Tiempo  4 horas 6 minutos

Coordenadas 1039

Fecha de subida 18 de marzo de 2017

Fecha de realización marzo 2017

-
-
661 m
570 m
0
12
24
48,08 km

Vista 459 veces, descargada 16 veces

cerca de Miguelturra, Castilla-La Mancha (España)

Ruta de exploración por un paraje precioso muy cercano a Ciudad Real, pero a la vez casi desconocido por ser poco accesible. Se trata del tramo del Jabalón que discurre entre la carretera de Ciudad Real a Puertollano (N-420), y la desembocadura del Jabalón en el Guadiana que yo he dado en llamar "Hoces del Jabalón". Es un tramo de unos 9,5 Km que hemos seguido siempre por el margen derecho del Jabalón, alternando barbechos, siembras, algún sendero y/o camino apenas marcado y zonas de pradera con hierba de apenas unos centimetros, que nos ha permitido rodar mas o menos bien. Casi todo el recorrido hemos ido pegados al rio, pero en algún tramo nos hemos tenido que separar un poco del cauce y coger altura, ya que no existia otro paso.

Comenzamos la ruta en Miguelturra, siguiendo las vías del tren convencional y del AVE hasta llegar al Jabalón, cruzamos bajo los puentes ambas vías y retrocedemos ligeramente hasta las Casas de Valdarachas, donde cogemos el camino de Moledores, cruzamos la autovia A-41 por el puente y seguimos hasta llegar a la altura de la N-420. Seguimos el camino que discurre paralelo a esta durante unos metros hasta pasar la finca Torrecilla. Nada mas pasar la finca nos desviamos a la derecha por un camino muy poco marcado que nos lleva a un paso bajo la N-420. Recuerdo haber pasado en bastantes ocasiones este paso y siempre estaba abierto, sin embargo en esta ocasión había una cadena con candado a un lado y una valla ganadera atada con cuerda al otro. Aún así hemos pasado y continuamos con la ruta que teníamos marcada. Comenzamos una subida corta, pero bastante exigente, que nos lleva a una loma desde la que se ve a nuestra izquierda la carretera y el Jabalón, que en este tramo discurren en paralelo antes de cruzarse. Descendemos la loma por la derecha para bajar de nuevo al rio cuando ya se ha cruzado con la N-420, circulamos durante unos metros por el camino, para abandonarlo cuando este comienza a separarse para subir hacia Cabeza Segura. En este punto dejamos el camino y comenzamos nuestro tramo de exploración. El inicio es bastante pedregoso, para cruzar luego una zona de barbecho por la que a duras penas avanzamos en bici. Para conseguir un rodar algo mas fácil, vamos pegados al cauce del río, pero aún asi el avance es bastante dificultoso y ademas corremos el riesgo de caer al agua. Poco antes de cruzar el camino que viene de la gravera, cruza el rio por una plataforma de hormigón y sube hacia Cabeza Segura, encontramos unas rodadas que facilitan mucho nuestro avance. Nada mas cruzar le camino las rodadas desaparecen. Tras un corto tramo de pradera, tenemos que seguir por el sembrado que vuelve a hacer muy dificultoso nuestro avance. Cuando llevamos unos 2,5 Km de avance agotador salimos a una zona de pradera en el que y hay un sendero mínimamente marcado, que nos permite rodar con mucha mas facilidad. Nos tenemos que separar ligeramente del cauce del rio subiendo una pequeña loma, al coronarla nos incorporamos a un camino poco marcado, que seguimos. Pasamos junto a otro puente de hormigón y continuamos para adentrarnos en la zona mas abrupta y bonita. Es una zona con grandes peñones que se van alternando a ambos lados del rio. Un kilometro despues de haber pasado el ultimo puente, el camino por el que rodamos se separa del rio, remontando la ladera y nos encontramos paso estrecho entre el rio y las rocas. Tenemos que echar pie a tierra y buscar paso entre la vegetación espinosa.Poco después vuelve a abrirse paso ante nosotros y podemos volver a montar en las bicicletas. Pasamos junto a los restos de un puente que en los mapas sigue dibujado, pero que ya no existe y cruzamos un campo de florecillas moradas. A continuación el rio hace un giro a la izquierda, pero nosotros tenemos que separarnos y subir la ladera, ya que en esta zona las rocas caen directamente sobre el río sin dejarnos paso. Al ascender tenemos una mejor perspectiva de la zona, con unas vistas preciosas. Continuamos y nos incorporamos de nuevo a un camino que nos lleva hasta el último puente que cruza el Jabalon, el del camino que viene desde Corral de Calatrava. A partir de aquí volvemos a territorio conocido, continuando por la ribera del Guadiana hasta después de las Casas de Albala, donde nos separamos del río para dirigirnos a Poblete y continuar hasta Miguelturra, donde terminamos la ruta.

Esta ruta ha sido un gran descubrimiento, especialmente la zona mas cerrada, por lo que para próximas ocasiones intentaremos acceder desde Cabeza Segura, por la cresta que separa el Guadiana y el Jabalón, buscando el primer camino o sendero que encontremos a nuestra izquierda, y asi evitar 3 primeros kilometros de barbechos y siembras.
1
8

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta