• Foto de Grisuela - Grisuela (MTB Ufones a nuestro aire)
  • Foto de Grisuela - Grisuela (MTB Ufones a nuestro aire)
  • Foto de Grisuela - Grisuela (MTB Ufones a nuestro aire)
  • Foto de Grisuela - Grisuela (MTB Ufones a nuestro aire)
  • Foto de Grisuela - Grisuela (MTB Ufones a nuestro aire)
  • Foto de Grisuela - Grisuela (MTB Ufones a nuestro aire)

Tiempo  4 horas un minuto

Coordenadas 2039

Fecha de subida 8 de diciembre de 2016

Fecha de realización diciembre 2016

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
900 m
676 m
0
11
23
45,26 km

Vista 460 veces, descargada 9 veces

cerca de Grisuela, Castilla y León (España)

Salimos cinco bíkers con los coches cargados de Zamora con una niebla espesísima que no nos abandonó en todo el camino. Teníamos la esperanza de que Aliste no estuviera sumergida en ella, pero no.

El recorrido que realizamos es el mismo que el de la Marcha MTB Ufones, pero con inicio y final en Grisuela y a la que le acortamos unos 7 km (entre Ufones y Matellanes).

Iniciamos la ruta con niebla húmeda y 3 grados de temperatura. El frío se pasó pronto porque enseguida tuvimos que ascender. Las primeras subidas siempre se atragantan pero también es verdad que ayudan a quitar el frío.

Tratar de relatar nuestro recorrido es imposible porque se hacen tantos cambios de dirección y se pasa por tantos lugares parecidos que realmente se crea una cierta confusión de recuerdos. Lo único que podemos concretar es que se transita cerca de Ufones, de Matellanes, de Mellanes y de Fradellos.

Pero sí podemos decir que es una ruta preciosa, en la que se atraviesan bosques de robles con un manto de hojas a su alrededor que impiden ver el suelo.

Que se atraviesan varios arroyuelos de aguas cristalinas que serpentean entre los árboles.

Que continuamente se está ascendiendo y descendiendo, y termina por ser una ruta rompepiernas, pero también es cierto que las rampas son asequibles, en la mayoría de los casos tendidas, y que esas subidas y bajadas gustan.

Que la jara y el bosque bajo están presentes casi siempre. Apenas hay zonas en las que no se encuentre vegetación.

Que los olores también han estado presentes, el olor a la hoja de roble seca y caída y el olor a jara lo invadían todo.

Que también están presentes en muchas zonas del recorrido las paredes artesanas que dividen las propiedades, esas obras maestras populares que llevan en pie decenas y decenas de años y que en esta zona rozan la perfección por el tipo de piedra (lajas) usadas para construirlas.

En fin, que es una ruta que todo aquel al que le guste la bicicleta y la naturaleza debería hacer. Nosotros la repetiremos, a ser posible en primavera, porque si ahora es muy bonita, en esa época y con la luz del sol será lo más de lo más, no nos cabe duda.

Ver más external

1 comentario

  • jesusalaez 27-ene-2019

    Ruta muy asequible pero muy bonita.
    Gracias una vez más por subir la ruta

Si quieres, puedes o esta ruta