Tiempo  8 horas 25 minutos

Coordenadas 10990

Fecha de subida 22 de enero de 2017

Fecha de realización enero 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
882 m
18 m
0
29
58
115,3 km

Vista 623 veces, descargada 14 veces

cerca de Paterna, Valencia (España)

115,14 km
Distancia


6:21:27
Tiempo

18,1 km/h
Velocidad media

52,8 km/h
Velocidad máxima

1.715 m
Ganancia de altura

6,0 °C
Temperatura media

1,0 °C
Temperatura mínima

14,0 °C
Temperatura máxima


_____________________________________________________________________
_____________________________________________________________________


La nieve ha llegado a la localidad valenciana de Serra. Puntos emblemáticos como la Font del Llentiscle y el mirador de Rebalsadors lucen un manto blanco de nieve. El municipio de Serra se encuentra a escasos 30 kilómetros de la ciudad de Valencia y la precipitaciones caídas desde mediodía con intensidad en la provincia de Valencia han caído en forma de nieve en las montañas interiores del municipio. Lo mismo ha ocurrido a última hora de la tarde en Chiva, donde ha nevado, a exactamente 30 km de la ciudad.

En el caso de Serra, la Font del Llentiscle se encuentra a 657 metros sobre el nivel mar, mientras que el mirado de Rebalsadors está a 836 metros.

Los copos han hecho acto de presencia ya en la mañana de hoy en localidades como Ibi, Alcoy o Bocairent provocando que dichas localidades quedaran incomunicadas y con la necesaria presencia de maquinarias para que retiraran la nieve.


Localidades del interior de la provincia de Valencia como Ayora, Requena o Andilla han recibido la visita de la nieve con la previsión de que el temporal llene de copos varias localidades más con cotas superiores a los 400 metros. También se han registrado nevadas en municipios del interior como el Collado de Alpuente y Siete Aguas.

En la jornada del viernes la nieve llegaría al interior de Castellón. Por lo que respecta al tráfico, en la A-3 a la altura de Requena es obligatorio el uso de cadenas para circular por la vía, mientras que en la A-23, en Barracas, se ha indicado el nivel rojo.

Nieve en Serra VÍDEO
Los vecinos de la Vall de Gallinera tuvieron que pasar la mayor parte de la mañana de ayer sin luz en sus casas. Según explicó el alcalde, Toni Pardo, se produjeron daños en una de las torres de suministro eléctrico. Un problema que los técnicos estuvieron arreglando a lo largo de la mañana y que dejaron solventado a mediodía.

Pardo confirmó que el temporal produjo, tanto el miércoles como ayer jueves, varios desprendimientos en algunos caminos del término municipal, aunque no afectaron a ningún conductor.

El temporal de nieve dejó paso, ayer a la lluvia, que también provocó el derrumbe de parte de un tejado de una antigua casa de Benialí, aunque tampoco hubo ningún herido.

En cuanto a accidentes de coche, el primer edil indicó que tan solo se registraron varios golpes que sufrieron algunos curiosos que visitaron la Vall de Gallinera para ver la nieve. "La gente que vive aquí sabe que no es conveniente salir con sus vehículos si no es estrictamente necesario", apuntó.

El frío y la nieve obligó a los vecinos de la Vall d'Alcalà a quedarse en sus casas los dos días de temporal. Tan solo unos pocos vecinos decidieron salir para congregarse en uno de los bares del municipio. Allí se encontraban en horario de descanso Jordi y Manolo, dos de los conductores de palas y grúas que han estado trabajando estos dos días para eliminar la nieve de las carreteras de la zona.

Ambos trabajadores, vecinos de Quatrotonda, explicaron que el temporal del miércoles fue mucho más duro que el de ayer. "La nieve nos obligó a trabajar más a fondo el primer día, hoy solo hemos tenido que repasar las carreteras que tenían un poco de hielo", comentaron.

Los dos conductores también tuvieron que ayudar a varias personas que se había salido de la calzada por el estado de la carretera, aunque "no sufrieron daños materiales ni personales", confirmaron.19/01/2017. Fte:Las Provincias

___________________________________________________________________
___________________________________________________________________

La ola de frío y nieve que sacude estos días la Comunitat Valenciana ha alcanzado esta tarde la Serra Calderona, a apenas 30 kilómetros de la ciudad deValencia. La nieve está cuajando a 600 metros de altura en el término de Serra y en las próximas horas la cota de nieve puede bajar a 400.

Enclaves como la Font del Llentiscle o el mirador de Rebalsadors ya se han teñido de blanco como consecuencia de la evolución del temporal desde el sur hacia el norte de la Comunitat.19/01/217Fte:Levante-emv

____________________________________________________________________
____________________________________________________________________

Temporal de nieve en Valencia | La A-3, abierta tras atrapar 20 horas a miles de conductores

Carreteras con nieve en la Comunitat por el temporal de frío
Coches circulando ya por la A-3.
Torres de alta tensión caídas y camiones cruzados complicaron desde ayer por la tarde el acceso de quitanieves a la A-3
La nevada obligó a cerrar la A-3 y un centenar de carreteras más, y dejó la AP-7 como la única conexión entre Valencia y Alicante

La A3, que permanecía cortada desde este jueves por la tarde por la intensa nevada, ha quedado reabierta este viernes para turismos y, más tarde, para camiones en ambos sentidos, por lo que se circula con normalidad, según la última actualización facilitada por el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, quien ha visitado Buñol para comprobar la situación generada por el corte al tráfico de esta vía.

Fuentes de Tráfico han indicado además que se recomienda precaución para circular por esta zona, ya que el temporal todavía no ha concluido en la Comunitat, aunque han precisado que en estos momentos se puede circular con normalidad por dicha carretera.


El delegado ha reconocido que esta pasada noche ha sido "muy complicada y difícil", y se pasó de nivel rojo a negro por tres circunstancias: las "muy fuertes" nevadas, "las más importantes desde hace más de 30 años con más de medio metro de nieve"; tres caídas de postes de alta tensión y la existencia de vehículos pesados atravesados en la carretera.

De hecho, según ha dicho, los coches quedaron atrapados por medio metro de nieve, con situaciones "extremas", en las que las máquinas quitanieves no podían funcionar por lo que se tuvo que ir quitando manualmente con palas por parte de los efectivos que han estado toda la noche trabajando.

A la altura de Buñol, según el delegado, en nueve kilómetros en dirección a Valencia se tuvo que trabajar coche por coche quitando la nieve en un trabajo "muy manual y arduo". Asimismo, los efectivos de la UME repartieron alimentos, ropa de abrigo y mantas, aunque ha admitido que no pudieron llegar a todos los vehículos, por lo que también se activó la ayuda a través del Ayuntamiento de Requena.

En total, han colaborado en estas tareas 230 efectivos entre UME, Guardia Civil de Tráfico, de los grupos de seguridad rural y de carreteras junto con 20 quitanieves. Ahora, la situación mejora porque está lloviendo y es bueno para deshacer nieve.

Así, Moragues ha confirmado que no hay vehículos atrapados hacia Valencia y se espera desbloquear y recuperar los últimos coches atrapados en dirección a Madrid en esta mañana de viernes.

«Sin agua, sin comida, sin información… Quería llorar»
Cruz Roja atiende a más 350 personas atrapadas en la A-3 por la nieve
Una noche entera en el coche

La pasada madrugada cerca de 2.000 personas que se hallaban en los centenares de vehículos que ha quedado atrapados allí han pasado la noche en la autovía. Los conductores han recibido mantas, bebida caliente y bocadillos de parte de la UME y la Cruz Roja, que han trabajado toda la noche en la A-3.

Cruz Roja ha atendido a cerca de 500 personas atrapadas diferentes carreras de la Comunitat Valenciana como consecuencia del temporal de nieve, de las que más de 350 permanecían en la autovía A-3, donde este mediodía sigue cortado el tramo entre Buñol y Requena.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) fue movilizada anoche para intentar abrir paso a los vehículos y repartir mantas y bebidas calientes a las personas que permanecían detenidas dentro de sus vehículos desde hacía horas, labor en la que ha colaborado también la Cruz Roja y la Guardia Civil.

Fuentes de la Dirección General de Tráfico han indicado que también está cortada la A-23, la autovía mudéjar, entre los municipios castellonenses de Barracas y Viver, y la N-232 en Morella (Castellón), donde está cayendo una gran nevada, mientras que en la provincia de Alicante hay que circular con precaución por varias carreteras.

Así se circula por la A-3 tras la reapertura de la vía
Así estaba la situación a las 7 h.
La carretera A-3 continúa cortada este viernes como consecuencia del temporal entre las localidades de Villargordo del Cabriel y Chiva (Valencia), en ambos sentidos, mientras que la A-31 ha reabierto entre Almansa (Albacete) y Albacete pero sigue cortada en Villena (Alicante).

Entre Castellón y Teruel, la A-23 está cortada entre Barracas y Viver (Castellón), la N-232 entre zona de Vallivana y La Pobla de Alcolea. La N-234 continúa cortada desde el límite de Castellón hasta Teruel capital.

Según ha informado la DGT, también en Valencia están cortadas la N-420 en Torrebaja y la N-330 y la N-330A en Casas Altas y Casas Bajas. En la N-330 son necesarias cadenas o neumáticos de inviernos entre Talayuelas hasta Santa Cruz de Moya (Cuenca). La N-344 sigue cortada entre Caudete (Albacete) y Font de la Figuera.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha pedido disculpas a los conductores que han quedado atrapados durante la noche debido a las intensas nevadas caídas en el sureste peninsular, especialmente en la A3 donde todavía no se ha restablecido el tráfico. El titular de Fomento ha atribuido la situación en la autovía que une Madrid y Valencia a situaciones sobrevenidas que se han ido produciendo a lo largo de la noche como el cruce de camiones y la caída de tres torres de alta tensión por el peso de la nieve caída.

El Gobierno amplía el dispositivo en la A-3 ante el corte de tráfico provocado por la nevada
"Las quitanieves no han podido acceder, la situación provocada por el cruce de otros tres camiones y la caída de torres eléctricas han ocasionado problemas muy importantes para poder acceder a los lugares y en ocasiones, esa falta de información a la que se referían los usuarios, era debida a complicaciones sobrevenidas que se fueron produciendo a lo largo de la noche", ha explicado De la Serna en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press.

Las precipitaciones seguirán hoy en la Comunitat
«La nieve rompió los limpiaparabrisas»
«No pude acudir a mi trabajo en Orba»
Según ha explicado el ministro, más de 220 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), del Ministerio de Fomento y de la Guardia Civil de Tráfico trabajan en la zona en unas "condiciones muy complicadas" para tratar de restablecer el tráfico. A lo largo de la noche, según el ministro, "se han producido situaciones muy complejas que cuando parecía que se iba despejando el camino sobrevenían otros acontecimiento que lo impedían".

En cuanto al tráfico ferroviario, De La Serna ha explicado que ha quedado restablecido después de la jornada de ayer en la que se registraron numerosos incidentes.

La ciudad de Castellón ha amanecido con lluvias intensas, acompañadas de tormentas, después de que en las últimas 24 horas se hayan acumulado 107,2 litros por metro cuadrado y que ayer fuera el día más lluvioso de enero desde 1912, según la Agencia Estatal de Meterología (AEMET).

La complicada jornada de ayer

«La situación más adversa todavía está por llegar», apuntaba el miércoles el jefe de Climatología de la delegación valenciana de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), José Ángel Núñez. Y no se equivocaba. Otra nevada, todavía más intensa y acompañada de fuertes vientos, lluvias, granizo y temporal marítimo, hizo ayer estragos en la Comunitat. Más de 1.300 vehículos se vieron atrapados en las carreteras (se llegaron a cortar totalmente más de 90 y otro centenar más era casi impracticable), los vecinos de decenas de municipios apenas pudieron desplazarse (Alcoy, Ibi y Bocairent quedaron totalmente incomunicados durante buena parte del día), se suprimieron las clases para cerca de 80.000 escolares de 67 localidades distintas, y la costa vivió el peor temporal marítimo de los últimos 25 años, con olas de hasta 5,3 metros de altura.

Cortes de luz, caída de ramas, desprendimientos en carreteras, rescates de personas atrapadas en sus coches, atenciones por hipotermia, desplomes de techos y cornisas, y un sinfín de accidentes y alcances de tráfico completan el amplio abanico de incidencias que ayer se registraron en buena parte de la Comunitat, especialmente en la provincia de Alicante y el interior de Valencia, aunque a lo largo del día la nevada comenzó a afectar también a Castellón. El servicio de Emergencias 112 de la Generalitat recibió cerca de 700 llamadas relacionadas con el temporal, y los distintos cuerpos de bomberos y policía tuvieron que acudir a centenares de servicios.

A primera hora de la mañana, las intensas nevadas afectaban sobre todo al entorno del parque natural de la Sierra de Mariola. La intensa nieve y las placas de hielo obligaban a cortar las principales vías de acceso a Alcoy, como también la conexión ferroviaria que une esta localidad con Xàtiva. La entrada y salida de la población hacia Alicante y Valencia quedaron bloqueadas, así como la autovía A-7 a su paso por el municipio. Los juzgados, de nuevo, suspendieron la actividad, al igual que en Ibi, población vecina. Todas las carreteras con acceso a esta localidad también estaban cerradas. El peso de la nieve provocó el desplome del techo de varias naves industriales y la caída de un cable de alta tensión dejó sin suministro eléctrico a la mitad de la población. Las conexiones por carretera de otros municipios de la zona, como Bocairent, Banyeres, Villena o Biar, también sufrieron serios problemas.

El tráfico fue uno de los grandes perjudicados. A las doce del mediodía hasta 33 carreteras del interior norte de Alicante y sur de Valencia estaban cerradas (más de 60 estaban prácticamente impracticables). Incluso las principales autovías (A-31 y A-7) sufrían cortes, por lo que la única conexión vial entre Valencia y Alicante era la autopista AP-7 de la costa. Ya por la tarde, las nevadas se centraban en el interior de Valencia (Utiel, Requena, etc.), por lo que era necesario el uso de cadenas para circular por la autovía A-3 y por buena parte de las carreteras comarcales del interior de la provincia. El tramo entre Buñol y Utiel de esta autovía, incluso, tuvo que ser cortado al tráfico por la intensa nevada a última hora de la tarde de ayer. Al cierre de esta edición, los principales problemas se concentraban en esta vía, en la que centenares de conductores llevaban atrapados más de cinco horas. La delegación de Gobierno, para tratar de paliar la situación, solicitó a Emergencias que distribuyera mantas y comida caliente a los afectados. La caída de un cable de alta tensión en el tramo Siete Aguas-Buñol, a consecuencia del temporal, dificultaba aún más la situación.

A última hora de la noche fueron movilizados efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Guardia Civil de Tráfico (70 agentes) iba poco a poco sacando a los vehículos atrapados. Hasta cinco quitanieves había en la zona para poder despejar la vía y que los coches y camiones atrascados fueran saliendo de la autovía y no pasaran allí la noche.

La nieve había llegado ya hasta Chiva y la Sierra Calderona, a apenas 30 kilómetros de Valencia.

A nivel ferroviario, además de la línea Alcoy-Xàtiva, sufrió cortes la línea que une Tavernes con Cullera y retrasos las conexiones de Valencia con Alicante y Albacete. Por ejemplo, centenares de pasajeros de dos trenes procedentes de Andalucía y Albacete con destino Valencia se quedaron atrapados en Almansa. El primero tuvo una avería y los viajeros fueron reubicados mientras el segundo, el Talgo 00694 procedente de Sevilla, tuvo que parar en Almansa. Este último tenía previsto llegar a Valencia a las cuatro de la tarde.

A última hora de la tarde, Renfe informaba que cinco trenes de la línea de AVE Madrid-Levante, con unos 1.500 pasajeros, estaban detenidos en Albacete por la fuerte nevada, cuatro en las inmediaciones de la capital y otro en un punto de la vía entre las localidades de Villena y Bonete (Albacete). El temporal obligó a la suspensión del tráfico en la línea de Alta Velocidad entre Albacete y Alicante y la línea convencional entre la Encina y Chinchilla. Renfe precisó que ayer se vieron afectados 13 trenes de Larga y Media Distancia que circularon por la vía convencional entre Alicante, Albacete y Valencia, con retrasos entre 60 y 180 minutos. Sobre el servicio de Alta Velocidad Alicante-Albacete-Madrid, se vieron afectados seis trenes con demoras entre 90 y 200 minutos.

Por otra parte, el temporal marítimo obligó a cerrar los puertos de Valencia, Alicante, Sagunto y Gandia. En este último, rompió los cabos de un barco pirata que estaba amarrado en el Passeig del Port. El incidente provocó que la embarcación navegara sin rumbo por el puerto de Gandia. El galeón, de una empresa privada, tuvo que ser rescatado por un remolcador, que lo llevó al muelle donde habitualmente se encuentra amarrado.

Otros problemas salpicaron también al resto de la Comunitat. Cuatro niños que viajaban en un autobús escolar llegaron a Chera con cerca de cinco horas de retraso, después de que el vehículo se quedara atrapado en la CV-395. Otro autobús se salía de la vía en Siete Aguas, mientras que en Villahermosa del Río fueron rescatados seis niños que viajaban en otro autocar atrapado por la nieve. Brigadas de carreteras también rescataron a doce trabajadores incomunicados en la planta de reciclaje de Pino Ramudo (Caudete).

Por otra parte, el granizo, las lluvias y el viento también marcaron la jornada. El pedrisco cayó con intensidad en distintas localidades como Benidorm, Carcaixent, Daimús, Gandia, Cheste o Calp, mientras que se registraron fuertes precipitaciones en las provincias de Alicante y Valencia. En la capital alicantina se superaron los 93 litros por metro cuadrado, mientras que en Xàtiva se rozaron los 80. En el aeropuerto de Manises, por su parte, el viento alcanzó rachas de hasta 78 kilómetros por hora. El temporal también afectó a la planificación deportiva de numerosos clubes e instalaciones. Tanto el Valencia como el Elche suspendieron los entrenamientos vespertinos de la escuela.

El intenso frío hizo que las temperaturas máximas no superasen los 12 grados (en Xàbia), mientras que las mínimas rozaron los 9 grados bajo cero en el interior de Castellón. De hecho, el miércoles, la Comunitat ya había alcanzado un récord en consumo energético diario. Sin embargo, ayer se registraron cortes de luz en más de 10.000 hogares , así como en el hospital Doctor Moliner.20/01/2017.Fte;Las Provincias

1 comentario

  • jordibafer 08-dic-2018

    Una ruta molt xula, i amb neu ja pa flipar

Si quieres, puedes o esta ruta