• Foto de Puriscal-Santa Marta-Llano Hermoso-San Luis-San Pedro Turrubares (eBIKE)
  • Foto de Puriscal-Santa Marta-Llano Hermoso-San Luis-San Pedro Turrubares (eBIKE)
  • Foto de Puriscal-Santa Marta-Llano Hermoso-San Luis-San Pedro Turrubares (eBIKE)
  • Foto de Puriscal-Santa Marta-Llano Hermoso-San Luis-San Pedro Turrubares (eBIKE)
  • Foto de Puriscal-Santa Marta-Llano Hermoso-San Luis-San Pedro Turrubares (eBIKE)
  • Foto de Puriscal-Santa Marta-Llano Hermoso-San Luis-San Pedro Turrubares (eBIKE)

Tiempo  5 horas 38 minutos

Coordenadas 9373

Fecha de subida 26 de julio de 2019

Fecha de realización julio 2019

-
-
1.196 m
178 m
0
11
23
45,65 km

Vista 115 veces, descargada 2 veces

cerca de Santiago, San José (Republic of Costa Rica)

Biker: Oscar
En el cuadrilátero imaginario formado por Puriscal , Piedras Negras, San Pedro de Turrubares y El Sur existen una infinidad de caminos y trillos a recorrer, pero hay un inonveniente, muchos de estos no estan en ningún mapa que conozca y algunos que están en mapas son vestigios de alguna ruta que el tiempo y el clima lo destruyó. Obviamente no aplica para todo, pero trataré de ser más preciso investigo sobre un trillo llamado La Víbora, este se encuentra viniendo de Puriscal doblando a la derecha en Mercedes Sur. Mi intención es bajar a salir en la unión del río San José con el Turrubares, de allí seguir a San Francisco pasando por San Luis y terminando en San Pedro.
Volviendo al ride, apenas doblo en Mercedes Sur a la derecha me recibe una cuesta en concreto que obliga a un ritmo más exigente. Una vez en la cima comienza un descenso entre arboles, zacate y charcos. Muy bonito, es como si fuera un descenso, muy recreativo, demasiado fácil. Paso un casa grande a mi derecha y aparece la verdad sobre este trillo. Se acabo lo bonito y empezó el "tálon de mono", barrancos, imposible caminar, la bici en el borde del barranco y uno por dentro del mismo para poder descender en busca de que pasara este imprevisto en el ride. Cada vez que desciendo, más difícil es el trillo hasta que opto por bajar sentado en el barro ya que caminar era imposible, y llego a una curva y observo el descenso que sigue...., me dieron ganas de llorar, si bajaba con la ebike me resultaría muy complicado devolverme, faltó decir al comienzo del relato que este ride lo estoy haciendo en solitario. Dado a que es claro que me espera mas adelante en este trillo, opto por devolverme, patino infinidad de veces, me caigo algunas veces yo otras veces la ebike pero logro llegar a la casa grande y me devuelvo a la ruta 239 y empiezo a bajar hasta llegar a Santa Marta, pregunto en la soda que esta a la derecha como llegar a La Víbora y la señora que atiende me dice que ni se me ocurra que el barro llega hasta las rodillas y que nunca ha oído que salga a Llano Hermoso o San Pedro. Ante este desolador panorama me siento impotente ante el mar de dudas que me acosan. Decido cambiar la ruta y pasando Santa Marta tomar camino hacia Llano Hermoso, no voy contento quería llegar a La Víbora, por mas que lo intenté nadie me lo recomienda.
Continúo mi ruta a llegar a San Luis por Llano Hermoso y me encuentro con un motociclista de la zona y le pregunto por varias cosas. La primera: lo de La Víbora, me dice que a el le gusta batir barro y que el camino lo podría haber hecho.… , imaginarias lágrimas brotan de mis ojos, no lo podía creer. Podría haberlo hecho, mas cuando le pregunto sobre cruzar el río Turrubares me dice que allí no había trillo ni cosa parecida, era seguir la margen del río. Demasiado para hacerlo solo, y más con el nombre del pueblo: ¨La Víbora¨.
Segunda pregunta: ¿para ir a Potenciana?. Me contesta que es llegando a Llano Hermoso y doblando a la izquierda luego en el cruce siguiente a la derecha.
Tercera pregunta: ¿para ir a San Luis? Me contesta que es llegando a Llano Hermoso y doblando a la derecha,y que cuando me encuentre el río Turrubares me mantenga al margen del mismo por un kilómetro hasta encontrar Quebrada Azul y de allí siguiera el trillo.
Dándole las gracias por la información continúo mi recorrido llegando a Llano Bonito y en este punto tengo que decidir si izquierda o derecha. Derecha es más ¨fácil¨ me dice al oído un ángel, y el diablo me dice al otro oído ¨fácil no tiene gracia, disfruta la otra ruta¨. Me quedo comiendo un pan con jamón y me siguen hablando estos personajes. Luego del almuerzo decido por el segundo..., continúo, doblo a la izquierda tomando rumbo a Potenciana. Los primeros dos kilómetros son muy agradables, paso por la escuela, una finca ganadera hasta llegar a un cruce que debo tomar derecha y acá la cosa cambia, puedo asegurar que la tierra no es plana, son unas subidas de miedo, material suelto, terreno lavado y mucho barranco pequeño pero difíciles de pasar. Siga subiendo empiezo a darme cuenta que voy por la fila de una montaña y al fondo abajo fluye Quebrada Azul, es muy profundo. Sigo avanzando, al frente tengo un macizo el cual presenta un derrumbe de tamaño gigante, esto es muy solo, arboles caídos sobre el trillo, revolotean avispas grandes de color negro y patas naranja por mi cuerpo, no se si espantarlas o que hacer, si se enfurecen pueden atacarme, tengo un poco de pánico, insisto: estoy solo. Estoy llegando a la parte mas alta de la fila, que sigue...., si desciendo y luego debo ascender ese macizo, como será lo que sigue. Esto no me gusta para nada, el cielo tiene nubes negras...
Para que me compliqué, el ángel consideraba que con ¨fácil¨estaba bien. Decido en un juicio instantáneo no avanzar y volver por el camino del ángel. Bajo, en 20 minutos estaba en el cruce de Llano Hermoso y tomo rumbo a San Luis. Desciendo hasta llegar al río Turrubares, sigo su margen, cruzo Quebrada Azul y que clase de subida me está esperando. Son unos codos con una pendiente que asusta. Piedras sueltas y barrancos, las nubes quedaron atrás, ya es el mediodía, el terreno es ondulado, en 30 minutos la temperatura varió en 13 grados desde donde me devolví a este punto después de Quebrada Azul. Avanzo, el agotamiento empieza a hacerse presente, mas sigo hasta llegar a un lugar con pocas casas llamado Quebrada Azul y doblo a la derecha con rumbo a San Luis, no me detengo, cruzo el río Turrubares por la ruta 319 y hago mi último ascenso para llegar a San Pedro de Turrubares, ni bien llego empezó un aguacero infernal (enviado por el diablo), esta lluvia se originaba en el cerro San Luis y el Turrubares. Por suerte deje al diablo en la montaña arriba, porque si esta precipitación me encuentra en esas montañas no se que hubiera pasado; estimado ángel: las disculpas del caso.

Ver más external

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta