Tiempo  5 horas 41 minutos

Coordenadas 6337

Fecha de subida 15 de mayo de 2016

Fecha de realización mayo 2016

-
-
1.669 m
1.048 m
0
14
27
54,53 km

Vista 225 veces, descargada 1 veces

cerca de Tabanera del Monte, Castilla y León (España)

Dice Wandar que cómo no va a tener crónica la salida de hoy!!

Allá va…todo empezó el día antes, cuando todavía no tenía montada la nueva transmisión de mi bici. Cambiar el 3x9 al 2x10. Mientras tanto, Fonsi, Wandar y Jarri decidían si ootra vez nuestro Sexmo o patapúm parriba. Antonio, me dice que ya hay grupo para lo segundo (aunque ni dios ha dicho si va o no…). En principio somos 4, luego 5, al poco 6,…y en breve ya tenemos el equipo de fútbol montado!!

Como hoy había agua hasta debajo las piedras decidimos ir todo lo posible por pista; pues ya está, la típica ruta Sexmera ya: Cueva del Monje hasta las recurvas de Navacerrada y subir por el Minguete hasta la Fuente de la reina.

Partimos casi todos desde Tabanera del Monster a las nueve menos algo, dirección el camino San Bartolomé, donde ya tuvimos la ocasión de mojarnos los pieses. Al rato llegamos al embalse del Pontón Alto, donde vimos que rebosa por todas partes.
En el parking de Parque Robledo estaba Wandar disfrutando más que un niño con zapatos nuevos con una bici eléctrica, observado por el dueño de la bici y por Julio Varón, que se partía la caja.
Camino de la depuradora y hasta la Fuente del Cochero, cruzar la carretera del puerto y tras un camino chulo un poco más debajo de Puerta Cosíos: todo pista ya. Al principio íbamos más o menos agrupados (con un ratio de 200m, pero agrupados). En las posiciones más adelantadas solía ir Juan Carlos, el de la bici eléctrica (en adelante “el eléctrico”). La temperatura era agradable y se subía bastante bien. Mi trasmisión parece que funcionaba bien, lo contrario ocurría con la de Wandar, que saltaba más que el que se pilló las pelotas con la cremallera.
En Prado redondillo hicimos una parada de reagrupamiento. Tras llegar Félix (tan sobrao iba que ni paró) seguimos patapúm parriba. Le continúan una serie de cuestas ascendentes y descendentes que te obligan a usar desarrollos muy distantes, algo extremos. A lo que se le suma los montoncillos de acícula del suelo que te pueden dar algún que otro aviso de falta de adherencia (verdá Wandar?).

Tras llegar a las recurvas de Navacerrada, parada de zampa, desbeber y reagrupamiento general. Bajamos un poco más, hasta la Casa la Pesca y tras pasar la barrera, nos disponemos a subir el famoso Minguete. La cosa empieza bastante bien, con terreno descendente. Las pendientes empiezan siendo moderadas. Nos cruzamos con una excursión de andariegos sordos (muy majetes ellos) y, tras sortearlos, llegamos al puente donde empieza lo bueno: el desnivel que le da fama a esta subida, más conocida como el Mortirolo Segoviano. Pues nada: cada uno a su ritmo y ya está…

De vez en cuando nos cruzábamos con andariegos (vestidos todos como si fueran a subir una montaña bastante más alta que las que hay por la zona). En un momento dado miré pabajo y no veía a mis compis de ruta, pero en breve apareció “el eléctrico”, con su flamante bici electroenchufá, que casi quema por intentar seguirme.

-“Pues sí que vas fuerte! No creas que no cuesta dar pedales con ésta!!”

Casi al coronar, tuvimos que hacer eslalon entre una docena de andariegos sordos e impasibles que no hicieron mucho caso a nuestras voces…una lástima, se me habían acabo ya las collejas…
Al llegar a la Fuente de la Reina parecía eso la Calle Real un domingo de esos que parece que regalan algo!! Y cada vez aparecía más gente. En ná llegó Fonsi, Wandar y uno a uno el resto de los integrantes de la ruta. Hasta un descarriado Andrés, que se nos unió a partir de aquí.

La bajada fue toda por pista. Nos cruzamos con más bikers todavía. A la altura del Camino de Santiago nos cruzamos con Toñi y algunas Kamelias más (y amigos). Paramos, charlamos, fotos, postureo. Aparecían más y más bikers cual setas en Otoño…y seguimos bajando.

Como era mu pronto, incluso pá las birras, decidimos subir el Cerro Matabueyes. Una vez que lo subimos todos: a bajarlo. Lo mismo con la Cruz de la Gallega y así hasta la Puerta del Campo.

Al llegar a Robledo unos nos quedamos a hidratarnos y otros tantos se fueron pá casita.
Y poco más, a ver si el calor seca un poco los caminos y podemos hacer otras rutas.
Avituallamiento

punto de hidratación cervecil

cima

Cerro Matabueyes

cima

Cerro Matabueyes

cima

Cerro Matabueyes

fuente

Fuente la Reina

Puerta

Barrera recurvas Navacerrada

Waypoint

Prado Redondillo

Lago

Pontón Alto

Intersección

Camino Santiago

Comentarios

    Si quieres, puedes o esta ruta