Tiempo  14 horas 13 minutos

Coordenadas 8543

Fecha de subida 27 de diciembre de 2017

Fecha de realización agosto 2017

-
-
3.403 m
2.246 m
0
28
56
112,49 km

Vista 196 veces, descargada 12 veces

cerca de San Juan, México (Mexico)

Rodada extrema, es de esas que si hay que ir bien preparado.

Arrancamos como si fuéramos al Vértice directo (ver rodada), y a medio camino entre el vértice y la última tienda del Quinto Barrio tomamos la desviación hacia el Zopilote, llegando hasta ahí comienza lo bueno, pasamos por lo espeso del bosque hasta llegar al Río Chiquito, seguimos avanzando a la vera del río hasta encontrar camino ancho. Pasamos un cruce del río que está muy padre ya que se forma una playita digna de pasar un fin de semana en esos días de calor.

A partir de aquí comienza el sufrimiento. subir, subir, y subir, desde los 3,080 hasta los 3,418, que se hacen eternos, no es mucho el desnivel pero a estas alturas se siente como si fuera el doble de desnivel, eso si los paisajes muy fregones.

Pasando ese puerto todo es felicidad, pues es una bajada prolongada hasta la Presa de Iturbide, al llegar a esta se toma un singletrack que es la vereda que bordea la presa, afortunadamente no hay mucha gente y se puede hacer a un ritmo vivo.

Y así hasta llegar al Restaurante cuyo nombre no recuerdo. Es el más grande y está al fondo en lo alto, pero no se espanten por la apariencia, ya que es muy accesible en sus precios y con la ventaja de tener una buena terraza para disfrutar la vista del espejo de la presa.

Una vez recuperados nos disponemos a continuar la rodada ya que esto no se acaba hasta que se acaba (que pinche pambolero me escuché), así que a darle, lo primero es una subida matadora para llegar a carretera y digo matadora porque todo frío y recién comido pues nomás no. Pero llegando a carretera y habiendo superado esa primera cuesta pues viene la otra, eso sí de carretera pero no menos dura. Por lo menos para mí que ya me estaba pegando la altura. Pero ni modo, a darle hasta los 3,488 msnm, para bajar un poco y llegar a la desviación al Centro Ceremonial Otomí.

Adelante de esta se encuentra la desviación hacia el caserío de Los Tachos o Las Palomas, en general es pura bajada hasta el Zopilote, con mucha piedra suelta así que hay que ir super atentos porque si no las caídas están a la orden. Y así continuamos con mucha bajada con una que otra subidita que para esos momentos ya se sentían casi imposibles (bueno, no tanto, pero es para darle dramatismo al relato).

Y así hasta el abrevadero Shirgo Número 3 en donde ya la historia se dispersa y cuenta la leyenda que los riders se convierten en fantasmas, nadie sabe de donde vinieron ni a donde fueron.
Centro Deprtivo Isralí, se encuentra en la entrada del poblado de Santiago Cuautlalpan
Última tienda para aprovisionarse.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta