Dificultad técnica   Muy difícil

Coordenadas 2350

Fecha de subida 21 de junio de 2016

Fecha de realización agosto 2015

-
-
635 m
62 m
0
7,5
15
30,05 km

Vista 296 veces, descargada 27 veces

cerca de Zaláin, Navarra (España)

Preciosa ruta endurera que transcurre por la parte sur de Peñas de Aia. Si bien físicamente es muy asequible (todo es muy subible), técnicamente pondra a prueba tus habilidades. Si la palabra "trialera" no está en tu diccionario, mejor no sigas leyendo. No es una ruta para principiantes.

Dicho esto, importante comentar también que no la recomiendo si llueve (o ha llovido mucho días previos) pues puede haber muchas zonas directamente intransitables. Calcular unas 4-4:30h de ruta.

Se divide en 2 subidas y dos bajadas. Saliendo de Endarlatza, tomando la vía verde del Bidasoa hasta Bera (llevar linterna, hay un tunel que no se ve NADA) aprovechamos para calentar. Poco después de dejar Bera, tomamos una pista a nuestra derecha que en breve se convertirá en sendero con bastante sube-baja. Al llegar a Banarreta, nos espera un tramo largo de ascenso que alterna asfalto, cemento y tierra, hasta llegar a lo alto de Agiña, donde podremos disfrutar de una panorámica privilegiada en un buen día. Peñas de Aia, Larrun, Endara y un sinfin de montañas preciosas copan nuestras retinas mientras recargamos energía y nos ponemos las protecciones.

Y bien puestas, porque la bajada que nos espera a continuación es de quitar el hipo hasta para riders consagrados. Un estrecho sendero que comienza por la cresta entre helechos se interna en el bosque ganando cada vez más inclinación... pasando por muchos baches y curvas cerradas. Hará falta bastante técnica para mantener la bicicleta dentro de la senda y evitar descabalgarnos. Ya en el pinar sobre tierra poco compacta, un sinfín de curvas lentas tipo Z, curvas rápidas por peraltes y algún que otro salto harán que lleguemos abajo con los frenos al rojo y los huevos por corbata.

Bordearemos el embalse de Endara y por una pista que primero baja un poco y luego tira para arriba, pedalearemos unos cuantos km. hasta llegar a las campas de Erlaitz y de ahí ascendemos unos cuantos mentros más por senda hasta Pagogaña. Detenerse a descansar y deleitarse con el paisaje merece la pena.

Encorsetarnos de nuevo y tirarnos por la verde ladera abajo es un placer. Lo que parece será una bajada suave... se va empedrando hasta convertirse en un sendero muy trialero. Mucha piedra y losas de granito, unido a camino a ratos estrecho y muy empinado hacen que no poner el pie en el suelo en algún momento sea practicamente imposible. Aún así, esta ultima es una bajada que me ha parecido muy muy divertida, aunque si no se domina bien la bici puede jugarnos alguna mala pasada. Andad con ojo. La llegada a Endarlatza implica portear la bici el último centenar de metros, sin importancia después de todo lo que habremos disfrutado.

En definitiva, una ruta que si bien es paisajísticamente espectacular y físicamente asequible, técnicamente es todo un reto. Si se quiere conocer la zona y disfrutar del paisaje por sendas un poco más suaves y con un poco más de flow, recomiendo buscar otras alternativas por la zona (echar un ojo a mi historial de rutas).

Nivel Físico: 3/5
Nivel Técnico: 4,5/5

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta