Tiempo  3 horas 57 minutos

Coordenadas 4680

Fecha de subida 1 de enero de 2019

Fecha de realización diciembre 2018

-
-
453 m
82 m
0
18
35
70,22 km

Vista 51 veces, descargada 0 veces

cerca de Paterna, Valencia (España)


___________________________________________________________________________
___________________________________________________________________________


70,25 km
Distancia

3:29:07
Tiempo en movimiento

20,2 km/h
Velocidad media en movimiento

51,3 km/h
Velocidad máxima

787 m
Ganancia de altura

9,9 °C
Temperatura media

3,0 °C
Temperatura mínima

16,0 °C
Temperatura máxima

_______________________________________________________
_______________________________________________________

Historia del hospital

El primer sanatorio antituberculoso de España se abrió en el balneario de Bussot (Alicante) en 1897, estando destinado a las clases acomodadas.

El Dr. Francisco Moliner, a la sazón catedrático de Patología y Clínica Médica de la Universidad de Valencia, preocupado por la falta de atención sanitaria a las clases más humildes y especialmente por las condiciones en que éstas trabajaban, favoreciendo la propagación de la tuberculosis, propuso la creación de granjas-sanatorios en las que se ingresaran a los más pobres y, mediante un tratamiento combinado de helioterapia, dieta, reposo y vigilancia médica, conseguir la recuperación de los afectados por la "peste blanca".

Dicha preocupación vino condicionada siendo el Dr. Moliner presidente de la Comisión de la Cruz Roja de Valencia con motivo de la repatriación del ejército que luchó en la Guerra de Cuba. En el Grao organizó la posta sanitaria que recibía a los soldados enfermos más graves cuando llegaban al puerto. Como eran muchos los que padecían enfermedades pulmonares y venían a morir cerca de sus familias, pensó que un sanatorio donde respirasen aires puros y cálidos, con los convenientes cuidados médicos, arrancaría de la muerte a muchos de estos pacientes.

La idea inicial contemplaba que el sostén económico del proyecto derivase de la financiación mixta proveniente de los fondos públicos y de bonos de suscripción popular. En 1898 arrendó parte del edificio perteneciente a la Cartuja de Porta-Coeli, en la Sierra Calderona (Serra - Valencia), creó un consejo de administración donde estaban representadas las primeras autoridades y eclesiásticas de Valencia y organizó una estudiantina que viajó a Madrid y que fue recibida por la Reina María Cristina. La soberana dio un donativo en metálico para la creación del sanatorio y el 21 de febrero de 1899, tres días después de la visita, firmó un Decreto mediante el cual el sanatorio de Porta-Coeli quedaba bajo su protección y la de su hijo Alfonso XIII. El 3 de marzo del mismo año, por Real Orden, fue declarado institución de beneficencia particular.

Otro de los apoyos más poderosos para el sostenimiento y desarrollo del sanatorio fue la suscripción al céntimo iniciada por un obrero, idea patrocinada por el Doctor Moliner, según recoge Ramiro Reig en el libro "Obrers i ciutadans", y a la cual se suscribieron miles de trabajadores, 14.000 según Moliner, cifra que Reig pone en duda por la dificultad de verificarla.

Así, el Sanatorio de Porta-Coeli, futuro Hospital Dr. Moliner, fue inaugurado el 15 de Julio de 1899 en las dependencias de la antigua Cartuja; que fue necesaria la inversión de 25.000 pts. para acoplar el antiguo convento a las necesidades y dependencias de un sanatorio convirtiéndose en sanatorio benéfico para enfermos tuberculosos, con una capacidad total de 46 camas e ingresando los primeros enfermos, en total 16, la mitad de ellos repatriados y el resto de obreros.

El régimen de los enfermos era especialmente particular: de buena mañana los ingresados tomaban su copa de jerez acompañada de bizcochos y café con leche; pocas horas después tostadas con manteca, y a la hora de la comida, carnes, pescado, puré y otros alimentos. En eso consistía fundamentalmente el tratamiento: abundante comida, mucho sol y aire puro.

El gobierno de la nación lo declaró poco después 'de utilidad pública'. Sin embargo el Dr. Moliner no consiguió que fuese subvencionado por el Estado a pesar de que con esa intención se presentó a Cortes por la circunscripción de Valencia, saliendo elegido como diputado. En 1915 moría D. Francisco Moliner y Nicolás sin haber visto cumplido el sueño de que su sanatorio pasase a ser nacional, con cargo a los presupuestos estatales, pero sus esfuerzos no fueron baldíos ya que en años sucesivos se consolidó el modelo de asistencia por él propuesto.

Hoy, un monumento erigido a su memoria, lo recuerda en la ciudad de Valencia.

El actual Hospital Dr. Moliner fue construido a finales de los años 30, perteneciendo posteriormente al organismo autónomo "Administración Institucional de la Sanidad Nacional" (AISNA), con objetivo asistencial de tratamiento de las Enfermedades del Tórax.

En 1987 fue adscrito al INSALUD (Instituto Nacional de la Salud).

En 1988 se integra a la red pública de los Hospitales del S.V.S. como Hospital con Servicios o Unidades de Asistencia a enfermos de Media y Larga estancia. fte;http://www.moliner.san.gva.es

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta