• Foto de Logroño - Alberite - La unión - Clavijo - Senda negra - Monolito - Nalda
  • Foto de Logroño - Alberite - La unión - Clavijo - Senda negra - Monolito - Nalda
  • Foto de Logroño - Alberite - La unión - Clavijo - Senda negra - Monolito - Nalda
  • Foto de Logroño - Alberite - La unión - Clavijo - Senda negra - Monolito - Nalda
  • Foto de Logroño - Alberite - La unión - Clavijo - Senda negra - Monolito - Nalda
  • Foto de Logroño - Alberite - La unión - Clavijo - Senda negra - Monolito - Nalda

Tiempo  3 horas 47 minutos

Coordenadas 13639

Fecha de subida 23 de julio de 2016

Fecha de realización julio 2016

-
-
1.026 m
390 m
0
10
21
41,31 km

Vista 503 veces, descargada 12 veces

cerca de Logroño, La Rioja (España)

Nos juntamos los pedalos en una tarde que se presenta óptima para ciclar, buena temperatura, el cielo está nublado pero no amenaza lluvia y corre algo de brisa.

Salimos desde la gasolinera de las gaunas dirección alberite por el camino viejo, al llegar subimos por las bodegas hasta la casa de las ruedas donde cogemos el camino que nos subirá hacia la unión, una vez superado el primer repecho del pueblo enlazamos con la vía verde que conecta a clavijo (fácilmente reconocible por el espejo que hay en la curva o bien la casa con una carreta en la entrada). A mey y a mi hermano no les cuesta nada, en cambio a Enrique y a mi nos cuesta un poco más el llegar a clavijo (sobre todo los últimos 150 metros en los que el escalón y el último repecho son un poco exigentes).

Llegamos al mirador de clavijo donde Mey se despide de nosotros dejándonos con pena en el corazón, hubiera disfrutado mucho de la senda negra... Nos ponemos en marcha por el cementerio de clavijo donde afrontamos la primera de las cuestas que nos conectarán al atajo, echamos alguna foto por el camino, sufrimos algún derrape debido a la polvareda en la que se ha convertido el camino ya que días atrás ha apretado el calor demasiado, pero llegamos al desvío hacia la izquierda que nos indica que hemos alcanzado el "atajo", se ve mucho mejor que hace tiempo, es un sendero de buen firme, con alguna zona un poco técnica pero que no requiere de mucha experiencia, sólo de un buen equilibrio y un poco de confianza, afrontado ya el atajo salimos al paso canadiense donde nos desviamos hacia la derecha para volver a subir unos 300 metros antes de encontrar el sendero a mano izquierda, una vez hemos entrado, toca disfrutar y sufrir a la vez, sendero muy bonito, entre pinos, donde la temperatura es perfecta, la dificultad no es muy elevada salvo en un tobogán imponente con piedras en mitad del mismo que obligan o bien a tener unos buenos frenos para no salir disparado, o bien tener una técnica digna de los profesionales para tomarla a toda velocidad y girar a derechas, una vez superado ese tobogán saldremos a un "cortado" de piedras que no es muy complicado si ponemos típica posición de culo en pompa, aquí las risas son varias porque Enrique debió pensar que el sendero seguía y para cuando vió el cortado voló sin consecuencias, mas que las risas que nos echamos porque tuvo una buena librada.

Superado el "cortado" el sendero sigue un poco más hasta sacarnos al monolito, sendero muy roto en el que aquí si que la técnica es mucho más necesaria, lo seguimos a duras penas ya que de técnica todavía no andamos muy sobrados y tenemos algún susto ya que está muy roto, conseguimos salir y llegamos a la zona más peligrosa de la ruta, son 2 metros que al menos yo nunca me he atrevido a pasar con la bici montado ya que es una caída de unos 20 metros, nos bajamos de las bicis y bordeamos el sendero por un montículo a derechas del camino, es peligroso porque el firme ha cedido y desemboca en un barranco, damos dos pasitos con la bici a nuestro lado y una vez dejamos atrás ese peligro, toca afrontar los últimos metros de sendero que nos sacarán a la pista que nos llevará como una bala hasta Nalda.

Al llegar al pueblo, bajamos por la cuesta de la benemérita (impone de bajada y de subida porque la pendiente es brutal) y salimos a Alejandro Miguel, seguimos de frente atravesando la carretera de Albelda - Nalda y una vez vemos la señalización de la vía romana la tomamos y directos a casa.

Una gran ruta que sólo he hecho una vez y a la que he arrastrado a los pedalos para que la disfruten como yo.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta