Descarga

Distancia

40,04 km

Desnivel positivo

373 m

Dificultad técnica

Moderado

Desnivel negativo

372 m

Altitud máxima

756 m

Trailrank

21

Altitud mínima

619 m

Tipo de ruta

Circular

Tiempo

2 horas 36 minutos

Coordenadas

1540

Fecha de subida

15 de junio de 2017

Fecha de realización

junio 2017
Sé el primero en aplaudir
Comparte
-
-
756 m
619 m
40,04 km

Vista 44 veces, descargada 2 veces

cerca de Zamora, Castilla y León (España)

Pues tenía mono por salir aunque hiciera calor porque estaba de bajón (se me debían haber acabado las endorfinas) así que para justificarme busque en internet 'hacer deporte con 35 grados' y me encontré con 20000 páginas en contra y un artículo de Quo en el que se decía que no sólo no era malo sino que era bueno porque acostumbrabas al cuerpo a generar eritropoyetina y patatín y patatán. Y a eso me agarré como un clavo ardiendo (nunca mejor dicho) porque no encontré una excusa mejor. Y lo he pagado caro porque he sufrido mucho mucho. Verdadero agotamiento. Empecé subiendo hacia el alto de la cárcel por la cuesta que normalmente bajo y para mi sorpresa no me resultó demasiado difícil. Acabé el circuito y llegué a Guimaré donde hice una parada para mojarme la cabeza en la fuente. Hacía calor, pero se soportaba. Lo siguiente eran las hoyas de San Julián, y ahí sí que empecé a notar un calor sofocante (sobre todo en las bajadas, porque el aire no se movía ni gota). Tuve que hacer alguna parada a la sombra para descansar y para mojarme la cabeza, aunque tenía que guardar para beber, lógicamente. En ese trozo pensé en volver para casa en cuanto llegara a la carretera de Almaraz, pero una vez pasadas las hoyas me encontré algo mejor y decidí continuar. Lo siguiente era el cordel de Sanabria (en sentido Muelas es más fácil): lo hice sin excesiva dificultad al principio (parando en alguna sombra), pero el último tramo se me hizo bola de verdad. Para terminar quedaba el bosque de Palomares. El calor me seguía castigando, así que tenía que llegar cuanto antes a la Fuente del Caño (km 29). Me mojé varias veces la cabeza y bebí un poco (todavía llevaba agua en la mochila, que aunque estaba como un caldo, sabía que no me haría daño (con la de la fuente no estaba tan seguro...). Entre eso y las sombras de los árboles, el paso por Palomares ayudó a recuperarme bastante. Ya solo quedaba atravesar Valorio y para casa. Llegué agotado y empapado en sudor (y eso que he ido mucho más despacio que en otras ocasiones, el motor no me daba más de sí). He aprendido varias cosas: que el calor agota, que salir en días como hoy es imposible y que la revista Quo no es de fiar, es mucho mejor Muy Interesante...

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta