Tiempo  3 horas 3 minutos

Coordenadas 3003

Fecha de subida 17 de abril de 2017

Fecha de realización abril 2017

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.621 m
854 m
0
9,3
19
37,15 km

Vista 2029 veces, descargada 124 veces

cerca de Castiello de Jaca, Aragón (España)

La comarca de la Jacetania es bien conocida por Jaca y sus estaciones de esquí pero lo que mucha gente todavía no sabe es que entre medias y en la margen derecha del rio Aragón surge un territorio antaño habitado hasta que a mediados del pasado siglo el Estado procedió a su expropiación para reforestarlo. Los habitantes de Bescós, Acín, Larrosa y Villanovilla tuvieron que buscar otro lugar para vivir y el valle se llenó de silencios y ausencias. Se creó entonces una Reserva Nacional de Caza y se introdujeron ciervos, contándose hoy probablemente la mayor población de venado de todo el país.

Y de eso va esta ruta. De ciclar por lugares silenciosos y olvidados, por pistas rotas entre bojes y pinares repoblados, visitando iglesias, casas y bancales en ruinas. Deportivamente no será la ruta mas divertida o exigente pero si apreciais la memoria histórica, el atravesar estos lugares y pensar en lo que fueron, lo que son o lo que serían ahora... desde luego que toca la fibra.

Punto de Salida: Castiello de Jaca (Restaurante La Jacetania)

Duración estimada : 3h + paradas.
Nivel Físico / Técnico (1-5): 4/3.
Fuentes: Varias a lo largo de la ruta.
Epoca del año: Todo el año aunque preferible evitar días de mucho calor y las nevadas del invierno.

FOTOS DE LA RUTA: Pincha Aquí…

Podemos aparcar el coche a la entrada de Castiello de Jaca (ver waypoint), viniendo desde Jaca a mano derecha a la altura de El Mesón de Castiello y el Restaurante La Jacetania. Hay espacio de sobra al lado del rio y además podremos tomar cervecita al terminar en la terracita del Mesón, por ejemplo.

Para arrancar nos toca acometer en frio unos rampones nada mas atravesar la N-330 con el objetivo de alcanzar la parte antigua del pueblo. Se trata de un empedrado curioso que asciende serpenteando haciendo uso de alguna pasarela. Todo ello evitando el barranco Esperrocal, bien canalizado, que discurre al lado. Arriba pasamos por la bonita iglesia y con buenas vistas al rio Aragón descendemos un corto tramo por asfalto rodeando despues una urbanización solitaria por la izda.

Cruzamos la N-330 y tomamos otra pista que cruza por un puente la vía del canfranero y poco después el rio Aragón. Es la típica con rodadas de piedra suelta pero bastante cómoda para avanzar. Pica para arriba remontando el rio por la margen derecha y el primer tramo es fresco en umbría. Tras una zeta a derechas, llegamos al cruce con la pista que viene de Villanúa por la izda. Nosotros seguimos hacia la derecha de nuevo y tras un descansillo nos topamos con el Viaducto FFCC (ver waypoint)

Esta construcción espectacular fue construida para la Línea Internacional de FFCC Pau-Canfranc-Zaragoza. Se inauguró el 24 de junio de 1916 y mide 357 metros de largo y 20 de alto. Tiene 28 arcos y todo el tramo en total tiene un trazado en S, situándose el viaducto después de un túnel helicoidal construido para ganar altura antes de encarar el tramo más complejo del trayecto. Ni que decir cabe que fue necesario llevar a cabo esta elegancia de la ingeniería para salvar la orografía compleja del valle. Por último, como curiosidad, decir que la vivienda de los ingenieros tenía una robusta barandilla de piedra en la balconada que reproducía a pequeña escala los 28 arcos del viaducto.

Volviendo a nuestra ruta, ahora toca un tramo favorable remontando el barranco de san Juan y llegaremos a la ermita del mismo nombre, situada a pie de pista aunque normalmente esta cerrada y no se puede visitar. (ver waypoint "Ermita de San Juan")

Después llegará un tramo algo mas exigente remontando varias zetas y en el que el sol empieza a pegar de lo lindo. De repente unos prados nos alertan de las inmediaciones del pueblo abandonado de Cenarbe. En lo alto y a contraluz distinguimos la silueta de la iglesia en ruinas. Tras una curva a derechas, en sombra, aparece la Fuente de Cenarbe a pie de pista (ver waypoint). Bordeamos hacia la izquierda y encontramos el desvío. Nos salimos de la pista por un corredor herboso que retrocede remontando y finalmente llegamos al altozano que ahora no deja de ser un campo verde entre pedruscos con la Iglesia en ruinas al fondo (ver waypoint "Cenarbe (ruinas)")

Como tantos otros pueblos que visitaremos despúes, Cenarbe sufrió las consecuencias de la construcción del embalse de Yesa. De tener casi 200 personas a finales del XIX, pasó a desaparecer oficialmente en 1966. El objetivo, una repoblación forestal forzosa con pino laricio que frenara la erosión de estos valles y la posible colmatación por sedimento del embalse. Me llama la atención que sólo queden en pie los restos en ruinas de la iglesia románica dedicada a San Pedro. Pero es que el resto de las casas se dinamitaron para evitar problemas con el ganado suelto y sobre todo cualquier posible reivindicación posterior de los vecinos respecto a sus propiedades.

Seguimos ascendiendo y cada vez por zona mas abierta. Suponemos que son pastos antiguamente explotados en Cenarbe. Casi ya llegando al cruce arriba nos encontramos con una fuente abrevadero y decidimos parar a refrescarnos y recargar bidones. (ver waypoint "Fuente de Ralat"). Un poco mas adelante llegaremos al cruce, ahora ya por pinar muy bonito, y tomamos la pista de la izquierda que sigue ascendiendo. Enseguida nos encontraremos un cartel a la derecha de "Prohibido el Paso" pero nos adentramos 100 metros hasta la puerta a ver el Muladar de Cenarbe (ver waypoint)

Se encuentra situado en un espacio abierto en una ladera rodeado de pinos frondosos. Esta totalmente vallado y la puerta cerrada como buen espacio acondicionado expresamente para la alimentación de aves rapaces necrófagas. Tiene su lógica ya que en las cercanías hay zonas ganaderas y los cadaveres del ganado eran o son depositados para que las aves los hagan desaparecer de forma natural.

Retrocedemos y volvemos a la pista para girar a la derecha y seguir ascendiendo, ahora ya por camino mucho mas roto, hasta la Punta de la Selva (ver waypoint). Son unos 3 km que luego tendremos que retroceder. Realmente me esperaba mas de este sitio pero aparte de unas vistas estupendas al valle en unos puntos muy concretos (ver waypoint "Vistas Valle del Aragon") no aporta demasiadas cosas mas. Se termina la pista y ya esta. La bajada de retorno al cruce es rota, botosa y con piedra incrustada por todos los lados. Se nota que no pasa casi nadie por aqui.

Continuaremos en dirección Iguacel. Toca un tramo favorable vadeando entre medias el barranco de San Juan hasta el cruce con la pista que lleva a Bescos de la Garcipollera y por la cual podríamos acortar en caso de necesidad. (ver waypoint "Cruce"). Nosotros giramos en redondo a la izquierda y afrontamos un tramo de ascenso suave que lo hacemos con tranquilidad siempre bordeando hacia la derecha hasta ya llegar a la otra vertiente del valle del rio Ijuez. Aqui nos esperan unas zetas también con terreno muy roto y algún tramo de mas pendiente asi que precaución. Es fácil que si bajais a lo burro podais tener alguna averia, pinchazo, etc.

Finalmente abajo llegamos al Vadeo del Rio Ijuez (ver waypoint) pero es realmente sencillo ya que hay un muro o represa de cemento que canaliza muy bien el cauce. Tendremos 3-4 metros de bike pata al otro lado para alcanzar la pista que sube a la izquierda a Iguacel. Tras unos metros subiendo y con porcentaje interesante, llegamos a tener que cruzar el rio de nuevo y esta vez el muro ha sido casi devorado por los guijarros. Apenas hay agua pero observamos la cantidad de material que puede arrastrar el rio en épocas de lluvia, deshielo, etc.

En la otra orilla ya accedemos a los paneles informativos y llegamos a la explanada de la Ermita de la Virgen de Iguacel (ver waypoint).

Aunque se conoce así, realmente es la Iglesia de Santa María de Iguácel (Declarada Bien de Interés Cultural el 13 de Junio de 1990) y es uno de los edificios románicos mejor conservados del Alto Aragón. Fue construida entre los años 1040 y 1050 y en el siglo XIV se la añadió la torre y posteriormente la puerta de estilo Gótico. Podeis leer mucha mas documentación en internet pero aquí solamente añadiré que el paraje es precioso, con mesas para comer y una bonita Fuente de tres caños (ver waypoint) donde de nuevo podreis recargar bidones. En festivos y fechas turisticas suele estar abierta y su interior visitable aunque lo mas importante de ella (talla de la virgen, etc.) se encuentra en el museo diocesano de la catedral de Jaca.

Retrocedemos a la pista y descendemos con el rio a nuestra derecha. Hay que hacerlo con cuidado puesto que suele estar frecuentada por senderistas y algún vehículo que sube. El firme es piedra suelta, típico de la zona. Tras otro vadeo por represa de cemento llegamos al área recreativa de Acin (ver waypoint). Antiguamente había una bonita arboleda pero ya solo queda un prado y el techado donde se sitúan las mesas y los puestos para hacer fuego. Ni los WC al otro lado ni los grifos funcionan ya.

Un poquito mas adelante, arriba a la derecha, veremos la Iglesia de San Juan (en ruinas), o lo que es lo mismo, la iglesia de Acín de la Garcipollera. Decir que aqui ya no me desvié por haber estado en otras muchas ocasiones, pero sí se puede subir a visitarlo andando. Idem serviría para el caso de Bescós de la Garcipollera que veremos mas adelante. Pero volvemos a historias de expropiaciones forzosas, de pueblos fantasma, de sensaciones raras al observar como todo ha sido invadido por la vegetación de manera brutal. Una pena...

Terminamos ya casi todo en bajada hasta el cruce de Villanovilla (ver waypoint). Aquí empieza el asfalto y el pueblo lo podemos ver al otro lado del valle. Podeis visitarlo pero es un pueblo vivo en la actualidad. Su casco urbano fue reservado en propiedad por sus vecinos (cuando hace 50 años el Patrimonio Forestal del Estado adquirió los demás pueblos del valle). Tras unos años de abandono se han rehabilitado las viviendas.

La ultima parada, Bescós de la Garcipollera, también en ruinas por el mismo motivo que el resto de pueblos (ver waypoint). Tampoco paro ya que lo conozco bien. Es curiosa la explotación ganadera que "tapa" casi literalmente al pueblo. Solo quedarán los últimos 3 km por carretera y llegamos de nuevo a Castiello terminando esta emotiva ruta.

Como dije antes, no espereis una ruta destacable en lo deportivo ni muy divertida. Es una ruta para recordar el pasado de estas tierras, para ciclar por lugares silenciosos y olvidados y por tanto es una ruta que a mi personalmente me ha merecido mucho la pena recordar ya que hacía unos años que no pasaba por aqui. Espero que os guste!

5 comentarios

  • Foto de moko15

    moko15 16-ago-2017

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Bonita ruta. Pista en buen estado excepto el descenso a Iguacel bastante rota para mi gusto

  • Foto de David3C

    David3C 17-ago-2017

    Muchas gracias por valorar la ruta, companero. Coincido contigo en lo que comentas de esa bajada. Un saludo!

  • Foto de Globero70

    Globero70 26-oct-2017

    Madre mía, esto es presentar una ruta y lo demás son tonterías. Bien descrita la ruta, fotos preciosas y de regalo un poco de historia. Muchas gracias por este regalo para la comunidad

  • Foto de David3C

    David3C 27-oct-2017

    Gracias por tus comentarios. Es que la ruta es en mi tierra y es normal que me apetezca documentar y exprimir la experiencia al máximo. Un saludo!

  • LauraAZ 22-may-2018

    He realizado esta ruta  verificado  ver detalle


    una ruta muy bonita y completa, pero quizá por mi inexperiencia con esta aplicación me costó seguirla

Si quieres, puedes o esta ruta