Coordenadas 627

Fecha de subida 8 de mayo de 2015

-
-
1.744 m
620 m
0
15
29
58,99 km

Vista 2298 veces, descargada 3 veces

cerca de Nariño, Departamento de Antioquia (Republic of Colombia)

DICIEMBRE 27 DE 2014
RECORRIDO TOTAL: 68 KM WIKILOC: 68 KM
RECORRIDO TOTAL: 12.27 HR PEDALEANDO: 4.14 HR
COMPAÑEROS DE AVENTURA: CHALO, PICHIRILO
NARIÑO (Antioquia), TERMALES EL ESPÍRITU SANTO, PUENTE LINDA, CORREGIMIENTO FLORENCIA (CALDAS)

Dic 27: Segundo día de viaje. Nos preparamos para salir a tomar café en bar del pueblo donde se exhiben orgullosas las fotos del pueblo, entre ellas montañas, lugares, termales, cerro azul donde nacen las aguas termales y las fotos del recuerdo de la segunda toma guerrillera; si la segunda toma.
La primera ocurrió el 30 de julio de 1996 cuando el frente 57 de las Farc al mando de alias “Karina” atacó por primera vez esta población matando a 12 personas.
La segunda toma guerrillera ocurrió el 30 de julio de 1999 cuando desde las 4 de esa tarde estrellaron un carro contra el puesto de policía y por 45 horas continuas, un puñado de militantes vestidos de camuflado de los frentes 9 y 47 de las Farc nuevamente al mando de alias “Karina” se tomaron Nariño y asesinaron a 9 agentes de la Policía, 7 civiles y 8 agentes más fueron secuestrados. Los insurgentes destruyeron el 80% del municipio.
Luego de este baño de historia (que me puso a indagar en internet sobre su historia) y un delicioso café, siendo las 6:30 a.m., emprendemos el descenso de 20 km de trocha hacia la vereda PUENTE LINDA. Pasamos por un centro turístico y bomba de gasolina y compramos unas salchichas para disimular el hambre. Pasamos por un túnel hecho en la roca, muy llamativo por cierto. Llegamos al puente que une a Antioquia con Caldas a un hotel y estadero llamado Santa Isabel para tomar el desayuno. Nos devolvimos 3 km para entrar a los termales del Espíritu Santo donde disfrutamos de sus piscinas de aguas termales con diferentes temperaturas y una quebrada de aguas transparentes. Se me antoja regresar pero con la familia (cosa que haría del 2 al 4 de enero de 2015).
Salimos nuevamente de allí a almorzar a Santa Isabel. La gente del lugar nos decía que nos esperaban horas y horas de ascensos y descensos duros; luego tomar fotos y siendo la 1:15 p.m. cruzamos el puente y comenzamos a subir hacia el Alto Cristales, 11.5 km de piedras, sol intenso y los paisajes y montañas de mi Antioquia a la izquierda. Desde aquí Esteban se devolvió para la finca del papá y nos quedamos solo 3 en la travesía.
En mitad del camino paramos en una casa a comer unas deliciosas cremas, hablar con los lugareños y recuperar fuerzas y líquidos perdidos.
Casi no llegamos a Cristales, 2:30 horas de dura subida, de nuevo nos quitamos la mayoría de equipo (ya cargábamos la maleta), tomamos una cerveza y comenzamos a descender hacía el lugar conocido como Corinto. Durante la bajada miramos como al frente se nos presentaba otras montañas más empinadas aún, había que cruzar por cima del lugar llamado la quiebra del caballo.
Gonzalo se nos adelantó mucho porque pichirilo baja despacio por miedo a un accidente. Casí llegando al puente de Corinto y siendo las 5:00p.m. aproximadamente, nos alcanzó (a pichirilo y a mi) un camión doble troque que transportaba una retro excavadora que venía de Puerto Venus y se dirigía a Bogotá, Carlos le pide nos acerque, nos subimos y comienza otra aventura, esta vez, pegados como podíamos a la retro y a la vez intentando no dejar caer las bicis; a medida que avanzaba el camión, subíamos la montaña y a nuestro alrededor se mostraban montañas y más montañas. Curvas y más curvas, travesías, pasamos por un poblado llamado Jardines y nada que alcanzábamos a Chalo. Luego comenzamos a recorrer otra subida al parecer interminable y cerca de las 7 de la noche, cubiertos de una oscuridad, una densa neblina y un frio que calaba los huesos, con más de 2 horas en esta aventura logramos ver sobre una montaña, unas luces muy borrosas que determinaban nuestro arribo al corregimiento Florencia del municipio de Samaná (Caldas). Nos bajamos, agradecimos a estos queridos bogotanos su empujoncito (si no hubiera sido por eso, creemos que nuestra llegada a este lugar habría sido pasadas las 11 p.m.)
Ya Gonzalo empujado por otro carro había arribado antes que nosotros y separado unas piezas en un hotel del lugar. Cansados, deshidratados, con dolor y frio en todo el cuerpo, salimos a comer, luego de un baño y de recordar las historias del día nos fuimos a dormir no sin antes decidir despertarnos al día siguiente más tarde de lo acostumbrado para aprovechar a recuperar más fuerzas.

1 comentario

  • Foto de Jeiko Londoño

    Jeiko Londoño 18-sep-2017

    Que buena travesía. Soy de Florencia y hace tiempo quiero hacer esta ruta. Muchas gracias por la información.

Si quieres, puedes o esta ruta