Tiempo  4 horas 58 minutos

Coordenadas 3311

Fecha de subida 26 de enero de 2014

Fecha de realización enero 2014

  • Valoración

     
  • Información

     
  • Fácil de seguir

     
  • Entorno

     
-
-
2.168 m
674 m
0
18
36
72,08 km

Vista 664 veces, descargada 10 veces

cerca de Sacromonte, Andalucía (España)

Diapositivas de la marcha:

La subida de Haza Llana, es mucho más larga y completa que cualquier puerto de la Vuelta, es un auténtico coloso, dejando en evidencia a grandes y míticas cimas como el Tourmalet o el Mont Ventoux, y os aseguro que no estoy exagerando nada. El desnivel medio será superior al 12%, muchas de las rampas están entre el 12% y el 15% y alguna tenemos también del 23%, muy cercano a la famosa Cueña les Cabres del Angliru.
Desde Pinos Genil hasta Güéjar el camino es relativamente cómodo, la carretera no esconde grandes dificultades mas allá de algunas rampas de doble dígito aisladas. Media docena de kilómetros de ascenso con algún que otro descansillo que nos van a permitir poner a tono la musculatura de cara a lo que se avecina. Y de lo que se avecina, precisamente, nos vamos a hacer una idea antes de coronar el primer altillo, ya que al otro lado del barranco observamos una carretera que trepa serpenteando a base de herraduras por la ladera… el camino de Haza Llana.
Aunque pretendamos reservar una última corona por si más tarde sobreviene algún desfallecimiento, pronto notaremos cómo por más que pulsamos la maneta del cambio no encontramos ese piñón que nos permitiría rodar con alegría y es que, sin darnos cuenta, hace tiempo que ya hemos engranado el más grande que llevamos.
La carretera se va abriendo camino a base de 15 curvas de herradura, más apretadas en el inicio, y la sensación de ir alcanzando altura sobre el pueblo de Güéjar y el río es rápida y constante gracias a las fuertes pendientes. Sin embargo, hemos de decir que, aunque el trazado es espectacular, el camino de Haza Llana dista mucho de compararse en belleza a la vieja carretera del Hotel del Duque con que mas tarde enlaza.
Un descansillo nos va a permitir hidratarnos y oxigenar la musculatura para afrontar las rampas que se presentan, amenazantes, ante nuestros ojos: pocas veces se situara la pendiente por debajo del 12% durante los próximos 2,5 km.
A unos 2 km. del cruce la carretera deja de serpentear momentáneamente para ascender hacia el cortijo de Haza Llana siguiendo rumbo Este. Verdaderamente hay rectas demoledoras en este punto, aunque la pendiente irá decreciendo de manera casi imperceptible.
Un último par de herraduras nos sirven como referencia para saber que nos hallamos próximos a abandonar el calvario y la visión de la vieja carretera colgada a nuestra diestra será la señal definitiva.
Al girar a la derecha, notaremos el estrechamiento de la calzada y al rodar por ella tendremos la grata sensación de ir dando un paseo en bici por la sierra. No en vano, las rampas son prácticamente la mitad de duras que en el anterior tramo.
Hasta el centro de recepción de visitantes de El Dornajo nos quedan un par de km. en los que nos dejamos embelesar por lo pintoresco de la carretera y por unas esplendidas panorámicas que curva tras curva logran superarse. Después de 17 km. de ascenso y a algo menos de 1.700 m. de altitud llegamos al cruce de El Dornajo: hasta aquí ya podríamos considerar el puerto como de categoría Especial.

Sin embargo, no tenemos la más mínima intención de emprender el descenso desde aquí. La carretera que sube a nuestra izquierda resulta de sobra atractiva para que nos apetezca seguir devorando metros con nuestros velocípedos.
Pronto pasamos junto al cartel que indica los 1.750 m. de altitud y una nueva paella, que irá seguida de otras seis casi consecutivas, vendrá a dar continuidad a la sucesión de herraduras anterior.
Por momentos clarea el pinar que nos viene cubriendo prácticamente desde que abandonamos el camino de Haza Llana, lo que nos permite distinguir al otro lado del valle -cada vez mas profundo, por otra parte- el trazado rectilíneo de la carretera que asciende hasta el durísimo collado del Alguacil, cuyo inicio es compartido con el del ascenso que estamos llevando a cabo.
Esta carretera de las Sabinas es de sobra conocida por los cicloturistas que afrontan el ascenso hasta el Veleta, pues se trata de la misma que casi todos escogen para llegar al Picacho. De hecho, a partir del último cruce hacia Pradollano, no existe otra opción asfaltada para hacer camino hasta la cima granadina.
Aunque las pendientes de doble digito no serán frecuentes, hay que tener en cuenta que la media se sitúa constante en torno al 7 %, cifra nada desdeñable a tenor del esfuerzo llevado acabo para llegar a este punto.
Por si fuera poco, hemos sobrepasado los 1.800 m. de altitud y muy pronto superaremos los 2.000, por lo que al esfuerzo habitual de ascender un puerto, habrá que añadir la correspondiente deuda de oxígeno que supone rodar tan cerca del cielo.
Después de las herraduras, encontraremos un tramo bastante abierto en cuanto a vegetación. Nuestros ojos aprovechan para despeñarse barranco abajo buscando la Vega granadina.
El cartel que nos anuncia los 2.000 m. de altitud viene seguido de una doble curva de herradura, a izquierda y derecha respectivamente, que nos permite ver por dónde continúa el trazado de la carretera. Algo más arriba, otras tres se van a enlazar para elevarnos prácticamente a los 2.173 m. en que se corona el Collado de las Sabinas.
La bajada la hacemos por la carretera principal.

Ver más external

Este centro supone una oportunidad diferente de conocer un espacio natural. El visitante, llevado de la mano de personajes ilustres, científicos y viajeros románticos, podrá realizar un viaje histórico por estas misteriosas tierras para conocer la riqueza de su patrimonio natural y cultural. Además, se muestra como Sierra Nevada se considera un santuario de biodiversidad de importancia mundial por albergar gran número de especies exclusivas. Un recorrido etnográfico por los aprovechamientos tradicionales como la agricultura, la minería, los usos medicinales de las aguas minerales y termales o la fabricación de neveros son temas de la exposición. Además, se trata el impulso turístico que fue para la zona la construcción a principios del siglo XIX del primer tranvía que atravesaba estas montañas y finalizaba su ruta en un gran hotel. Pero El Dornajo también mira hacia el exterior, invitando a la realización del sendero circular más largo de la Península conocido como Sulayr y que recorre estas sierras desde Granada hasta Almería. Otra opción es acercarse al mirador y el jardín botánico La Cortijuela.
En 2013 la habitaban 237 818 personas,4 498.365 contando el área metropolitana.5 Los barrios que posee son muy diferentes entre sí, en parte por la continuada inmigración acaecida hasta la década de 1990; los más importantes son el Zaidín, el Albaicín, el Sacromonte, el Realejo, La Chana, Almanjáyar y la Cartuja. Fue capital del Reino Zirí de Granada, durante el siglo XI, y del Reino Nazarí de Granada entre los siglos XIII y XV. Tras la toma de la ciudad por los Reyes Católicos, se mantuvo como capital del Reino castellano de Granada, que ya era una simple jurisdicción territorial y que se mantuvo hasta 1833, momento en que se produjo una nueva división provincial en España, todavía vigente. Su escudo municipal ostenta los títulos de «Muy noble, muy leal, nombrada, grande, celebérrima y heroica ciudad de Granada». Granada constituye un núcleo receptor de turismo, debido a sus monumentos y a la cercanía de su estación de esquí profesional, así como a la zona histórica conocida como La Alpujarra y también a la parte de la costa granadina conocida como Costa Tropical. De entre sus construcciones históricas, la Alhambra es una de las más importantes del país, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984, junto con el jardín del Generalife y el Albaicín. Su catedral está considerada como la primera iglesia renacentista de España.6
El ayuntamiento güejareño está formado por los núcleos de Güéjar Sierra, Canales y Padules. Su término municipal —el más extenso de la comarca veguera— se sitúa al noroeste de Sierra Nevada a 1.100 metros de altitud, muy cerca de la estación de esquí. Alberga las cumbres del pico Veleta y el Mulhacén, techo de la península Ibérica, que comparte con Capileira y Trevélez, convirtiendo a estos tres municipios en los más altos de la Península, y segundos de España tras La Orotava. Gran parte de su término lo ocupan el Parque Nacional de Sierra Nevada y el Parque Natural del mismo nombre. También cabe destacar que en Güéjar Sierra nacen los ríos Genil, Guarnón y Real, entre otros.
La subida de Haza Llana, es mucho más larga y completa que cualquier puerto de la Vuelta, es un auténtico coloso, dejando en evidencia a grandes y míticas cimas como el Tourmalet o el Mont Ventoux, y os aseguro que no estoy exagerando nada. El desnivel medio será superior al 12%, muchas de las rampas están entre el 12% y el 15% y alguna tenemos también del 23%, muy cercano a la famosa Cueña les Cabres del Angliru.
Cruce donde elegimos seguir hacia la Hoya de la Mora y Veleta o bajamos hacia Prado llano
El municipio pinero comprende los núcleos de Pinos Genil y Los Pinillos. Por su término municipal discurre el río Genil. Antiguamente existía una línea de tranvía que partía de Granada y llegaba hasta el Barranco de San Juan, un paraje de Güéjar Sierra en Sierra Nevada. Dicho tranvía tenía paradas en distintos pueblos durante su recorrido, entre ellos en Pinos Genil. Hoy en día parte de ese recorrido se puede hacer andando, pasando por parajes preciosos junto al río Genil.
Orientado exclusivamente a la práctica del esquí y el aprovechamiento turístico, casi la totalidad de los edificios e instalaciones que lo componen se dedican a este fin. La población fija se compone principalmente de trabajadores ligados a la estación. Los hoteles y edificios de apartamentos que componen Pradollano tienen un cierto estilo común, dominado por las formas rectas, el uso de la madera y los tejados a dos aguas de pizarra. Muchos de los primeros edificios que conservan este estilo fueron realizados por el mismo arquitecto, Jesús del Valle. Numerosos edificios, en especial los más cercanos a las plazas de la estación, disponen de bajos comerciales normalmente dedicados a los esquiadores, como alquiler y venta de material deportivo o restaurantes. Algunos de estos comercios se ubican en galerías cubiertas, que protegen del clima de alta montaña. Además de los edificios dedicados a alojamiento, están los dedicados a servicios de la estación: clínicas, guarderías, oficinas, escuelas de esquí... El único edificio construido para uso de los habitantes de Pradollano es el colegio público, llamado CEIP Esquí-Escuela.6 En la zona más alta, a 2.320 msnm, existe un Centro de Alto Rendimiento Deportivo (CARD) de 22.000 m2 de superficie diseñado para facilitar el entrenamiento de deportistas de élite a grandes alturas.7 Aún a más altitud y algo alejado del resto del núcleo se encuentra la «Hoya de la Mora», donde se sitúan un albergue universitario, un cuartel de alta montaña perteneciente al Ejército y el Jardín Botánico Universitario de Sierra Nevada

2 comentarios

  • Foto de Fernan2g

    Fernan2g 22-mar-2014

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Los dos puertos son de profesionales, un gran reto para esta gran ciudad. Enhorabuena

  • Foto de blincacequias

    blincacequias 17-jun-2014

    He realizado esta ruta  ver detalle

    Haza Llana, dura como ella sola. Seguro que ya no quieren subir mas por aqui la vuelta

Si quieres, puedes o esta ruta