-
-
991 m
689 m
0
8,6
17
34,5 km

Vista 280 veces, descargada 18 veces

cerca de Alpedrete de la Sierra, Castilla-La Mancha (España)

Comenzó el día nublado, nublado y fresco para ser exactos. El punto de partida promete. Justo a los pies de la tristemente famosa presa del Pontón de la Oliva, el más vetusto embalse de la región madrileña tuvo su origen en la necesidad de abastecimiento de agua a la ciudad a mediados del siglo XIX.
Atacamos nada más empezar una larga y tendida rampa de 3 km de ascensión, adornada de piedra suelta y firme irregular, pero asequible, que nos acerca a la antigua necrópolis romana conocida como La Dehesa de la Oliva. Ya no se nota el frío y sobran prendas. Aquí seguimos senderos prácticamente invisibles hasta toparnos con un barranco desde el que podemos contemplar las primeras vistas aéreas de la zona.
Desandamos lo recorrido pero no bajamos por la pista empedrada por la que subimos. Lo hacemos campo a través, Enlazando una revuelta con otra y acortando los metros de bajada. Hasta llegar a un camino sin salida en el KM 6, desde donde tenemos unas vistas privilegiadas de la Presa del Pontón, los cortados verticales donde se afanan los escaladores en practicar su deporte favorito y un circo glaciar semicircular muy bonito.
Retomamos el camino que habíamos abandonado durante unos metros y en seguida tomamos un pequeño sendero descendente a nuestra derecha que nos deposita junto a la frondosa y verde vera del río Lozoya, por la que trascurriremos en paralelo durante algunos kilómetros.
Continuamos por este sombrío camino hasta llegar a la hoy abandonada Presa de Navarejos, Entre cabezas de ganado pastando libremente y troncos de árboles partidos, llegamos al puente fronterizo de la Presa de Parra. Aquí traspasamos la punteada frontera que delimita la Comunidad de Madrid y nos adentramos en Castilla La Mancha.Aquí comienza una nueva y exigente ascensión de tres kilómetros por Arroyo Robledillo. Seguimos el track marcado y éste nos condujo por una bajada rápida donde tomamos la que sería última ascensión para llegar al punto más alto de la jornada. Atravesamos el pueblo de Alpedrete de la Sierra y por fin, llega el momento más esperado. Las Cárcavas.
Continuamos y lo hacemos descendiendo un pronunciado camino cabrero, que tras poner a prueba nuestra habilidad y técnica bajando por este escarpado camino, nos dejará en el canal de deyección , donde se deposita el sedimento de la erosión conocido como Arroyo de la Lastra. Tan solo nos resta llegar al punto de partida en suave descenso, colocar las bicis en el coche y regresar a Madrid con la agradable sensación de haber contemplado en un perímetro de tan solo 32 Km. una gran variedad de paisajes.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta