-
-
257 m
8 m
0
32
65
129,94 km

Vista 538 veces, descargada 12 veces

cerca de Ourense, Galicia (España)

Intentamos seguir la ruta Travesía del Agua, 5ª etapa desde la catedral de Ourense a la catedral de Tui. Lamentablemente, la vegetación que cerraba los caminos nos hizo desistir del empeño.

La zona de Cortegada es preciosa, a pesar de los escalones de madera que obligan a desmontar. En Arbo, después de cruzar la vía, podemos admirar las pesqueiras. Aquí recomiendo volver a cruzarla y buscar la salida hacia la carretera, ya que nosotros perdimos una hora intentando seguir el track y tuvimos que desistir: echamos en falta un machete para abrir camino.

Con el retraso acumulado, la tormenta que nos mojaba y la perspectiva de que los caminos siguiesen cerrados, optamos por pedalear por carretera los últimos 35 kilómetros.

A ver si me acuerdo de los tramos cerrados (recordad que hicimos la ruta en sentido contrario a como está planteada aquí):

- Razamonde (merece la pena ir por la N-120)

- De Sampaio a Ribadavia ( el camino empieza abierto y al ir paralelo al cierre de una finca, se cierra, con el peligro añadido de una caída considerable a la derecha.)

- En Francelos se da un rodeo fácilmente evitable por el pueblo, se puede ir desde la depuradora al puentecillo que hay al lado del campo de fútbol.

- Justo al salir del pueblo de Francelos, hay una verja que corta el camino. Intentamos rodearla por un camino que muere en una viña y los propietarios nos ayudaron a pasar, abriendo la verja.

- El segundo tramo que se aborda tras dejar la OU-801 tras Prexigueiro y antes de Filgueira también se cierra.

Hasta llegar a Trado el camino está en buena condiciones, incluso los escalones de troncos de la zona de Cortegada tienen su atractivo. El tramo que va a continuación pegado al río es muy divertido, si fuese así todo el rato sería una ruta orgásmica.

De Trado a Frieira fuimos por carretera buscando un lugar donde comer (Al final comimos en Crecente). Si está abierto, se puede comer en El Manco, en Frieira.

- El tramo de Arbo: tras ir abriendo camino y viendo que no solucionábamos nada, subimos a la vía no sin un considerable esfuerzo. Más adelante encontramos otro camino que bajaba hacia el río y lo seguimos como un kilómetro, hasta que se cerró y retrocedimos. De ahí por carretera hasta A Cividá, donde ya nos olvidamos de seguirlo por la hora que era y la tormenta que caía.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta