Tiempo en movimiento  una hora 48 minutos

Tiempo  2 horas 3 minutos

Coordenadas 3793

Fecha de subida 28 de abril de 2018

Fecha de realización abril 2018

-
-
65 m
-1 m
0
7,0
14
27,98 km

Vista 252 veces, descargada 13 veces

cerca de Aduanas, Valencia (España)

El valle de Jávea, muy llano, es un lugar idóneo para la bicicleta, con carril bici bien trazado en la zona de costa, y con algunos caminos en el interior con escasa circulación a motor; es un lugar donde se puede ver un gran número de ciclistas, y donde los accidentes han sido menos frecuentes, y sobre todo menos graves, que en otros pueblos relativamente cercanos.
La ruta que presento, fácil y sin complicaciones, utiliza el carril bici y un camino interior para llegar a Cala Blanca, vuelve desde aquí a el Arenal por una carretera de velocidad controlada, y se dirige después a la Glorieta de Benitachell, para conectar con el Camí de Cabanes, y seguir por el en dirección a Gata de Gorgos. El Camí de Cabanes es una zona potencialmente peligrosa, tiene arcenes, aunque no están limpios y existe riesgo de pinchazos, y también tiene limitaciones de velocidad y resaltes, a pesar de lo cual a veces se ven motos y coches, e incluso algún camión, a velocidades muy superiores a las permitidas; en ese contexto, ir por el arcén y prestar atención contínuamente al entorno, adoptando todas las medidas necesarias para evitar atropellos es muy importante: no piense nunca que el otro le ha visto y le va a respetar, pare o apártese preventivamente.
Una vez pasada la carretera de Benitachell, el Camí de Cabanes sigue hacia Gata de Gorgos, pero tambien puede desviarse, como hice hoy, por el camí de Fontanelles para llegar a Ramblars. Aquí se encontrará con la carretera general N-332, eche pie a tierra, espere a que no pase nadie y cruce para seguir por la izquierda unos 300 metros hasta el origen del Camí del Assagador de les Valls, cuya entrada está justo detrás de una casa; aquí se gira a la derecha y se continúa hasta encontrar el Camí Vell de Gata, a unos 300 metros, por el que se vuelve a Jávea Pueblo. Desde aquí tomamos el camino de les Sortetes, a la derecha, que nos llevará hasta el cauce del río Gorgos, siguiendo el cual, por un camino asfaltado paralelo, alcanzaremos el Pont del Llavador (del siglo XVII), la Desaladora y, finalmente, la zona industrial del Puerto de Jávea. Tras cruzar la carretera del Pla, llegaremos a la Avda. Augusta, por donde seguimos hacia el norte hasta llegar a la calle Verona, por la que bajamos hacia el mar. La ruta se prolonga hacia la izquierda, para pasar por el Puerto, el Club Náutico y la playa del Tangó, donde se gira a la derecha por el malecón del puerto, llegando a la entrada del Puerto, y se vuelve por el mismo camino hacia la Playa de la Grava, desde donde se alcanza el inicio de la ruta en la avenida de Jaime I.
Es una ruta suave, fácil, con dos pequeñas elevaciones de escasa importancia, siendo el resto llano, que recorre todo el frente marino del valle y penetra hacia el interior por la zona agrícola. En mi opinión, es una ruta bonita, en su mayoría libre de la congestión de vehículos a motor y edificaciones de otras partes del valle, y con excelentes vistas del mar y del Montgó. Si utiliza la bici para relajarse y no para competir, es un buen itinerario a conocer. Al ser un itinerario extraurbano en parte es importante llevar casco, y conveniente llevar protección solar, comida y bebida. Lo más importante: recuerde que no tiene prioridad, manténgase a la derecha y tome todas las medidas posibles para proteger su seguridad.
Cala muy frecuentada por los locales, por su excelente agua, aunque tiende a acumular gran cantidad de algas tras los temporales. A la derecha se abre una senda que pasa por el agujero en la roca que se ve en la foto, para llegar a las calas más lejanas, igualmente de gran belleza y aguas normalmente transparentes.
Desde Cala Blanca se ve el final del otro lado de la bahía (el cabo de San Antonio)

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta