urbano:

    ESTE: Mineral en bruto (plata y cobre).
    SUR: tierras llanas, con pluviosidad superior a la de hoy, esto posibilitaba la agricultura y el ganado.
    OESTE Y NORTE: grandes masas boscosas y agua fluvial purísima, caza, leña y frutos silvestres.
    Posiblemente por el aspecto de sus fosas comunes, se deduce que los habitantes eran familias dedicadas a sus laborea de pervivencia.

  • Foto de SUBARU55

    SUBARU55 22-nov-2013

    Hacia el año 1.700 los enterramientos cambian, ya no se cubrían con piedras, eran cúpulas, corredores, dolménicos de gran tamaño que precedieron a los enterramientos sencillos (galerías y cistas). Con las minas aparecen los primeros metalúrgicos, 2.500 a.C., se ha confirmado un yacimiento de plata, en algún momento tuvieron la tecnología para la extracción y explotación de la misma.

    El hombre prehistórico era coleccionista de piedras, estas las buscaban en el cauce de los ríos, estas eran utilizadas como herramientas de caza, de trabajo (machacadera de mineral), herramientas como martillos-pico de pizarrero con boca puntiaguda; guijarro natural, 20cm de largo pesado, duro y ovalado con un mango.

    Estos dieron lugar a armas y herramientas importante en los comienzos de las técnicas humanas, por ejemplo el hacha, economía de la madera y forestal.
    Se ha encontrado un ídolo oculado, calcáreo, utilizado como afilador del metal del neolítico.

    Se empezó ha trabajar el metal y la cerámica, dándole forma, algunos ejemplos encontrados aquí:

    METAL:
    Anillo de oro de 24 k.
    Cencerro alado.
    Moneda (lastigil, poblado).
    Moneda Ibérica (faldas del castillo).
    Falo Broncíneo (cerca del romano símbolo de la virilidad).
    CERÁMICA:
    Lozas.
    Piezas con 2 tonos ( rojo y ocre), que pertenecían a vasijas, quemadores; piezas repetitivas y de mala calidad.

  • Foto de SUBARU55

    SUBARU55 22-nov-2013

    2. LA ROMANIZACIÓN
    1-Cartago

    La pacífica vida de los turdetanos se ve interrumpida por los cartagineses, en el año 237 a.c.. Estos se defendieron de la invasión, pero no se sabe el lugar exacto donde transcurrió batalla.

    Los púnicos, explotaron la mina para acuñar monedas (shekeles), para la guerra. No se han encontrado ninguna, pero si existe un sello pétreo, de influencia oriental que se asentaría aquí, este servía para firmar contratos como los de ahora. Estos sellos aparecieron antes que la escritura.

    2-Roma

    Es más rica en datos, restos arqueológicos y artísticos. Con la invasión, no se sabe, si los habitantes de Aznalcóllar se aliaron con los romanos para librarse del yugo cartaginés.

    Aznalcóllar fue conquistada violentamente, les interesaban estas tierras por su mineral. Aznalcóllar se destaca por el bandolerismo, acumulando riquezas con el robo, y ello lo hace con el más completo desprecio de todo.

    3-Restos arquitectónicos, arqueológicos y artísticos de época romana

    Las actuales fincas que rodean la villa, eran zonas de recreo o explotación agraria. La población estaba formada por reos y pastores, que vivían en chavolas o barracones para los presos, se dedicaban a sus labores minería, ganadería, agricultura y forestación, más tarde evolucionaría y se dedicaría a la miel. Se han encontrado:

    Zona de las escombreras, monedas.
    Acueducto con 36,5 Km., obra más importante (actualmente desaparecida).
    Mosaicos de pavimento (blanco y negro).
    Columnas de mármol.
    Cortinajes.
    Muebles de dormitorios.

  • Foto de SUBARU55

    SUBARU55 22-nov-2013

    3. INVASIONES BARBARAS
    Estos también explotaron las minas, pero la producción oleícola es el bien más preciado, junto con el aceite ya que el aljarafe estaba sombreada por olivos e higueras. El imperio fue invadido por francos, visigodos, suevos, vándalos, alanos, burgundios, herulos, ostrogodos, beréberes africanos y los partos de Persia.

    Los visigodos se asentaron cerca de donde estaría hoy el Monasterio del Tardón, se trabajaba la minería, orfebrería y metalistería. Se aprovecharían las infraestructuras y las adecuarían a sus necesidades. Muestra una mesa de altar rectangular en el Convento de Retamal. Estos pactarían con los romanos para vivir pagando un tributo, se dedicaban al pastoreo, la agricultura y el mineral.

    Se ha encontrado:

    Capitel de raigambre germánico, en el cortijo de Retamal.
    Dintel de puerta de mármol.

  • Foto de SUBARU55

    SUBARU55 22-nov-2013

    4. ISLÁMICO (VIII-XIII)
    Hay 2 versiones sobre la conquista islámica: Una que fue tomada mediante pacto con los visigodos, los cristianos asumieron el Islam y fueron llamados “muladíes”. Otra es que fue tomada por la fuerza, el primer nombre que recibió la villa fue Hisn (fortaleza), palabra mixta del árabe y castellano Isn al- culiy’at (Colina-isn).

    Se construyeron gran cantidad de molinos para el trigo y el aceite. Se dividía en 4 distritos: Sanlúcar la Mayor, San Juan de Aznalfarache, Aznalcázar y Aznalcóllar. Se pone a Aznalcóllar como cabeza de distrito, sin haber documentos anteriores al S. XIII que lo confirmen.

    Estos nos dejaron:

    Modo de construcción y diseño urbano.
    Itinerarios y vías de comunicación.
    S. IX
    Los habitantes de Tejada hicieron frente a los árabes en el año 844, pero fueron derrotados.

    S. XI
    Cayeron las fortalezas y castillos de Gerena y Aznalcóllar , sin ofrecer resistencia, en el año 1.091.

    S. XII
    Los almohades son dueños del campo de Tejada y todo el aljarafe, entre los años 1146 y 1147.

    Restos encontrados:

    Mango de espejo metálico y de cuchillo.
    Cuenta de collar hispano-árabe.
    Anillo emiral de plata (sVIII).
    Dedal de oro y de espartero.
    Compás de mediación completo, estilo árabe.
    Cucharitas y sondas metálicas.
    3 pesas de plomo.
    Moneda de oro fatimí.
    6 semi-dirham de plata, almohades.
    Monedas fraccionarias en plata del califato.
    Vasija de barro.
    3 lucernas o lamparillas de aceite.

  • Foto de SUBARU55

    SUBARU55 22-nov-2013

    EDAD MEDIA CRISTIANA
    En 1.248 se formalizaba el sitio de Sevilla. (D. Pelayo Pérez Correa, llega a las murallas de la Capital, habiendo reducido las fortalezas avanzadas que la protegían, entre ellas las de Aznalcóllar.

    Restos de esta época:ç

    La Iglesia antigua (Zawiya).
    El Castillo, defensivo.
    Torreón de la Dehesilla.
    Sello de cuello medieval.
    Hebilla de cinturón antropomorfa.
    Arneses y extremos de fundas de cuchillo metálicos.
    SIGLO XVII
    La Guerra de Portugal influyo en la economía y en los hombres de Aznalcóllar.

    Restos:

    La Iglesia antigua (Zawiya).
    Convento del Buen Suceso o Retamal, donde había 2 molinos de pan en la ribera del río Cañaveroso.
    SIGLO XVIII

    Las tropas andaluzas guerreaban en algunas regiones españolas, las poblaciones pequeñas de Andalucía quedaban solas y desprotegidas. Los portugueses aprovechaban para hostigar las sierras onubenses y las más occidentales del reino de Sevilla, incluida Aznalcóllar. El municipio de Aznalcóllar siguió manteniendo su estructura y características básicas descritas en época anterior.

    SIGLO XIX

    Aznalcóllar, lejos de los centros industriales y decisión política seguira sumida en su dinámica agraria y extractiva. Aznalcóllar y la sierra norte no llegaban a lo que se denomina “GRAN INDUSTRIA”, la naturaleza del terreno y las malas comunicaciones impidieron su asentamiento. Hasta mediados de la pasada centuria, sólo existen pequeños talleres en los que trabajaban 4 o 5 obreros, con un maestro.

    Baja producción y cantidades que dependían de las necesidades locales, marcan su producción. Se crearon las primeras hermandades; la cruz de abajo, la Cruz de Arriba y la Vera Cruz.

    El pueblo siempre ha vivido de la mina hasta que esta sufrió un accidente catastrófico en el año 1997, por la rotura de una balsa que contenía lodos tóxicos. Esto provoco numerosos daños al medio ambiente y al pueblo, ya que dejó a mucha gente en paro, pero, poco a poco se ha ido recuperando de aquel accidente, ya que el terreno dañado se ha recuperado creando el Corredor Verde Ecológico del Guadiamar y un polígono industrial que dará vida de nuevo al pueblo.

  • Foto de SUBARU55

    SUBARU55 22-nov-2013

    FUENTE: Acercamiento Histórico Cultural de Aznalcóllar, Antonio Rendón

  • Foto de SUBARU55

    SUBARU55 25-nov-2013

    La Faja pirítica ibérica o Dominio central del la Zona Sudportuguesa es una vasta concetración de sulfuros masivos que se extiende a lo largo de gran parte del sur de la Península Ibérica. Tiene alrededor de 250 km de largo y de 30 a 50 km de ancho, desde Alcácer do Sal (Portugal), al noroeste, a la provincia de Sevilla (España), al sureste.
    Hace 350 millones de años la actividad volcánica que tuvo lugar en esta región dio lugar a ocho depósitos gigantes de sulfuros masivos polimetálicos asociados a los flancos de conos volcánicos en forma de pirita, y también de calcopirita, blenda, galena y casiterita.1
    Desde el siglo VIII a.C. se produjeron en esa zona extracciones mineras pero fueron los romanos los que explotaron con mayor intensidad sus minas. Las minas de São Domingos y Minas de Riotinto supusieron una de las base de la economía en la zona. Si bien en la Edad Media se produce un declive con la Revolución Industrial volvió a intensificarse, sobre todo a partir de finales del siglo XIX cuando decenas de minas explotan principalmente la pirita y la calcopirita. Muchas compañías, como la Rio Tinto Company Limited se convertirían gracias a la faja en algunas de las mayores empresas de Europa. La extracción de azufre siguió siendo muy importante hasta los años 1950 debido a su aplicación en la industria química (fabricación de ácido sulfúrico).
    La Faja pirítica ibérica ha albergado la mayor cantidad de reservas de metales no ferricos del Mundo. Desde hace 5000 años han sido explotadas cerca de 2000 millones de toneladas de mineral y aún quedan 400 millones por explotar.
    En la actualidad la minería de la zona se encuentra en alza con la subida del precio de los metales. Su viabilidad económica depende de la extracción de cobre, zinc, plomo y, en algunos casos, de metales preciosos como oro y plata.

Si quieres, puedes o esta ruta