-
-
966 m
376 m
0
6,2
12
24,67 km

Vista 4747 veces, descargada 225 veces

cerca de Cofrentes, Valencia (España)

Ésta es una ruta lineal, con punto de partida y destino distintos, que comienza en Cofrentes y finaliza en Jalance. La idea es que pueda realizarse como travesía y pueda, también enlazarse con los otros itinerarios de la guía. En una primera parte asciende hasta las cercanías del Balneario de Cofrentes, con posibilidad de enlace con la ruta 2, para descender hacia el profundo valle formado por la confluencia de la rambla Star, el río Júcar y el barranco del Agua. En una segunda, parte visitaremos el impresionante cañón del Júcar, un camino de ida y vuelta, por una antigua pista forestal que fue construida con la finalidad de acceder a los túneles y obras del trasvase del embalse del Molinar al salto de Cofrentes (ruta 1). La parte del cañón del Júcar que recorreremos, ofrece una de las vistas más espectaculares de todos nuestros cauces fluviales y de los itinerarios propuestos en esta guía. Habrá que prestar atención a este tramo, tanto por lo expuesto del mismo como por el mal estado del camino.

Partiremos siguiendo las indicaciones de la ruta azul número 4, marcada en la señalización como de nivel medio, pues aunque tenga tan sólo 24 kilómetros, hay que calcular también la vuelta, bien por el mismo sitio, o bien con cualquiera de las alternativas propuestas. Además, el tramo del cañón del Júcar no está exento de cierta dificultad técnica. Tras bajar al río por la calle junto al hotel Torralba y la fuente, seguiremos en una primera parte, paralelos al río Cabriel por el margen izquierdo según el sentido de la marcha, y coincidiremos con las marcas de la ruta número 2 pero en sentido inverso. Este tramo, como ya comentábamos en la descripción de la citada ruta por el camino del Balneario, es una umbría húmeda y boscosa, donde apenas entra el sol debido a su orientación norte, y además el bosque de ribera, en desarrollo lineal, impide en muchas ocasiones que entre la luz, e incluso ver el río. El camino acaba en una casa junto a unos huertos abandonados, pero nosotros nos habremos desviado un poco antes, por una senda de tierra que asciende al Balneario. Remontamos el camino, marcado también como PR, muy atractivo e interesante, y que se puede recorrer en bicicleta, para salir a una casa junto a la carretera que sube al poblado de Hidroeléctrica construido para albergar a los trabajadores del salto de Basta.

Pasamos junto a las casas que ahora pertenecen también al Balneario y dejamos a nuestra derecha el campo de golf hasta llegar a la carretera comarcal que une Cofrentes con Balsa de Ves. La cruzamos
y descendemos rápido a la rambla Star.

Pronto veremos un desvío de tierra que surge a nuestra derecha y bajaremos, con precaución, al fondo de esta depresión formada por el río y la rambla Star. Seguimos por el fondo del valle hasta alcanzar un desvío de tierra, importante, que asciende y recorre a media ladera, el cañón del Júcar. Excavado en la roca, y a tramos en mal estado porque ya no se utiliza, este espectacular camino que va ganando altura, no tiene nada que envidiar a los grandes cañones fluviales de las grandes montañas peninsulares, especialmente de las cordilleras béticas. Este tramo de la ruta es verdaderamente espectacular, grandioso, un camino que parece haber sido trazado más por la naturaleza que por la mano del hombre, como al fondo, el propio cañón del río. El camino, incrustado en la pared de tal manera que a veces parece cincelado por fuerzas sobrenaturales, circula colgado al vacío y ofreciendo una sensacional visión del conjunto en una de las panorámicas más sobrecogedoras de nuestras montañas.

En este tramo, que como decíamos al principio, es de ida y vuelta puesto que no tiene continuidad y los últimos túneles ya se han hundido, hemos de extremar las precauciones sobre todo, por el estado del camino. Las paradas serán continuas para observar el espectáculo que ofrece el río, por lo que habrá que calcular el tiempo para la vuelta. Frente a nosotros en todo momento veremos las paredes calizas que a veces parecerán querernos cerrar el paso, y en la vertiente opuesta del profundo cauce del Júcar veremos, a poco que nos fijemos, la cavidad de la cueva de Don Juan. Toda la sierra que domina nuestro panorama visual es, en realidad, la sierra del Boquerón en sus vertientes que caen al Júcar.

Llegados al final del recorrido, donde los derrumbes nos impiden el paso, volvemos atrás y completamos nuestra visión con un panorama más abierto.

De nuevo en el fondo de la vaguada fluvial, y dejando atrás el cerro que le da su nombre a la rambla y a las casas, seguimos ahora en dirección a Jalance, primero por un camino de tierra que desciende entre olivos y después bordeando los lindes de los huertos de frutales.

Llegamos junto al puntal del Puente y cruzamos el Júcar, pasando por el camino que atraviesa el llano de inundación del río y después pasamos también por encima del barranco del Agua, otro de los afluentes que le aportan al río Júcar sus exiguas aguas. Una vez rebasado el puente, en fuerte ascenso, alcanzamos Jalance por un estrecho collado entre los dos cerros en los que se recuesta la población orientada, como suele ser frecuente, al sureste, garantizándose así la calidez y luminosidad en los fríos días del invierno.

1 comentario

  • Foto de rfernandezp

    rfernandezp 25-oct-2013

    Para romper el carácter lineal de esta ruta, este miércoles 23 de octubre, como hemos estado solo 4 días en Cofrentes y teníamos la intención de hacer el máximo de rutas posible de las 9 que se proponen, hemos hecho una mezcla entre la ruta nº 6 El Campichuelo y la nº4 Los cañones del Jucar. Salió una ruta de 52 km. al alcance de cualquier bttero que esté en mediana-buena forma. Así pues, empezamos la ruta en Casas de Alcance como si fuésemos a hacer la nº 6 y en el km. 22-23, llega el enlace con la nº 4. Fuimos hasta los Cañones del Júcar y volvimos hasta Casas de Alcance sin llegar a Jalance por el camino de ida de la ruta nº 4. Se queda una ruta muy completa y bonita. Almorzar en el mirador de los cañones, con el silencio de la soledad que allí impera mientras recuperas, te sacias, y te da el solete que hemos tenido esta semana es una experiencia que no tiene precio, para todo lo demás, Mastercard!! Jajajaja

Si quieres, puedes o esta ruta