• Foto de La Palma-Avioneta-Llano Hermoso-La Pita-Grifo Alto-Piedras Negras (eBIKE)
  • Foto de La Palma-Avioneta-Llano Hermoso-La Pita-Grifo Alto-Piedras Negras (eBIKE)
  • Foto de La Palma-Avioneta-Llano Hermoso-La Pita-Grifo Alto-Piedras Negras (eBIKE)
  • Foto de La Palma-Avioneta-Llano Hermoso-La Pita-Grifo Alto-Piedras Negras (eBIKE)
  • Foto de La Palma-Avioneta-Llano Hermoso-La Pita-Grifo Alto-Piedras Negras (eBIKE)
  • Foto de La Palma-Avioneta-Llano Hermoso-La Pita-Grifo Alto-Piedras Negras (eBIKE)

Tiempo  4 horas 54 minutos

Coordenadas 8633

Fecha de subida 7 de septiembre de 2019

Fecha de realización septiembre 2019

-
-
1.516 m
320 m
0
9,5
19
38,08 km

Vista 91 veces, descargada 3 veces

cerca de La Palma, San José (Republic of Costa Rica)

Biker: Oscar
Petín, llega en su moto a mi casa a las 5:45am, ya en el pickup tengo la ebike bien amarrada en el cajón y los accesorios que llevaré en esta aventura, dentro del vehículo. Salimos rumbo a La Palma, pasando por Puriscal, Mercedes Sur y Santa Marta, llegando a destino sin mayores inconvenientes. En el trayecto siempre la calle estuvo mojada, a pesar de que no llovía, si lo hizo en la madrugada. Preguntamos donde empezaba el ride a los dueños de una casa y efectivamente confirmaron que la lluvia fue constante toda la noche y madrugada, es de suponer que los ríos y quebradas tengan más caudal.

Antes de continuar esta narración, quiero sugerirle que el medio que use para hacer este tipo de aventuras es independiente de la emoción que le causará. ¡Para mí es indiferente si la hace a caballo, corriendo, caminando, en cualquier tipo de bicicleta, moto, 4x4, etc..., la idea es que lo haga!

Comienzo mi aventura en La Palma subiendo hasta el Monumento que hace referencia a la caída de una avioneta en el año 2005. Como expliqué en la narración anterior el ascenso es muy rudo, y son muchos metros de ascenso acumulado en pocos kilómetros. Una capa uniforme de nubes hace que el ascenso sea más confortable y pueda disfrutar del paisaje que me rodea. Dentro de los miedos y deseos de conocer, en el ride anterior, posterior al Monumento había un cruce a la derecha que me intrigó de sobremanera, y en esa oportunidad seguí por el camino izquierdo que era el programado, el cual me llevo al Derrumbe y luego al Cerro La Potenciana.
Investigué posteriormente este camino pendiente, luego de trazarlo en GPS, días después estoy aquí en la bifurcación...., tomo el camino de la derecha (el que quedó por hacer la vez pasada). Este camino se va degradando hasta convertirse en trillo.
Dicho trillo lo logro ver, está a más de 300 metros sobre el nivel que estoy ahora, esta senda por la que pasaré, es como ver un precipicio y al fondo una raya dentro de un bosque, da vértigo lo que sigue.
Empiezo a descender...., lastre y barrancos pequeños, una zigzagueante trocha que produce escozor en mí, pero es muy emocionante, se baja muy rápido y tiene unos planos en los cuales los frenos logran enfriarse un poco, después de diez minutos de descenso aparece una bajada pero en piedras medianas, requiere concentración extra en mi caso. Esta bajada de principio a fin debe ser un sueño para los que les gusta la práctica del Downhill.
Prosigo y me aparece una casa al margen izquierdo, hay una señora mayor ordeñando una vaca y unos perros salen a mi encuentro, la señora los llama y ellos obedientes vuelven cerca de ella, la saludo y sigo, cuando a los 50 metros me encuentro una cerca cerrando la calle. Este es el extraño caso de la cerca privada en la calle pública, analizo la situación y determino que esta cerca fue puesta para que el ganado no baje por el trillo (es un camino pero intransitable para carros en el estado actual) y dado a que tiene muy poco uso no perjudica a nadie. El tema de la cerca lo aclaro, porque si alguien lo hace en sentido inverso iniciando en Llano Hermoso, se encontrará con esta barrera y costará entender si llego una a una finca o el camino continúa.

Sigo mi descenso, y me aparece un bejuco el cual se me enreda en los pedales y en la rueda trasera, casi me mato. En mi vida había vivido en sentido literal la frase: ¡mae me metí en un bejuco!. Según yo era solo jalarlo, la cosa no es tan fácil, es demasiado fibroso y se enreda cada vez más. Detengo mi accionar y pienso en soluciones, solo me vino a mi mente, hacerlo despacio soltando como unos resortes de esta trepadora que se enganchan y con paciencia luego quité la parte más gruesa. Dado a mi ineptitud tardé más de veinte minutos en esta tarea, aparte de hacerme unas heridas superficiales en las manos, logré seguir avanzando en mi ruta, normalmente bajando, el material del suelo cambia permanentemente, barro rojo, marrón, piedras, quebradas, charcos medianos, hasta que llego al cruce que si tomo a la derecha llego a Jilgueral o a la izquierda, que es el planeado, me lleva a Llano Hermoso.
El tiempo recorrido al llegar a Llano desde La Palma es de dos horas quince minutos aproximadamente, aprovecho para comer, una manzana y un puño de almendras. Reanudo mi recorrido bajando al Río Turrubares y el camino tenía mucho barro, por la lluvia antes del amanecer, cuando llego al río....., no era el río que había pasado la semana anterior, tenia el triple de caudal, el agua era color chocolate y lo debo cruzar.
Estoy solo, analizo la situación, recuerdo como es el lecho del río por haber pasado en rides previos, pero la corriente es fuerte. Me quito la mochila, celular y cosas de los bolsillos, me acerco a la orilla y lo empiezo a cruzar trayendo a mi memoria como era el lecho por donde camino, mi recuerdo se aproxima por donde piso, pero el agua me pasa la cintura, veo la piedra plana a la mitad del río y logro llegar a ella, no me subo pero me refugio de la corriente de agua, sigo y alcanzo el otro margen. Ahora de este lado una vez cruzado veo todas mis cosas en la otra orilla. Debo volver por mis pertenencias, deberé hacer tres travesías adicionales.
Devuelto del otro margen, adonde están mis cosas, empiezo con mi segunda travesía pasando la batería de la ebike y me devuelvo.
La tercera travesía me pongo la mochila y camino sigilosamente, la parte baja de la mochila toca el río y el agua me moja más arriba del ombligo, llego a la orilla y dejo la mochila con la batería pasada anteriormente.
La cuarta travesía es la más difícil de todas....., debo ponerme la ebike al hombro (sin batería pesa dieciocho kilogramos), reconozco el punto donde el piso es más profundo, debo caminar como dos metros en esta parte y luego es menos crítico..., inicio, pasos cortos sintiendo el fondo, el peso de la ebike me ayuda a que la corriente no me desplace fuera de mi trazado imaginario, aunque trato, pierdo un poco el balance ya que llevo la ebike en el hombro derecho, entro en la parte profunda y la llanta toca el agua, al ser una llanta de cuatro pulgadas de ancho, pierdo brevemente el equilibrio y logro levantarla de mi hombro y deja de tocar el agua, como puedo llego a la piedra del centro y apoyo la ebike unos segundos..., que susto.., sigo y llego a la orilla. En toda esta tarea tardé casi treinta minutos. Estoy cansado, mucha adrenalina en mi cuerpo, les juro no es lo mismo estar solo que acompañado, esta pasada al menos dos personas se vuelve mucho más fácil.
Me equipo nuevamente y avanzo con rumbo a La Pita, camino con barro y subidas, cuando el sol hace su aparición, es el nuevo participante en el ride.
Llego a La Pita, hay un cruce, si tomo a la izquierda llego a San Pedro de Turrubares y si tomo a la derecha voy a Grifo Alto. La derecha es mi opción, pasando La Pita, hay que cruzar una quebrada y después un barreal espantoso, con barrancos, troncos, adicional a todo lo descrito: muy resbaladizo...., después de batallar por media hora llego a una finca ganadera donde pasa una quebrada y encuentro a un muchacho llamado Roger al que le pido me ayude a sostener la cleta mientras la desembarro como puedo. Aceito la cadena, los dueños de la finca me preguntan si necesito algo, les digo que estoy bien y que debo continuar. Me despido de todos, en especial de Roger, un gran ayudante, y empiezo el ascenso, se me hace interminable por el sol, llego a Salitrillos, lo cual augura mi proximidad a Grifo Alto.
Ya en la ruta 137 (Puriscal-San Pablo Turrubares) y me encamino hacia Piedades, pasando esta comunidad desciendo rumbo a Desamparaditos, pasando por Bajo Burgos. Continúa la bajada hasta llegar al río Picagres, avanzo y me encuentro Calle Dantas, tomo a la izquierda , subo un poco más y bajo a encontrarme con la calle que me lleva a Piedras Negras (Ruta 136), doblo a la izquierda y estoy muy cerca del final.., Petín me espera en el puente del río Jaris.
Son treinta y ocho kilómetros el recorrido, pero le puedo garantizar al menos que treinta kilómetros tienen mucha emoción.

Ride Anterior:
https://www.wikiloc.com/mountain-biking-trails/la-palma-avioneta-potenciana-s-luis-s-francisco-puente-bolson-ebike-40431574

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta