-
-
752 m
588 m
0
6,0
12
23,86 km

Vista 117 veces, descargada 0 veces

cerca de Villanueva de la Cañada, Madrid (España)

Esta ruta no tiene track ni información en la Web de la Comunidad de Madrid, así que está hecha siguiendo el trayecto aproximado por los caminos más probables, además de seguir los hitos físicos que se encuentran a lo largo de la ruta. La hice desde Villanueva de la Cañada.
Empieza frente al Ayuntamiento de Villanueva. Tras callejear se sale a la circunvalación, que se debe cruzar (hay pasos de cebra) para entrar en un camino señalizado. No es ésta la forma más habitual de hacer este recorrido, hay otras muchas alternativas, pero es la que se ha definido para esta ruta.
El camino baja para cruzar un arroyo y luego sube hasta entrar en una pequeña carretera que entra en la urbanización La Raya del Palancar.
La calle bordea esa urbanización y se acaba convirtiendo en un camino entre casas y fincas con una bajada muy acusada hacia el río Guadarrama.
En lugar de cruzarlo usando el puente sobre la M-513, que tiene bastante tráfico y puede ser un poco peligroso, en mi versión de esta ruta se cruza bajo la carretera y se cruza un puente informal, de aspecto endeble (y que de vez en cuando arrastra el río) pero que es una opción válida, normalmente segura, y un poco pintoresca de cruzar el río.
Una vez cruzado se entra en una finca privada (como te recordarán los vigilantes si te cruzas con ellos), se cruza un arroyo y se cruza una zona arbolada por un sendero estrecho muy divertido. A partir de ahí empieza una subida hacia las urbanizaciones de Boadilla por el borde de la finca. Se pasa al lado de (las ruinas de) la Venta y el Palacio de Romanillos, y empieza la bajada hacia el río nuevamente.
Desde la parte más baja, se empieza a subir de nuevo por un camino paralelo a la M-503, que se acaba cruzando por debajo. La subida es por un camino pedregoso y en mal estado.
Más adelante la ruta se desvía por la Dehesa de Majadahonda, por senderos estrechos en una zona arbolada. Al salir se cruza bajo la M-50, y tras callejear se llega a la Iglesia de Santa Catalina, donde termina la ruta.
En esta ruta, hay un par de subidas algo más exigentes: hacia la parte alta del Coto de Romanillos y luego subir desde el río hacia Majadahonda.

Hasta ahora se podía circular sin mayor problema por los caminos del Coto Romanillos. Únicamente podía pasar que, sobre todo los fines de semana, los guardas de la finca te recordaran que era una propiedad privada.
Desde febrero de 2017 hay una sentencia, que si no se recurre, daría la razón a la propiedad para cortar el paso. Si sigues esta ruta ve sobre aviso de que legalmente esos caminos no son públicos, incluido el más habitual, el de la Vega, pegado al río Guadarrama.
No es descartable que lamentablemente estos caminos se acaben cerrando en algún momento. Así que esta ruta, y la 17 no se podrían seguir.

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta