Tiempo en movimiento  3 horas 49 minutos

Tiempo  5 horas 4 minutos

Coordenadas 6300

Fecha de subida 16 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

-
-
293 m
18 m
0
10
21
41,9 km

Vista 54 veces, descargada 2 veces

cerca de Calp, Valencia (España)

Aquí va una nueva entrega de esta peculiar serie de trazados alternativos que unen Calpe con Denia y viceversa. Es de destacar como siempre la belleza de la Marina Alta.
"Alacant, la millor terreta del món" decimos los Alicantinos no sin cierto pesar pues esta afirmación no es del todo veraz. Alicante sería la California de Europa si fueramos capaces de utilizar el talento que parimos en vez de dejarlo escapar. Pero bueno, que se me va la pinza, vamos a la ruta... .
La ruta discurre en su mayor parte por el asfalto de caminos rurales, sin embargo tiene dos puntos calificables de "calvario betetero". A saber:
1º - A partir del km 19 durante 300 metros nos encontramos con un pequeño calvario en el que hay que empujar la bici por entre un estrecho sendero pedregoso poco transitado y a contrapelo (pendiente arriba). ¿Es necesario?. No. Se puede dar un rodeo para evitarlo pero tampoco es tan largo como para romper el trazado natural que había prefijado.
2º - Durante 600 metros a partir del km 26,6, inmersos en la pinada del Rebaldí, rodamos cuesta arriba por una pista forestal que por razones que desconozco (supongo que para evitar el paso de humanos/jabalí in-cívicos) nos topamos con pinos talados a modo de obstáculos anti-coches. Es bastante molesto pues la pendiente y el terreno ya complican el ascenso que va empeorando por momentos hasta que tienes que desmontar y empujar. Tampoco dura mucho y es necesario para enlazar con la pendiente adecuada que nos llevará casi sin esfuerzo hasta el centro de Jávea.
Pero obviamente no todo es malo. Una de mis partes favoritas es un sendero oculto entre los pinos que se inicia en el km.23,6, muy facilón y entretenido. Y por supuesto el sendero que se inicia desde la carretera del Cap de Sant Antoni en el km. 34. A partir de aquí la doble suspensión y la presión de las ruedas (todo lo baja posible) son determinantes. Yo lo he cruzado muchas veces con una 29 rígida y no hay color si llevas una doble 27,5+. ¿Por qué?. Porque es como un lecho de pepinos de piedra incrustados en tierra arcillosa a modo de de adoquinado infernal sólo salvable con una buena flotabilidad.
Por ultimo, unos metros más adelante, hacia el Pueblo Fantasma, descendemos hasta Las Rotas por una pista forestal azotada por los elementos. Lluvia, fuego y viento. Surcada por el desagües naturales y aderezada con pedruscos sueltos. Aquí, además de flotabilidad, necesitas buenos frenos y buenos antebrazos. Es una bajada técnica que pone la guinda a la ruta.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta