• Foto de Ruta 09 Valdeabellera (Pina de Ebro)
  • Foto de Ruta 09 Valdeabellera (Pina de Ebro)
  • Foto de Ruta 09 Valdeabellera (Pina de Ebro)
  • Foto de Ruta 09 Valdeabellera (Pina de Ebro)

Coordenadas 282

Fecha de subida 9 de marzo de 2012

Fecha de realización marzo 2012

-
-
269 m
162 m
0
2,7
5,4
10,9 km

Vista 1275 veces, descargada 3 veces

cerca de Pina de Ebro, Aragón (España)

El itinerario por Valdeabellera (el valle de las abejas), después de atravesar unos kilómetros de huerta, discurre por una de las zonas más áridas del Valle del Ebro. Un clima seco y muy continental y suelos ricos en sales y yeso configuran unos ambientes de vegetación rala que recrean un paisaje africano en Europa. Los cultivos de secano, fuera del verdor de la primavera, contribuyen aún más a remarcar lo que sólo aparentemente es desolación.

La huerta. El camino atraviesa una partida denominada “El Llano”, con una agricultura extensiva de regadío donde se cultiva maíz, alfalfa y trigo. Mantiene una fauna propia de prados húmedos (codornices, buitrones, avefrías en invierno) y la vegetación no cultivada se reduce a “malas hierbas” que medran en los bordes de acequias y caminos. En los taludes más elevados, allá donde no llega el agua de riego, aparece la vegetación esteparia.

Cultivos de secano. El cultivo tradicional en secano es el cereal de invierno (trigo en la actualidad). Se cultiva en régimen de año y vez, es decir, se siembra un año y se deja descansar la tierra en barbecho al siguiente. Estos campos mantienen una flora específica que no aparece en las áreas de vegetación natural. Si no se tratan con herbicidas y el año es lluvioso, el cereal se viste de rojo con las amapolas o de amarillo con los jaramagos. En verano aparecen las capitanas, que de otoñada irán dando trompicones arrastradas por el viento.

El romeral. Los suelos más pobres de la estepa, si no han sido puestos en cultivo, están ocupados por comunidades de arbustos, entre los que el romero es la especie dominante. Es una vegetación muy abierta en la que el suelo, aparentemente desnudo alrededor de cada planta, está ocupado por las raíces superficiales de la misma, aprovechándose así cantidades ínfimas de lluvia. Una costra de líquenes cubre el sustrato protegiéndolos de la erosión. Es el reino de los animales marchadores como los grandes escarabajos negros de la familia Tenebriónidos, la alondra ricotí o la lagartija colirroja.

El yeso. El yeso es la roca dominante en el paseo. El origen de esta presencia masiva de yesos está en el lago salino de aguas temporales que cubría la zona hace 5 millones de años. Transformaciones químicas de la salmuera al hidratarse y secarse dieron lugar a los actuales bancos de yeso de la Depresión Media del Ebro. La abundancia de sales de los suelos yesosos, su poca permeabilidad y la facilidad con que se cuartean condicionan la flora, que mantiene plantas especializadas llamadas gipsófilas (amantes del yeso).

Krascheninnikovia ceratoides. Una de las plantas más interesantes presentes en Valdeabellera es Krascheninnikovia ceratoides. Fue descubierta en el Valle del Ebro por Leon Dufour, médico del ejército de Napoleón, en 1870. Después de haberse extinguido en Granada, en España está presente sólo en el centro de la Depresión del Ebro y en Alfambra (Teruel), alcanzado su óptimo en las estepas frías de Asia central.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta