-
-
939 m
767 m
0
22
44
87,73 km

Vista 150 veces, descargada 4 veces

cerca de Burgos, Castilla y León (España)

5ª etapa de nuestro Camino a Santiago
Salida desde el incomparable marco de la Catedral de Burgos
Allí nos despedimos de nuestro particular "mochilero" que nos traslada los enseres en furgoneta.
Después de pasar por la zona de las universidades, no vimos la flecha y tuvimos que continuar por la carretera hasta Villalbilla donde enlazamos.
Pistas fáciles para rodar con alguna subida asequible y alguna bajada memorable a pesar de la lluvia que nos acompañó aquella mañana.
En Hornillos paramos a desalojar y a cumplir con la tradición de llevar una piedra hasta la Cruz de Ferro, aunque no la trajésemos desde casa. Con la piedra en la mochila, paró junto a nosotros Diego, un muchachote de Burgos que había salido a dar una vuelta por El Camino y que nos acompañó durante bastantes kilómetros.
Después de Hormillos una ligera subida nos lleva a una planicie en la que el agua invade El Camino convirtiéndolo en un barrizal en algunos tramos. Es asequible para las BTT sin alforjas, pero hay que tener cuidado en no irte al suelo en algún charco.
Bajada y nos plantamos en Hontanas, un pueblo perdido que, como tantos otros, se ha recuperado gracias a los peregrinos.
Parada para un pequeño almuerzo y continuamos ruta. El Monasterio de San Antón es una de las paradas obligadas del día, así como Castrojeriz, donde nos quedaron ganas de subir hasta el castillo. Aquí nos despedimos de Diego y nos atrevimos con la subida al alto de Mostelares, repecho de 1 larguísimo kilómetro al 12% en el que tienes que mirar de reojo las pulsaciones para que no se te salga el corazón por la boca.
En el alto, coincidimos con un asturiano del valle de La Felguera que hacía la ruta sólo, en bici, con tienda de campaña y todo lo imaginable. La bajada, al 18% pone a prueba los frenos y las muñecas.
En las cercanías de Frómista salió el sol, lo que hizo más espectacular la entrada junto al Canal de Castilla. Nueva parada para avituallamiento y rehidratación, y un breve pero merecido descanso.
Agradecimos que saliera el sol para afrontar los 21 kms. hasta Carrión. Larguísimas rectas por una pista al lado de la carretera sin apenas vegetación y con pueblos muy distantes entre sí y con poco atractivo, hacen que este tramo se haga eterno, sobre todo si sopla viento en contra.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta