• Foto de Selva de Irati (desnivel corregido)
  • Foto de Selva de Irati (desnivel corregido)
  • Foto de Selva de Irati (desnivel corregido)
  • Foto de Selva de Irati (desnivel corregido)
  • Foto de Selva de Irati (desnivel corregido)
  • Foto de Selva de Irati (desnivel corregido)

Tiempo  4 horas 13 minutos

Coordenadas 2106

Fecha de subida 26 de abril de 2013

Fecha de realización noviembre 2012

-
-
981 m
741 m
0
9,6
19
38,41 km

Vista 4306 veces, descargada 342 veces

cerca de Orbaizta, Navarra (España)

Una alfombra caduca viste el suelo y un cielo de hayas nos guarece del exterior. Así se resume la Selva de Irati en otoño, un enclave que no dejará indiferente a nadie. En esta ocasión, partimos desde Orbaitzeta, una bella localidad situada en la alborada del Pirineo Navarro. La ruta en sí no conlleva exigencia física, solamente alguna parte más técnica por el barro que encontramos. Decir que es espectacular se queda corto.

La ruta es circular, por lo que dejamos el coche en el parking que hay en el pueblo. Iniciamos la ruta desde el mismo parking, siguiendo la carretera que sale del pueblo en dirección norte. Al cabo de unos 600-700 metros, sale por nuestra derecha una pista que debemos coger. Esta pista se consolida en el Camino del Canal de Betolegi, un camino que nos llevará por la vera del río Irati durante 7,5 kilómetros. La pista pronto se transforma en senda, y la senda, como el Guadiana, aparece y desaparece bajo las hojas que el otoño ha postrado en el terreno. Sin embargo, no hay pérdida posible. Siempre vamos a estar situados entre el río y el Canal, un conducto de hormigón que vigilará nuestras pedaladas a cada momento. En este tramo el terreno es técnico, subidas y bajas escarpadas que exigirán de nosotros especial prudencia, junto con tramos llanos que nos concederán ligeras treguas. Al final del tramo, desembocamos (nunca mejor dicho) en la presa de Irabia. La cruzamos y tomamos la senda que bordea el Embalse de Irabia por su parte Sur. Este tramo se prolonga durante 4 kilómetros, una senda castigada por las lluvias, y con el fango acechando en cada metro que avanzamos, pero de una belleza espontánea y húmeda. Al llegar al extremo este del embalse, tomamos por nuestra derecha una pista forestal que nos conducirá a las casas de Irati. Aproximadamente 4 kilómetros de buena pista, con leves repechos, que finalizan en la Casa del Parque y el parking. En este punto, reponemos fuerzas e iniciamos el regreso. Para ello, repetimos el último tramo de 4 kilómetros pero, esta vez, al llegar al mismo cruce donde cogimos la pista, seguimos por ella sin abandonarla en dirección norte, bordeando el embalse por su cabecera norte. Es la pista de Iraibea. Este tramo es cómodo, de unos 7 kilómetros, y alberga las mejores vistas de la ruta: majestuosas hayas ocres, bañadas por el Sol, jalonan los límites del embalse. Al llegar al extremo oeste del embalse, nos topamos con un parking y desde aquí seguiremos por la pista, ya de hormigón. Son unos 10-11 kilómetros, con un prominente repecho al inicio y un rápido descenso en su parte final. La parte final corresponde al Camino de Irati, que comienza más o menos al coronar. Llegamos a la carretera, salimos hacia la izquierda y en dos kilómetros llegamos a Orbaitzeta, con la mochila llena de emociones y una agitación sensorial permanente.

3 comentarios

  • Juancio 27-jul-2013

    Una ruta muy bonita. De lo que más nos ha gustado es que el final es en bajada...jeje.

  • Foto de kintxo58

    kintxo58 20-oct-2013

    impresionante ruta ,preciosa en otoño,y no muy dificil

  • Foto de montilleta

    montilleta 27-ene-2014

    Es una ruta mágica en otoño. Habrá que probarla en verano!!

Si quieres, puedes o esta ruta