Dificultad técnica   Moderado

Tiempo  6 horas 18 minutos

Coordenadas 1386

Fecha de subida 11 de julio de 2016

Fecha de realización julio 2016

-
-
762 m
511 m
0
9,2
18
36,84 km

Vista 1102 veces, descargada 48 veces

cerca de Frías, Castilla y León (España)

Nos llegamos hasta Frías, preciosa ciudad en el Valle de Tobalina en el norte de la provincia de Burgos para hacer una sencilla ruta que resultó muy atractiva. El título de ciudad fue otorgado en 1435 por el rey Juan II.
Aparcamos el coche junto al río Ebro para atravesar el puente romano e iniciar el pedaleo por carretera BU 504 hasta alcanzar la cota del día pasado Leciñana de Tobalina. Atravesaremos varios pueblillos, Hedeso entre ellos donde hay una fuente (Way point) hasta llegar a Pedrosa de Tobalina. El Peñón es parada obligada donde el río Jerea hace una cascada espectacular. Tanto desde la parte superior de la cascada como desde la inferior llama la atención la misma. Varios chorros de agua caen desde más de veinte metros de altura para llegar a una gran poza en la que un buen número de personas se bañan y refrescan. Nosotros hicimos lo propio antes de seguir ruta. Incluso vimos varias persona tirarse desde lo alto de la cascada lo cual requiere atrevimiento sin duda.
Para continuar la marcha hay que atravesar la cascada por su parte superior. Aquí nosostros nos equivocamos intentando ir por la margen derecha del río pero NO hay paso más adelante. Lo correcto es cruzar sobre la cascada y callejear por las callejuelas del pueblo para salir a una pista cerca del cementerio. La pista, en general, está bastante bien aunque hay algún tramo con rodadas profundas. Se pedalea por el margen izquierdo del río junto a campos de trigo y girasoles. Un contraste muy bonito sin duda. La pista termina en una carretera local que se dirige hacia Palazuelos de Cuestarría. Hay que seguirla durante un tramo para salirse por la izquierda a una pista que se adentra en un bosque de pino muy bonito. Es el GR del Camino de Ebro. Resulta un tramo sorprendente. Llegaremos a una presa en el Ebro y saldremos al pueblo de Cillaperlata. La pista se vuelve ancha y cómoda salvo un corto repecho con fuerte pendiente antes de llegar a Quintanaseca. Pero aún falta otra sorpresa. Debemos coger una pista que enseguida se convierte en sendero y por la que no es fácil pedalear. Será cerca de un kilómetro empujando la bici hacia arriba pero con premio final. Apareceremos dando vista a Frías para entrar en la ciudad (Frías es ciudad, la más pequeña de España) y recorrer sus calles para visitar la iglesia de San Vicente Martir, el castillo, asomarse a sus miradores y ver distintos pintores en rincones de la ciudad pintando óleos para un concurso que se celebraba en este domingo y terminar comiendo divinamente en uno de sus restaurantes. Nos queda bajar hasta el coche por sus calles empedradas. Y como fin de fiesta un buen baño en el Río Ebro bajo la mirada del puente romano.
Una excursión que merece la pena realizar. Quizá sea necesario modificar la primera parte para evitar pedalear por carretera pero aún así bonita excursión.
  • Foto de Frías
  • Foto de Frías
  • Foto de Frías
  • Foto de Frías
  • Foto de Frías
  • Foto de Frías
  • Foto de Fuente
  • Foto de Fuente
  • Foto de Fuente
  • Foto de Fuente
  • Foto de Fuente
  • Foto de Fuente
  • Foto de Fuente Peñón
  • Foto de Fuente Peñón
  • Foto de Fuente Peñón
  • Foto de Fuente Peñón
  • Foto de Fuente Peñón
  • Foto de Fuente Peñón

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta