Tiempo  4 horas 41 minutos

Coordenadas 9329

Fecha de subida 12 de noviembre de 2017

Fecha de realización noviembre 2017

-
-
470 m
3 m
0
11
23
45,86 km

Vista 57 veces, descargada 1 veces

cerca de Badalona, Catalunya (España)

Me hago mayor a marchas forzadas, dentro de cuatro meses haré 68 años y cada vez me cuesta más subir a las montañas altas de la Serralada de Marina. Hoy, casi como de despedida de mi bicicleta, he querido hacer una doble ascensión, la Coscollada y el Turó d’en Galceran. Todo por querer hacer una gran vuelta para regresar por el dichoso Besòs, ya que las fuerzas no daban para volver ascender y ahorrarme la kilometrada del río. Aunque, como escasa recompensa, he visto hasta 4 o 5 tortugas en el tramo asfaltado a la altura del Pont de Can Peixauet, el de los tirantes. Digo que ha sido como despedida de mi bicicleta porque espero hacer la misma ruta, y más largas, con mi nueva e-bike, que estoy esperando me la entreguen a finales de diciembre. Mientras, iré pedaleando con la que tengo, mi Foxy R de Mondraker del 2014 con la que llevo realizados poco más de 15.000 km en estos casi 4 años.

Bueno, la ruta de hoy ya la había realizado antes unas cuantas veces con alguna variación, por eso la subo hoy.

Subir a La Coscollada por la Matamachos tiene su miga, y más que en estos últimos diez días me la he subido tres veces con la de hoy. Y siempre la he hecho con mucho esfuerzo. Tengo contadas unas 155 veces las que la he subido desde que practico BTT, y que yo recuerde, quizás una o dos veces la habré hecho relativamente bien, todas las demás sacando las tripas por la boca y muchas veces apretando los dientes y hasta haciendo pequeños esprints para superar algunos tramos empinados, esprints que era para coger un poco de velocidad para no quedarme parado en mitad de la cuesta. Hoy no iba a ser menos, y una vez arriba me he lanzado hacia el Seminario y allí decidir si continuaba para arriba o claudicaba y tiraba hacia abajo. Pero no, por intentar no se pierde nada, he pensado. Y si la he catalogado de fácil, es porque lo es, ya que se supone que un ciclista entrenado medianamente lo puede hacer sin dificultades.

Enfilo la calle de las Aves Marías como siempre, y una vez pasada y entrado en el parque, voy pasando desvíos a derecha y a izquierda hasta llegar a la pista que gira hacia la izquierda y que va al Turó d’en Galceran. Hay tres o cuatro rampas que se las traen, no son como la Matamachos, pero son de respetar. Incluso en una rampa la rueda trasera ha perdido tracción y ha patinado, por lo que he tenido que parar ya que me era imposible seguir. He tenido suerte y, con algo de esfuerzo, he podido continuar hacia arriba pedaleando, así que de caminar nada. Luego he subido a la torre de vigía que hay instalada en el turó, y sin perder casi nada de tiempo he retrocedido continuando por la pista dirección Alella. Poco antes de llegar a Alella Park, me he desviado hacia la izquierda, justo donde hay una torre eléctrica. Es una pista que tiene algunos tramos en malas condiciones por las lluvias, aunque yo me la he encontrado de todas las maneras, buena, regular y mala. Hoy era regular con algunos tramos malos, siempre según mi percepción, claro.

Por lo visto, hoy había una caminada popular en la zona, por lo que he tenido que ir con cuidado de no chocar con los caminantes que venían de cara, y muchos ni me veían, ya que a ellos el sol les daba de frente e iban mirando al suelo, por lo que he tenido que ir con mucho cuidado y algo lento. Menos mal que al llegar a Can Girona, he cogido el sendero de la izquierda y los he perdido de vista. Se trata de un sendero corto y boscoso, donde hay que ir con cuidado por algunas piedras que hay. Pero es muy bonito, lástima que no es muy largo este tramo. De seguida se llega al cementerio de Santa María de Martorelles y después al pueblo. Allí he tomado mi bocadillo de la excursión en la plaza de la iglesia, al lado del árbol centenario que tiene el tronco semivacío, curioso árbol.

Unas pedaladas hacía atrás y he cogido a la derecha la calle de la Sagrera para ir a buscar la Font de Baix, desde donde sale la pista que lleva a Sant Fost. Una vez allí y en calle de asfalto, se coge velocidad porque es bajada, siempre vigilando los cruces de las calles. Pronto se llega a la carretera de la Conrería, para de seguida torcer a la izquierda en dirección a Can Torrents, muy buen restaurante pero que pica un poco.

Sigue una larga y pesada subida, que lo es por el cansancio que ya llevaba acumulado, pero no es nada del otro mundo, solo eso, larga y algo empinada. Luego ya enlazo con la bajada que lleva a Sant Cebrià de Cabanyes y tras parar un momento en la ermita, ya por costumbre, continúo hacia el río, en Desguaces Stop. Y una vez en la pista, me quedaban 16,5 km de río y de mosquitos porque ya era la hora de sol.

Hoy el tiempo ha sido soleado, pero con frío

Distancia total................................. 46,02 Km

Tiempo en movimiento ................. 3 h 45 m 26 s

Tirmpo total.................................... 4 h 41 m 19 s

Desnivel positivo acumulado......... 1.017,6 m

Velocidad media............................ 12,25 km/h

Velocidad máxima ........................ 54,17 km/h
foto

100 1 092417- IMG 2517

La Coscollada
foto

101 2 100436- IMG 2531

Turó d'en Galceran
foto

102 3 103003- IMG 2537

Font de la Mercé
foto

103 4 104609- IMG 2538

Santa María d Martorelles
foto

104 5 104702- IMG 2539

Santa María de Martorelles
foto

105 6 104721- IMG 2540

El árbol semivacío en Santa María de Martorelles
foto

106 7 120635- IMG 2542

Tortugas al río Besòs
foto

107 8 120914- IMG 2543

El río Besòs y sus tortugas

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta