• Foto de CENTRE BTT EL VALLE. RUTA 9 (AYORA): 'Los castillos del Valle'
  • Foto de CENTRE BTT EL VALLE. RUTA 9 (AYORA): 'Los castillos del Valle'
  • Foto de CENTRE BTT EL VALLE. RUTA 9 (AYORA): 'Los castillos del Valle'
  • Foto de CENTRE BTT EL VALLE. RUTA 9 (AYORA): 'Los castillos del Valle'
  • Foto de CENTRE BTT EL VALLE. RUTA 9 (AYORA): 'Los castillos del Valle'
  • Foto de CENTRE BTT EL VALLE. RUTA 9 (AYORA): 'Los castillos del Valle'

Coordenadas 1279

Fecha de subida 14 de mayo de 2011

Fecha de realización diciembre 2010

-
-
605 m
342 m
0
8,8
18
35,15 km

Vista 4202 veces, descargada 148 veces

cerca de Ayora, Valencia (España)

La presente travesía tiene por finalidad unir todos los pueblos que conforman el Valle. Denominado en un momento histórico valle de Ayora, según consta en los documentos del siglo XIII, y posteriormente valle de Cofrentes (siglo XV), parece ser que la denominación de valle de Ayora incluía a los seis pueblos de la actual comarca, y la denominación de valle de Cofrentes a todos también, excepto a Ayora. Desde la administración se optó por una denominación de consenso, Valle de Ayora-Cofrentes, y nosotros desde el Centre BTT lo hemos denominado el Valle, con la intención de integrar todas las poblaciones que conforman esta unidad geográfica y cultural, este espacio perfectamente definido a caballo entre Castilla y Valencia. Un paisaje de transición entre llanuras y montañas, cruzado por una gran depresión fluvial que ha sido el eje vertebrador de todos sus pueblos: el río Cautabán, también llamado Reconque y que nace en las cercanías de Ayora por la confluencia de unas ramblas y riachuelos procedentes del macizo del Caroig por el este de los barrancos de Montemayor y la cuesta de Alpera por el oeste. A la altura de Jalance nuestro río de referencia se unirá al Júcar y más tarde, ya casi al final del valle, entrarán las aguas del río Cabriel.

Comenzamos en Ayora, capital de la comarca y finalizaremos en Cofrentes. La Glorieta es nuestro punto de partida, y allí mismo hay un panel indicador del Centre BTT, punto de información imprescindible y que marca el kilómetro cero de la travesía. Ahí se puede ver la totalidad del trazado propuesto y señalizado, junto con los desniveles y el kilometraje a fin de poder hacernos una idea de conjunto y de los lugares por los que pasaremos. En la misma Glorieta hay también unos paneles informativos de una serie de rutas para BTT que fueron señalizadas hace algunos años y que se mantienen marcadas a fin de poder conocer en profundidad el término municipal de Ayora y sus parajes naturales más representativos. Fueron diseñadas también con distintos niveles y nos permiten ampliar nuestras posibilidades excursionistas. Ambas propuestas, la existente y la del Centre BTT el Valle son complementarias.

Desde la Glorieta comienza nuestro periplo siguiendo la calle Valencia hacia el fondo del valle buscando la cabecera del río Cautabán que aquí empieza a tener cierta envergadura. Lecho poco profundo y pendiente suave son las características. Es como una ondulación, como una vaguada en el altiplano a la que nos iremos adentrando golpe de pedal. Van quedando atrás las casas y los últimos chalets, prestando atención a los desvíos convenientemente señalizados e indicados en el rutómetro. Llegamos al río y lo cruzamos por un badén en un paraje bucólico donde el río da vida a un grupo de chopos y olmos. La pista principal está en un primer momento asfaltada, aún con tramos en mal estado, pero perfectamente ciclables. Vamos circulando por las terrazas fluviales y en algunos tramos, observamos perfectamente el castillo de Ayora dominando la población. Casi inmediatamente veremos a nuestra izquierda, según el sentido de la marcha y poco después de haber cambiado de término municipal, los restos del castillo de Palaz. Desde nuestro camino tan sólo vemos la torre del homenaje, que fue la principal estructura defensiva con que contaba este pequeño castillo. En este tramo atravesamos también una zona habitada por ciudadanos de Reino Unido que han adquirido aquí sus terrenos y han construido chalets donde viven su jubilación. Un chalet de gran tamaño es la referencia para girar en ángulo de 90º a nuestra izquierda para atravesar una interesante zona donde podemos ver almeces plantados en los ribazos.

Hacia el kilómetro 6 de nuestra travesía vemos la población de Teresa de Cofrentes. Cruzamos por el centro el casco urbano y siguiendo las indicaciones hacia el Ayuntamiento, la Iglesia y la casa rural nos adentramos en el pueblo. Pasamos por la calle Comandante Gonzálvez y llegamos casi al final del pueblo para ascender por una calle en fuerte pendiente hacia el depósito del agua. Del castillo de Teresa apenas quedan en pie unos lienzos de muralla.

Salimos de Teresa y pronto cruzaremos de nuevo el río. Tras un pequeño tramo de asfalto, salimos a la carretera para seguirla durante unos metros y volver a adentrarnos, al fondo del valle.

Ya nos habremos dado cuenta, que el valle de Ayora-Cofrentes no es un valle cómodo de circular. En general, los pasos fluviales siempre han facilitado la comunicación por sus orillas. Pero en este caso, no es un valle como todos los demás, sino mucho más complejo, y con una cantidad de lomas, barrancos, colinas, terrazas cultivadas, lomas erosionadas y pequeñas muelas aisladas que, junto con el propio río, hacen difícil la circulación. Es quizás en este tramo entre Teresa y Jarafuel, donde el paisaje se muestra más duro, yermo, de una pobreza absoluta.

Unos dos kilómetros antes de llegar a Jarafuel, la humedad de los campos cercanos al río, y el trabajo secular del hombre, convierten los alrededores del pueblo en un vergel donde los almeces adquieren, aferrados a los márgenes, formas humanas. Cruzamos aquí también la población para dirigirnos, en ascenso por una calle perpendicular a la misma iglesia. El casco antiguo de Jarafuel es también, una joya del pasado. Su estructura y la disposición de sus calles estrechas y entrelazadas, evocan otra época. Al final, los restos del castillo del que apenas queda una pared, y lo que fue el patio de armas es ahora un mirador sobre los tejados infinitos de la población.

Bajamos de nuevo al río por un antiguo camino que comunicaba los huertos con el pueblo, para seguir nuestra travesía siguiendo los campos de cultivo hoy abandonados. Seguimos siempre por el camino principal, muy evidente en cuanto al trazado y la dirección, para avanzar hacia Jalance. Vemos Jalance al frente y llegamos al pueblo siguiendo en todo momento, la pista principal. Por la calle Quevedo llegamos a la calle de la iglesia y en descenso, salimos de la población para bajar a las huertas y cruzar la rambla Star.

Del fondo de este vallecillo rodeado de montañas, donde se encuentra un buen ejemplo de cómo eran las huertas del Valle de Cofrentes antes de la construcción de los embalses, salimos en dirección norte siguiendo en ascenso el camino hacia la muela. Cofrentes queda a un tiro de piedra y tan sólo nos queda llegar a él aprovechando los caminos que atraviesan las montañas que nos cierran el paso. Una vez en la parte alta, y atravesando un denso bosque de pino rodeno, llegamos a las cercanías de la fuente del Pilón donde nos encontramos con las marcas de la ruta 6 que baja del Campichuelo. Mientras ella sube, nosotros bajamos, y seguimos las marcas hasta llegar a un depósito de agua al final del camino. Desde aquí, la nueva carretera nos obliga a seguir paralelos a ella y cruzarla por un puente hasta las primeras casas de Cofrentes. El Centre BTT el Valle, justo frente a las casas, marcará el final de esta apasionante travesía por los pueblos y castillos del valle.

1 comentario

  • Foto de rfernandezp

    rfernandezp 25-oct-2013

    En los panfletos informativos consta siempre 100 metros de desnivel acumulado, cosa que parecía imposible viendo el perfil; de todas formas, no todo el mundo lleva gps ni tracks, así que no estaría de más que se corrigiera el error. En cuanto a la ruta, si os sentís en buena forma, acabamos de hacerla este martes 22 de octubre de Ida y Vuelta. La ida desde Cofrentes es mucho más dura que la vuelta. Salen 80 km, ya que a la vuelta evitamos rodear los municipios para no subir de nuevo a los castillos. Ruta completa aunque rompepiernas al ir acumulando constantes repechos y bajadas. Ruta para coger fondo.

Si quieres, puedes o esta ruta