Tiempo  5 horas 39 minutos

Coordenadas 2587

Fecha de subida 16 de septiembre de 2014

Fecha de realización septiembre 2014

-
-
920 m
394 m
0
13
27
53,48 km

Vista 1161 veces, descargada 23 veces

cerca de Logroño, La Rioja (España)

13 de Septiembre de 2014

Ruta muy espectacular por el lugar en el que se realiza.Muy difícil a nivel técnico, con muchos tramos no ciclables, incluso un pequeño salto con cuerda.Si bien el año pasado se quedó en el tintero, en esta ocasión, creo que ha sido un acierto la fecha elegida, puesto que realizarla en condiciones de humedad y en mojado, puede ser incluso peligroso.Así que ahora, terminando el verano, es el momento...Una ruta más de aventura, que otra cosa,...sabiendo a priori que nos va a tocar desmontar en varios tramos.

Salimos cuatro bikers desde Logroño, Fran, Isra, Mon y el Muni, tras juntarnos a eso de las ocho en las Gaunas.Pasamos por Lardero y vamos hacia Sorzano, por alguno de los múltiples caminos, que existen, ciclando entre viñas, algún tramo de asfalto, y alguna rampa exigente empedrada a modo de cauce de río.Llegamos hasta Sorzano,....nada reseñable..

Salimos del pueblo, tras haber parado en la fuente a reponer agua y comer algo, por la pista que va hacia Moncalvillo y la Hermedaña.Antes de llegar a la portilla, tras pasar el trozo de piedras más duro, nos desviamos a la izquierda para coger una pista, que se dirige hacia las palomeras, junto a la base de Peña Moya (950 mts).Tras pasar una portilla de ganado, esta pista se introduce en un robledal, donde traza algunos giros, y adquiere bastante dureza,..rampas cortas, pero exigentes... Superados estos repechos llegamos a un collado, justo debajo de Peña Moya.Y empieza la aventura,...

Cambiamos de rumbo trazando un giro a derechas y empieza el descenso.Esta primera parte, es una senda ciclable, pero la cosa dura poco y enseguida empieza a coger inclinaciones más que respetables (al menos para un nivel como el nuestro).En plena cabecera del Barranco del Badén, bajamos como mejor podemos, por supuesto que descabalgados; la resbaladiza senda se precipita sobre el cauce seco y pedregoso, donde la pendiente cede.Este tramo en seco ya plantea cierta dificultad (en mojado puede ser un tobogán, así que no creo que sea lo más acertado).Ojo!!, porque un resbalón aquí, te lleva hasta abajo.Los árboles vienen bien en varias zonas para agarrarse y poder ir bajando.

Avanzamos con mayor o menor habilidad, sobre el lecho del barranco, prácticamente plano.Se puede ciclar a tramos.La humedad es considerable, a medida que nos introducimos entre los bloques de conglomerados, y la vegetación comienza a ser llamativa; especies que parecen salidas de una selva tropical.Las pareces verticales comienzan a aproximarse, sobre el encajonado barranco.Y la relación causa-efecto es inminente; pérdida de recepción de satélites.En el track queda reflejado por una línea recta.(He preferido dejarlo tal cual, y no retocar, puesto que no hay mayor problema,...tan sólo seguir el cauce del río).Esto si que nos obliga a desmontar en varias ocasiones, bajar,...unos arriba, otros abajo,..portear bicicletas, etc..

Llegamos a una zona en la que ya tenemos a la vista el gran arco natural que han formado dos grandes bloques, al quedar apoyado uno sobre el otro.Y aquí llega la parte de mayor dificultad; superar un corte vertical de entre tres y cuatro metros de desnivel.Para ello hay una cuerda anudada, que sirve de ayuda.Ni restos de una escalera de madera que existió antaño.No sin dificultad descendemos, nosotros y las bicis...y pasamos bajo el gran arco de piedra.Espectacular sitio, mágico..

Tras pasar esta zona el camino nos deja ciclar.Pasamos por un estrecho corte entre las pareces verticales, a partir del cual el barranco se abre considerablemente. Un poco más adelante, nos desviamos a la derecha para acceder a la gran grieta, un estrechísimo desfiladero bajo los conglomerados de Peña Rota (876 mts), una zona impresionante, en la que a la luz le cuesta penetrar.Se puede avanzar por el angosto camino, unos 150 o 200 mts, aproximadamente, hasta llegar a la roca vertical.

Salimos de este misterioso lugar, retomando nuestros pasos, y seguimos por terreno ciclable 100%, con alguna zona técnica, que nos lleva hasta unos cerraderos de ganado.Pasamos la cancela y finalmente salimos a la carretera, que tomamos sentido Islallana.

Tras cruzar el río Iregua por un puente, regresamos por los habituales caminos de la vega del rio, haciendo la obligada parada en la fuente de Albelda.De ahí a Alberite, sendita del Iregua, y hasta las Gaunas a echar una birra.

Es una ruta espectacular, aventura cien por cien.Olvidarse del kilometraje, de las medias, y los tiempos,...y disfrutar de un paisaje y un hábitat de carácter tropical, (te puedes aburrir de hacer fotos).Es importante entrar con líquido suficiente a la cabecera del barranco, puesto que es exageradamente húmedo, y no se para de sudar.También decir que en algunas épocas del año es un hervidero de mosquitos y demás insectos; no olvidarse de que en algún tramo la vegetación es un tanto espesa, y algún arañazo te vas a llevar para casa.Aun así y con todo, merece la pena..Un gran día de ruta, de aventura, de barranquismo en mtb, con buena compañía.

Tiempo real en movimiento 4 h 10'

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta