Dificultad técnica   Muy difícil

Tiempo  3 horas 55 minutos

Coordenadas 1708

Fecha de subida 12 de marzo de 2015

Fecha de realización marzo 2015

-
-
1.501 m
634 m
0
8,9
18
35,7 km

Vista 278 veces, descargada 3 veces

cerca de Coto-Rios, Andalucía (España)

IBP 147. Califico la ruta como muy difícil principalmente por el estado de las pistas forestales: la cantidad ingente de grava y piedra suelta hace muy difícil mantener el equilibrio en las bajadas e incluso en los tramos de rampas más acusadas en las subidas.

La ruta comienza junto al río Guadalquivir, en la cola del Pantano del Tranco, un poco antes del camping Llanos de Arance. Los primeros cinco kilómetros transcurren junto al pantano y son más o menos llanos. Tras el primer repecho más serio, tomamos el desvío que se adentra en el bosque, a nuestra derecha, y superamos la barrera que impide el paso a los vehículos privados. Por delante, nos espera el que probablemente sea el puerto más duro de estas sierras, algo más de 9 kilómetros sin descanso con un porcentaje medio de casi el 10%, con el agravante del estado de la pista antes comentado. Superar las últimas rampas antes de Majal Alto sin bajarse de la bici es todo un reto.

Alcanzado el final del puerto, tendremos una panorámica que quita el hipo del Banderillas, el valle del Aguasmulas y las sierras de Cazorla y otras sierras orientales de Andalucía, en lontananza. Dejamos a la izquierda el desvío hacia la caseta de vigilancia de incendios y emprendemos un peligroso descenso por una pista que, además de piedrecilla suelta, también nos deleita con piñas, pinoja y abundantes piedras de gran tamaño. Tras superar un primer repecho ascendente entre pinos, la bajada hacia Las Canaletas puede presentar escorrentías, barro y/o nieve. Ojo.

Pasado el río, transitamos por la aldea abandonada de Las Canaletas, donde podemos ver los restos de la iglesia, casas y un cementerio que aún es visitado por los familiares de los difuntos en verano. Afrontamos el último repecho entre pinares y, cuando la pista se torna llana, alcanzamos el final de la ruta, el mirador desde el que podemos admirar uno de los rincones más bellos de la sierra, la aldea abandonada de Los Centenares.

El regreso se efectúa por el mismo camino.
Podemos bajar por esta pista si queremos un poco de variedad. Al llegar al Tranco, giramos a la izquierda y engancharemos con la ruta original.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta