Tiempo  2 horas 56 minutos

Coordenadas 1502

Fecha de subida 31 de julio de 2016

Fecha de realización julio 2016

-
-
652 m
249 m
0
10
21
41,56 km

Vista 719 veces, descargada 14 veces

cerca de Novillas, Aragón (España)

Esta ruta no es demasiado exigente pero el sol y el viento pueden darle el punto de exigencia necesario para disfrutar de la Bardena. Siempre rodaremos por pistas de arena. Y como siempre, se recomienda no hacerlo en temporada de lluvias.

Comienza la ruta en la carretera Tudela-Ejea de los Caballeros (Na-125), en el Km. 17,3. Encontraremos un mapa informativo y un espacio donde dejar el coche.

Comenzaremos enseguida a subir la primera rampa y ya veremos a lo lejos el Santuario de Sancho Abarca y más cercano el cabezo de El Fraile el que pasaremos de largo. Aunque después del cabezo hay un descenso pronunciado casi todo el camino iremos cuesta arriba en una leve pendiente.

Después de una pequeña ascensión, al descender, nos encontraremos con un cruce de pistas. Hasta ahora hemos ido por el itinerario señalizado. Ahora lo dejaremos y nos internaremos en el Juego de Pelota. Un pequeño desfiladero que merece la pena visitar.

Atravesaremos el desfiladero y comenzará una exigente ascensión, la pista está en buenas condiciones aunque al final es un poco pedregosa.

Rodaremos por pistas en buen estado y atravesaremos un pequeño pinar cuesta abajo, y comenzará la ascensión, por la cuesta de la Cabrera, que nos llevará hasta lo alto de la Plana de la Negra, en la subida podremos ver los pinares de la Caída de la Negra.

La ascensión termina en unos corrales donde coincidiremos de nuevo con una itinerario señalizado. Tampoco lo seguiremos porque tomaremos otras pistas que nos harán ahorrarnos unos kilómetros de rodar en llano.

Finalmente llegaremos a un pequeño parque eólico y, después de rodar por sendas, alcanzaremos las pistas que nos dejarán en lo alto de Sancho Abarca.

El Santuario, un pequeño hotel con bar y un poco más lejos un vértice gedésico, junto con unas cuantas casas comparten la cima. Miradores hacia la Bardena y hacia las Cinco Villas con vistas espectaculares nos harán retardar un poco la vuelta.

El camino de regreso, en cambio, lo haremos por el camino señalizado. Lo que nos hará descender por la Cuesta de la Ollaza. Con fuertes pendientes y algunos tramos pedregosos.

Pasaremos por el cruce de pistas donde apartamos en la ida y seguiremos rodando muy rápido hasta encontrar el punto de partida.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta