Tiempo  3 horas 37 minutos

Coordenadas 2351

Fecha de subida 20 de noviembre de 2016

Fecha de realización noviembre 2016

-
-
1.886 m
776 m
0
8,5
17
33,95 km

Vista 160 veces, descargada 0 veces

cerca de Zubia, Andalucía (España)

El origen de Sierra Nevada
Como consecuencia de la orogenia alpina en el Terciario se levanta este macizo montañoso. Desde entonces, no ha parado de elevarse hasta alcanzar las máximas cumbres peninsulares. Pero la actual morfología es también fruto de los episodios glaciares de finales del Cuaternario. Quizá la huella más evidente de este glaciarismo sea la existencia de medio centenar de lagunas.
El relieve de Sierra Nevada es de formas suaves y cimas poco escarpadas en unas zonas y muy abrupto, dominado por crestas y salientes, en otras. Aquí se localizan los mayores picos de la Península, el Mulhacén (3.479 m) y el Veleta (3.392 m). Su relieve tiene además un extraordinario interés geomorfológico debido a las formas de modelado glacial y periglacial existentes y a la aún activa dinámica periglacial que sigue actuando a partir de los 2.500-2.600 m.
Toda la zona de cumbres muestra las huellas de la erosión glaciar, con valles en forma de U, circos coronados por sierras abruptas y lagunas que ocupan las depresiones. Las formas glaciares que aparecen en Sierra Nevada son muy variadas. Los circos glaciares son relativamente abundantes, encontrándose los más evolucionados en las zonas de altas cumbres y los incipientes en zonas más bajas.

Sierra Nevada es el centro de diversidad vegetal más importante de la región mediterránea occidental con 154 tipos de comunidades vegetales diferentes descritas que van desde los pastizales de alta montaña, hasta los tomillares subdesérticos pasando por enebrales-piornales, tomillares dolomíticos, pinares, robledales, saucedas, encinares, espinares…

De las 2.100 especies de plantas vasculares que se han catalogado hasta ahora en Sierra Nevada (casi el 30% de la flora de la España peninsular), más de 80 son endémicas. Algunas son auténticas joyas botánicas, como la amapola de Sierra Nevada (Papaver laperyrousianum) que habita por encima de los 3.000 m. de altura; ó la más abundante y emblemática Plantago nivalis, la estrella de las nieves con sus hojas en roseta y pilosidad blanquecina. Unas reliquias representativas de condiciones de vida muy hostiles son dos taxones monotípicos, Rothmaleria granatensis, propia de los duros ambientes dolomíticos, y Euzomodendron bourgaeanum, planta termófila que vive en las ramblas semiáridas orientales.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta