Tiempo  10 horas 36 minutos

Coordenadas 5053

Fecha de subida 10 de mayo de 2018

Fecha de realización mayo 2018

-
-
1.794 m
777 m
0
20
40
79,13 km

Vista 129 veces, descargada 9 veces

cerca de Pozo Alcón, Andalucía (España)

IBP - 195

Cuando un amigo desea que lo acompañes por parajes idílicos, que al igual que a él, a ti también te seducen, no importa ni te cansa que hayas estado con otros amigos recientemente por los mismos escenarios.

El pasado día uno no se pudo terminar el recorrido previsto en su totalidad por las inclemencias climatológicas, pero hoy sí ha sido posible además de una variante inédita y hasta hoy desconocida, (que ya no lo es).

El Parque Natural de Cazorla, Segura Las Villas, es sabido que cuenta con una extensión de 214 300 ha, que es el mayor espacio protegido de España y antaño los serranos que vivian en él y de él, se desplazaban por antiguos caminos de arrieros perfectamente trazados para comunicarse.

De esta interminable red de caminos, desafortunadamente se han perdido muchos de ellos por la política de abandono llevada a cabo por la dirección del Parque, pues ha primado la construcción de carriles en detrimento de ellos. Cierto es que hay muchos tramos aprovechados en el programa de Senderos de Los Bosques del Sur, pero insuficientes.

Era una época no tan lejana en la que caminar no era una actividad extraordinaria, sino el eje principal de un modo de vida. Siempre ocurrió así, y hasta hace pocas décadas era frecuente en zonas rurales poco mecanizadas. Pero hay lugares donde esta cultura del camino se ha mantenido hasta hace pocos años; en las regiones de montaña, especialmente las montañas mediterráneas, aquellas donde la actividad económica tradicional se ha conservado más tiempo, donde existían condiciones climatológicas que permitían a las comunidades humanas permanecer y explotar los recursos naturales.

Las sierras de Cazorla, Segura y las Villas son un magnífico ejemplo de ese modelo y, por tanto, ejemplo de territorio con hábitat disperso y una densa red de caminos rurales de montaña. La actividad económica forestal y ganadera, y el hábitat disperso que conllevan, permitieron que estos montes, los más orientales, más extensos y por tanto más aislados de Andalucía, se hayan impregnado de historias de vida a lo largo de generaciones.

La red de vías pedestres a las que nos referimos conectaban todos los lugares de la serranía. Cualquier fuente, zona de pastos, cortijada, pueblo o aldea, cazadero, cada huelga u hortal, vado de río… son o eran accesibles por algún camino, por alguna vereda, y hoy, parte del recorrido recorre uno cargado de historia y de extrema belleza

SENDERO BELERDA EL HORNICO. (VARIANTE DE BOSQUES DEL SUR)
Esta etapa del sendero Bosques del Sur se desarrolla en la zona más meridional del parque natural, concretamente en la Sierra del Pozo. Caminaremos por las sierras en la que se refugiaron los últimos guerrilleros que resistieron en la provincia de Jaén contra la dictadura tras la Guerra Civil de 1936-39. Estos caminos, que protagonizan la Ruta de los Maquis de Quesada, son los mismos que ellos usaron hasta 1952, año en el que murió a manos de la Guardia Civil el guerrillero Manuel Calderón Jiménez, «El Ramiro», y se disolvió el último grupo de la resistencia jiennense.

La ruta discurre por un balcón natural entre mundos opuestos. A un lado tendremos la depresión del Guadiana Menor, uno de los afluentes más importantes del Guadalquivir con 152 kilómetros de longitud, que discurre por las provincias de Jaén y Granada. Esta depresión constituye una zona subdesértica, con pocas precipitaciones y un proceso de erosión natural acelerada que conforma paisajes acarcavados y muy degradados que reciben el nombre de badlands. Al otro lado de esta gran llanura son fácilmente reconocibles dos macizos con nombre propio: en primer plano, hacia el oeste, el macizo de Sierra Mágina, otro de los parques naturales de las sierras subbéticas de Jaén; y al fondo, bastante más lejos y hacia el sur, contemplamos el macizo de Sierra Nevada.

Los torcales y barrancos de las serranías por las que caminamos se desploman hacia la árida llanura, siendo montañas agrestes, con cimas por encima de los 2000 metros de altitud, donde se combinan el gris y ocre de la roca con las diferentes tonalidades verdes de una abundante vegetación.

El itinerario es un continuo ascenso hasta coronar a 1595 metros de altitud, cerca del Puntal del Gato, Además de buitres y otras rapaces, es bastante frecuente observar zorzales y pequeñas aves insectívoras, siendo también terreno propicio para sorprender en nuestro caminar cabras monteses, muflones, gamos y jabalíes.

Nosotros iniciamos el sendero desde la carretera comarcal C-323, a unos dos kilómetros y medio pasada la Cueva del Agua a nuestra izquierda.

El sendero está bien definido y en continuo zigzagueo en ascenso nos lleva al antiguo Centro Forestal Fuente del Pino, que antecede al Barranco de La Canal y pasado este, a la Pasá Barbero.

Cruce de pistas Casa Forestal Fuente del Pino

A la derecha está cada vez más presente el Barranco de la Canal. Cuando llegamos a un cruce con una pista forestal de poco tránsito deberemos ir hacia la derecha, para descender hasta cruzar el barranco. En el cruce encontramos señalización de otros senderos, y a pocos metros hacia la izquierda queda la casa forestal de la Fuente del Pino, que recibe su nombre del de una cercana fuente señalizada.

Continuando nuestro recorrido a unos 300 metros pasaremos el Barranco de la Canal. Aunque durante la mayor parte del año está seco o lleva muy poca agua, en otros momentos puntuales puede ser necesario vadearlo. A partir de este punto retomamos el ascenso, llegando a la Pasá Barbero, que es uno de los rincones más bellos de todo el recorrido. La senda, con calzos y hormas de piedra seca en algún trozo, serpentea salvando el desnivel por el único paso posible. Arriba nos sorprende un pequeño arroyo, procedente de Las Palomas, un macizo rocoso que dejamos a la izquierda, y más a la izquierda, hacia el norte, contemplamos El Cabañas, que con sus 2026 metros de altitud es el techo de esta zona. Desde el punto en que hemos cruzado el Barranco de la Canal caminaremos durante varios kilómetros por el borde del Área de Reserva de Navahondona-Guadahornillos, una zona de especial valor ecológico que alberga muchos de las rarezas botánicas y de la diversidad ecológica del parque natural, y que cuenta con una superficie de 6.826 hectáreas, de especial protección.


Cruce con pista JF-7092:
Salimos a un pequeño claro donde existe un excepcional pino carrasco de porte achaparrado a la derecha, sobre una lancha de roca. Transversalmente cruza la pista forestal JF-7092 por la que pasamos esta mañana camino de la fuente de La Ponderosa. tomaremos primero hacia la izquierda para desviarnos después hacia la derecha, a los 50 metros.

El sendero comparte itinerario por una pista de menor entidad mucho más estrecha, y a los pocos metros nos encontramos una barrera que impide el paso a vehículos a motor. La pista, en clara subida, zigzaguea un par de veces hasta pasar el Collado del Royo, y una vez coronado cruzará el arroyo de Las Palomas, ya por encima de los 1500 metros de altitud. Al otro lado del arroyo tenemos excepcionales vistas de Calar de Las Palomas.

Pasado el Arroyo de Las Palomas, abandonamos la pista a nuestra izquierda, antes de llegar al Collado del Gato, buscando el sendero primitivo y auténtico de bestias y arrieros a la Dehesa del Rincón, (la Bolera) pasando por los Prados de Cuenca y Arroyo del Vidrio, junto al Hornico. Si continuáramos por la pista, esta nos lleva a los Prados de Cuenca y Fuente del Artesón, y en el primer desvío a la derecha al Barranco de Alcantarilla y de la Osa y al Camping de la Bolera.

Nuestro camino como comento, es continuar por el Camino "verdadero" a los Prados de Cuenca. Al principio no es ciclable. Hay que patear en los primeros zigzag ganando altura, hasta llanear junto al Puntal del Gato y terminar en el Collado del Aire. Nuestro camino continua a la derecha, siguiendo de inicio un tramo corto de pista que antecede a lo más ¡¡¡¡¡espectacular!!!! del recorrido, el tramo del Arroyo del Vidrio, pero antes, continuamos las pista hasta la preciosa fuente del Artesón, la cual mana agua por todos sus costados.

Abandonamos la fuente, Collado del Aire, desvío a la izquierda, breve trecho de pista, y .... agárrate que vienen curvas. Casi cinco kilómetros de adrenalina bajando por un sendero que se retuerce entre giro, y giro a derecha izquierda, con tramos super técnicos llenos de vegetación típica de bosque mediterráneo, donde no puedes ni debes perder la concentración, y donde debes en algún momento parar y mirar hacia el pantano de la Bolera, visto a ojo de pájaro, y admirar el inmenso escenario que tenemos a nuestros pies. Una maravilla, que solo por ver y disfrutar esto, merece el madrugón y el viaje a Pozo Alcón.

Y desde el Hornico, extasiados por lo vivido, sentido y disfrutado regresamos al Pozo por los Llanos de la Puerca y el camino del Molinillo.

Ha sido un día excepcional compartido con el maestro Paco Catena, al cual admiro y le debo mucho.

Espero y deseo disfrutar de su magisterio y compañía en nuevas aventuras por estas sierras, o las que se tercie.

Gracias Paco, por venir.

1 comentario

  • Foto de Paco Catena

    Paco Catena 15-may-2018

    Muchas gracias Juan por tu compañía y por compartir conmigo tu pasión por la naturaleza y por estas sierras tan espectaculares. El placer ha sido mío. Un abrazo y hasta la próxima.

Si quieres, puedes o esta ruta