Tiempo  5 horas 43 minutos

Coordenadas 2044

Fecha de subida 1 de mayo de 2016

Fecha de realización abril 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
1.959 m
1.497 m
0
6,0
12
23,96 km

Vista 899 veces, descargada 5 veces

cerca de Barbosa, Santander (Republic of Colombia)

Disfrutar los paisajes, tiene un precio, sentir como el jugo de una naranja recién sustraída de su árbol, asesina la sequía propia, bañarse en las aromáticas brisas de las flores que perturban y no dejan en paz a las malas energías, los malos pensamientos y a la mediocridad, sentir cómo se muere cada intento de enfermedad, de dolencia, de procastinar con la vida, como se va al infierno, cada malestar, y percatarse que con todo ello se debilita la debilidad de cuerpo y alma, mientras extingues la flojera y la tristeza con una sonrisa, todo eso tiene su precio y no todos lo pagan porque creen que es difícil, agotador y los saca de su falsa comodidad.

Ademas de todo ello, paso cerca a la casa de una de las personas más especiales y significativas de mi vida. Mi amiga que al conocerla un día, me enseñó cuan interesante es la vida si se la ve con más profundidad, con más gracia. A pesar que ella ya no vive allí, si habitan mis recuerdos de amistad y aprendizaje, de las letras de Ítalo Calvino o los sueños por cumplir. Angélica, es como la flor en el desierto, pues no pasa desapercibida tanta belleza e inteligencia juntas, me hizo volver y regresé incluso cuando su perro Bruno un día me clavó sus dientes. La veo muy poco pero cada encuentro es significativo y lleno de amistad, cariño y añoranza.

Sentir esta ruta de placa huellas súper inclinadas que algunos al verla, se devuelven antes de intentar o tan si quiera de pensar en conquistarlas, de trocha rebelde cuando el verano la endurece y el invierno la viste de un barro ominipresente, pero adorna por multicolores flores que saludan y atraen las sonoras abejas que nos miran desde lo alto, de caminos descendientes tan angostos y rizados que se cruzan entre mares de caña y espinas que amenazan con pincharte la tranquilidad, que al seguirlos de noche y con lluvia, hacen pensar que nada se hace imposible para la voluntad de avanzar, toda esta tranquilidad y extraña o aburrida paz que se siente cuando después de tan vibrantes vías, no se siente nada en ninguna extremidad, pues debajo nuestro llega el pavimento de la mano de la ruidosa y sucia ciudad.

Recomiendo pagar el precio por toda esta conjunción de sensaciones que llegan con estos caminos de variada superficie a los que cada uno de ellos hacen pensar y pedalear distinto. Son tan relevantes al recuerdo estas rutas, que viéndolas cartográficamente, semejan el perfil de alguien viendo a su horizonte, que se ha hecho muchas veces, a cualquier hora, incluyendo de noche y abrazados por la lluvia, o con el más influyente sol. Hace sentirse vivo este camino
Recomendado solo para rutas en la mañana por seguridad
Cite Santander
Vda Santa Rosa Barbosa
Lajas espectaculares
Vds La Palma
Panorámica de Vélez Santander
Flores
Camino entre cañaduzales

1 comentario

  • Foto de Oscar Upegui

    Oscar Upegui 24-dic-2017

    Una muy bonita ruta, acompañada de buenas fotos y una muy buena Crónica, la cual merece buenas valoraciones.

Si quieres, puedes o esta ruta