• Foto de Comillas - La Hayuela - Cóbreces
  • Foto de Comillas - La Hayuela - Cóbreces
  • Foto de Comillas - La Hayuela - Cóbreces
  • Foto de Comillas - La Hayuela - Cóbreces
  • Foto de Comillas - La Hayuela - Cóbreces
  • Foto de Comillas - La Hayuela - Cóbreces

Tiempo  3 horas 45 minutos

Coordenadas 2289

Fecha de subida 20 de octubre de 2013

Fecha de realización octubre 2013

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
287 m
6 m
0
8,9
18
35,59 km

Vista 3041 veces, descargada 144 veces

cerca de Comillas, Cantabria (España)

Nueva y espectacular jornada de Los Trankilos, que ayer se reunieron para subirse de nuevo a la bici de montaña y replicar la ruta nº 76 de Cantabria en bici: Comillas – La Hayuela – Cóbreces, una ruta de casi 36Km y un IBP del 86.
En esta ocasión los participantes fueron únicamente Marco, en su segunda participación consecutiva (todo un éxito), Fernando, reincorporado de nuevo de sus obligaciones sociales y Sergio como siempre, los cuales quedaron para empezar la ruta a las 10 de la mañana desde Comillas.
Si bien la ruta original empieza en el centro de Comillas, junto al capricho de Gaudí, nosotros decidimos iniciar y finalizar la ruta en el aparcamiento de la playa de Comillas, donde a esa hora se puede aparcar fácilmente, y de esta manera empezamos rodando, aunque solo un poco, antes de coger la primera de las rampas.
Y aún así, ésta nos llegó casi sin calentar, y tiene su miga, más si consideramos que como le da la sombra, estaba llena de musgo y verdín, lo cual la hacía casi imposible de subir, ni siquiera con las cubiertas nuevas recién estrenadas de Marco… no conseguimos coger agarre y tuvimos finalmente que subirla andando.
Una vez arriba, tenemos una de las primeras vistas impresionantes de la jornada, con la Universidad Pontifica de fondo, gracias también al buen tiempo que nos acompañaba, con un día de sur despejado y una temperatura ideal para ir en bici.
A los poco más de 4Km nos encontramos con la segunda de las fuertes pendientes de la jornada, ya que como buena ruta de costa, ésta se caracterizó por sus continuas subidas y bajadas de corta distancia, pero en algunas ocasiones de fuerte pendiente.
Cuando llevamos recorridos unos 8,5Km nos enfrentamos a la ascensión más larga del día, que no llega a los 5Km, y que transcurre por pista entre bosques, donde Marco hizo de liebre y se puso delante a marcar el ritmo…¡dentro de poco no podremos seguirle!
Durante toda la ruta nos encontramos el suelo repleto de castañas recién caídas, como no puede ser menos en esta época del año…y tanto fue el cántaro a la fuente, que al final, cuando ya estábamos a punto de iniciar el descenso, uno de nosotros pinchó...¿Quién podía ser?...Fernando jajajajaja.
Y ahí es cuando Sergio hizo gala de su kit de herramientas y era además el único de los tres que además llevaba una cámara de válvula fina…porque de poco sirve llevar una cámara de repuesto, si esta es de válvula gorda y la llanta es para fina ¿verdad Fernando?
La rueda que se pinchó era encima la que estaba tubelizada, pero claro, si nunca le has hecho un mantenimiento y nunca le has cambiado el líquido, lo más normal es que cuando más lo necesites…esté seco, y ya sabéis que la ley de Murphy siempre se cumple…¡si es que nunca es tarde para aprender algo nuevo!
Pero no hay problema, lo que bien acaba bien está, y Fernando consiguió, no sin poco esfuerzo, separar la cubierta pegada literalmente y ponerle una cámara, y llegar así hasta el final dela ruta.
Después de la parada, con lo que a veces cuesta de nuevo arrancar después de quedarnos fríos, iniciamos un descenso hasta llegar a un descampado donde se debe practicar motocross, para empezar una de las partes del recorrido más imposible a la vez que divertida.
El camino se volvió de tono rojizo, y si bien al principio no suponía problema alguno, en cuanto empezamos a subir por la zona sombría, aquello era arcilla pura compacta y como un pista de hielo, no había manera de ponerse encima de la bici, incluso a veces andando patinábamos sobre esa superficie…
Lo bueno es que la subida de arcilla no era muy larga, sin embargo luego ya si vino lo peor: el camino empezó a volverse pedregoso, y con las ruedas todavía llenas de arcilla, y las piedras que teníamos que ir sorteando, tuvimos que continuar andando durante unos cuantos metros, no demasiados eso sí, pero suficientes también para sufrir algún que otro arañazo por culpa de la espesa vegetación (algunos más que otros, como siempre…).
También tuvimos en alguna ocasión que bajarnos de las bicis y llevarlas a cuestas, porque era tal la cantidad de castañas que había en el suelo, a modo de alfombra, que era imposible atravesarlas sin peligro de volver a pinchar alguno de nosotros, y no era cuestión de tantear de nuevo a la suerte, que cámaras de válvula fina sólo teníamos una, y ya la habíamos gastado…
Esa parte por suerte no duró mucho y pudimos de nuevo subirnos enseguida encima de las bicis, para continuar subiendo, eso sí, apartando todas las telas de araña que se nos cruzaban en el camino, empeñadas en no dejarnos avanzar (todavía debemos tener alguna por encima jajajaja).
Luego ya finalmente, un nuevo y largo descenso hasta llegar a la Playa de Luaña, en Cóbreces, desconocida para todos nosotros…como decía Marco, ¡conociendo Cantabria en bici!
Allí repostamos agua en el bar que hay a pie de la playa y nos tocó subir la última de las fuertes rampas de la jornada de poco más de 1km, para luego ir bordeando la costa, en un ligero descenso, contemplando el extraordinario paisaje y las mansiones de la zona, espectaculares construcciones también con unas vistas envidiables.
Antes de llegar a nuestro destino final, retomamos un pequeño camino de interior, coincidiendo con un tramo del Camino de Santiago, para atravesar el precioso y singular barrio de la Concha, perteneciente al municipio de Ruiloba, precioso y espectacular una vez más.
Finalmente, llegamos a Comillas, donde después de recorrer unos 36km, aprovechamos una de las terrazas para recuperar fuerzas y volver para Santander a cumplir con nuestras obligaciones.
En definitiva, un éxito rotundo de ruta, con un tiempo para ser octubre increíble, con unas vistas espectaculares y una combinación de ruta con subidas, descensos, algún que otro tramo técnico y como siempre, con alguna que otra aventura, que hizo el deleite de los participantes una vez más…
¡Hasta la próxima!

3 comentarios

  • enriquef217 27-ago-2014

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Estupenda ruta. Más fácil en sentido inverso, pues los tramos técnicos en bajada resultarán bastante más ciclables.

  • Foto de joteto

    joteto 01-jul-2016

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Muy bonita la ruta¡

  • Foto de rioja.astur

    rioja.astur 26-ago-2018

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Bonita ruta, en especial por la zona de castaños antes de la Hayuela, a partir 7km y pasada la Hayuela una vez tomada nuevamente la pista.
    Una subida irremediablemente a pie, después de la trialera sobre todo si llueve como hoy.
    Para MTB con bastante pista asfaltada, para mi gusto.

Si quieres, puedes o esta ruta