Tiempo en movimiento  3 horas 52 minutos

Tiempo  5 horas 10 minutos

Coordenadas 7324

Fecha de subida 23 de diciembre de 2018

Fecha de realización diciembre 2018

-
-
167 m
12 m
0
12
25
49,09 km

Vista 92 veces, descargada 0 veces

cerca de Barrio Benalúa, Valencia (España)

Ruta clásica de escapada al faro de Santa Pola desde Luceros en Alicante.
Aprovechando el amable invierno alicantino enfilamos el reciente carril bici de salida de la ciudad dirección sur. A la izquierda el mar en calma y el sol bajo de invierno. Poco a poco comienzas a notar esa amplitud térmica típica de esta tierra que se hace más notable en días como este.
Un llaneo cómodo por el carril bici y llegamos al punto más delicado del día. Cruzar la vía del tren de cercanías. Como ya describí en la anterior ruta de Elche, este operación no es complicada si se hace con tranquilidad y oportunidad. Cruzamos la carretera por el paso de cebra con semáforo y en un pequeño recodo en el cambio de sentido levantamos a pulso la bici sobre el quita miedos y, con equilibrio, rapidez y precaución, damos tres zancadas para sortear el balasto de la vía.

Clot del Galvany, km11,95:
Este lugar merece mención especial. Aquí casi todo está prohibido como se puede observar en el cartel que adjunto. No se admite la caza, los perros ni las bicis y por supuesto fumar/ hacer fuego. Parece obvio que, si es un humedal declarado Paraje Natural que alberga un valioso ecosistema de flora, fauna y tal y tal, se prohíba hacer barbacoas, fumar, cazar y dejar que tu perro pase el rato acechando animales en peligro de extinción. Lo que no me explico es el daño que puede hacer un ciclista a una velocidad moderada compartiendo pista con los peatones, sobre todo comparado con la demencial presión urbanística que rodea la zona. Pero eso es otro debate. Yo, como quería verlo, al menos de refilón, he hecho todo lo posible por rodearlo.

Sendero costero hacia Santa Pola:
En dos palabras, "mag nífico". Divertido, un punto exigente y en paralelo al mar.

Paseo marítimo de Santa Pola:
Aquí parece que sin prohibir tanto, peatones y ciclistas conviven en armonía. Ya digo, a diferencia del paseo marítimo del Altet, aquí no he visto ningún cartel de prohibido bicis. Una delicia.

Subida al Faro de Santa Pola:
Salimos de la pista principal y tomamos senderos alternativos más estrechos. Fantásticos. Roca a tope pero con poca piedra suelta y poca o nula inclinación. La bici se maneja muy bien aunque no puedes de dejar de prestar atencion. Las vistas impresionantes.

La guinda del día y para casa
Por último, por falta de tiempo, y consciente de que he dejado atrás muchas bajadas endureras más, recojo los trastos y con la senda que se inicia en el km. 30,6 y enfilo la vuelta a Alicante por otro estupendo carril bici, el del paseo de Los Arenales, que me conduce cómodamente y a salvo del tráfico.

En resumen, una mañana para recordar, que se pasa volando y en la que apenas te das cuenta de que has hecho casi 50 kilómetros.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta