Tiempo  3 horas 5 minutos

Coordenadas 1972

Fecha de subida 10 de marzo de 2019

Fecha de realización marzo 2019

-
-
281 m
9 m
0
8,1
16
32,25 km

Vista 36 veces, descargada 5 veces

cerca de El Campillo de Rodalquilar, Andalucía (España)

Varias vereas y ramblas arenosas la hacen difícil.
,,,,,
La sierra del Cabo de Gata es la formación volcánica alcalina más importante de la Península; su pico más alto es El Fraile, a 493 metros de altitud, y es la región que posee el clima más árido de toda Europa. Tanto, que nos recuerda otros paisajes desérticos y volcánicos como los de Oriente o el norte de Africa.

Encontraremos playas de arenas blancas por la presencia de arrecifes, hasta casi negras por las cenizas volcánicas sobre aguas transparentes; es sorprendente que aquí exista vida vegetal, pues llueve sólo 140 mm al año y casi no hay agua dulce, apenas la presencia del río Alías y algunos manatiales que surgen en la cala de San Pedro y Las Negras.

Sin embargo, más de mil especies se las ingenian para sobrevivir, como el extraordinario arto blanco, exclusivo de Almería, bosques de palmito que son el símbolo del parque y algunas aromáticas que cubren llanuras y lomadas; también el chumberillo de lobo, la única planta europea que posee adaptaciones similares a las de los cactus.

En la parte sudoeste del Parque hay unas salinas de gran valor ecológico y paisajístico, explotadas comercialmente desde tiempo inmemorial, pero además, son el hogar de miles de aves y una parada en la ruta migratoria del del Mediterráneo occidental entre Europa y África, entre las que se destaca el elegante flamenco rosa, que conviven con un sinnúmero de otros representantes del mundo animal.
,,,,
Flora de Cabo de Gata
Encuadrada en la unidad biogeográfica murciano – almeriense, la comarca de Níjar presenta peculiaridades climáticas (subárido con alta humedad media y elevada evaporación y exposición solar) y edafológicas con suelos y relieve volcánico de escasa fijación, que condicionan la presencia de una débil vegetación capaz de aprovechar la pluviosidad (climatófila) y una vegetación edáfica (que no depende de la lluvia, adaptándose al suelo o a las precipitaciones ocultas para sobrevivir ) de gran variedad y riqueza.
Es un piso de vegetación mediterránea térmica que representa aquí una de las unidades florísticas más peculiares de la Península con numerosas curiosidades, como el palmito (Chamaerops humilis), única palmera autóctona del continente, el lentisco, los arcos y azufaifos (Ziziphus lotus), prodigiosa adaptación al medio

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta