• Foto de Sevilla Este - San Juan Aznalfarache (Monumento)
  • Foto de Sevilla Este - San Juan Aznalfarache (Monumento)
  • Foto de Sevilla Este - San Juan Aznalfarache (Monumento)
  • Foto de Sevilla Este - San Juan Aznalfarache (Monumento)
  • Foto de Sevilla Este - San Juan Aznalfarache (Monumento)
  • Foto de Sevilla Este - San Juan Aznalfarache (Monumento)

Tiempo  una hora 16 minutos

Coordenadas 1706

Fecha de subida 3 de abril de 2013

Fecha de realización abril 2013

-
-
115 m
44 m
0
5,3
11
21,26 km

Vista 1178 veces, descargada 5 veces

cerca de Las Playas, Andalucía (España)

Sevilla Este - San Juan Aznalfarache (Monumento)
El Sagrado Corazón de Sevilla es un monumento al Sagrado Corazón de Jesús situado en la barriada del Monumento, en San Juan de Aznalfarache, Provincia de Sevilla. Fue construido para albergar los restos de Pedro Crisólogo Segura.

Se compone de una torre de ladrillo visto con detalles neomudéjares y barrocos coronada por una estatua de Jesús obra de José Lafita Díaz, en mármol blanco y de 8 metros de altura. La torre con su escultura miden un total de 41 metros. Está situada en un patio semicircular de 75 metros de diámetro. El patio posee una columnata y da acceso a las dependencias del Convento de las Salesas, al Colegio de las Teresianas, a la Capilla del Perdón, a la Casa de Ejercicios y al Jardín de Betania con Hospedería.1

La torre está decorada con un crucificado, una Coronación de la Virgen, la Transfiguración de Jesús y posee una puerta de acceso en su escalinata para acceder a la cripta subterránea.

2 comentarios

  • Foto de SUBARU55

    SUBARU55 04-jun-2013

    Es un espacio multifuncional diseñado por el arquitecto Aurelio Gómez Millán (1898-1991). Sigue un amplio programa de usos (devocionales, docentes, funerarios, de esparcimiento...) ideado por el cardenal Pedro Segura Sáenz (1940). Está documentado un primer proyecto (1935) encargado por el también arzobispo de Sevilla Eustaquio Ilundain y Esteban. El complejo se extiende por una superficie de 3 ha. que ocupa parte del histórico cerro de San Juan. Desde él se divisa una panorámica de la ciudad de Sevilla tan bella, que el escritor Armando Palacio Valdés la calificó como la vista más hermosa del mundo.

    El recinto se articula en torno a dos grandes espacios: la gran plaza porticada abierta a Tablada y el Guadalquivir (1945) y los jardines de la ladera del cerro (1947). En cada uno de estos ámbitos se disponen a modo de fulcro o eje visual, respectivamente, el monumento al corazón de Jesús (1942) y el Triunfo del corazón de María (1944).

    Alrededor de la plaza porticada y siguiendo el movimiento de las agujas del reloj, se construyeron la Capilla del Cristo del Perdón (1947), el templo y convento de Las Salesas(1945-50), las escuelas salesianas (1948), el Jardín de Beta con la hospedería y la librería (1946), la casa de ejercicios en el antiguo convento de frailes mínimos (1942-3) y la cripta con la capilla votiva (1949). El recinto fue inaugurado en noviembre de 1948. Varios de estos espacios tienen hoy funciones o titularidades distintas a las proyectadas.

    Todo el complejo es una densa convergencia de percepciones, identificaciones y representaciones arquitectónicas y figurativas. Su perfil forma parte de la imagen de San Juan y también del paisaje exterior de Sevilla. El recinto incorpora al fondo iconográfico de ambas ciudades una arquitectura historicista, con propuestas estéticas que abarcan desde el mudéjar al neobarroco pasando por el neorrenacimiento, de forma quizás un tanto anacrónica, pero muy característica y sugerente

  • Foto de SUBARU55

    SUBARU55 04-jun-2013

    Los jardines ocupan la ladera del cerro y están concebidos siguiendo un criterio marcadamente escenográfico. Las cualidades del paisaje se han puesto al servicio de una idea que se referencia potenciando la elevación como característica más significativa del lugar. Desde el pórtico de acceso, situado en el barrio Bajo, y a partir de un espacio central, una serie de terrazas ajardinadas articuladas con escalinatas y caminos en rampa, conducen hasta la entrada de la gran plaza porticada. El espacio entre una y otra cota es el recuperado por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache.

    Del 25 de febrero de 1944 data la memoria constructiva del "Triunfo del Corazón de María", que ocupa el nivel más bajo del jardín y actúa como catalizador espacial del mismo. El triunfo es un tipo de monumento, evolucionado a partir de la columna conmemorativa romana, que adquiere su dimensión conceptual en el barroco (resemantización), a partir del modelo de Mena-Potes construido entre 1616 y 1631 en Granada, y al que siguieron, entre otros, los monumentos de Antequera, Sevilla, Écija, Cádiz, y los varios de Córdoba, levantados todos entre los siglos XVII y XVIII. Un triunfo se compone normalmente de una esbelta columna o pilar alzada sobre pedestal más o menos complejo, coronada de la escultura a la que se dedica. A este modelo responde el Triunfo de San Juan.

    Para el promotor, el Triunfo debía ser una joya labrada en piedra y mármoles y a ello se dedicaron, con todo esfuerzo, tanto Aurelio Gómez Millán como el escultor José Lafita Díaz (1887-1945) autor del programa iconográfico. Por una decisión personal del arquitecto, el monumento incorpora una réplica en mármol de la imagen de la Virgen del Amparo conservada en la Iglesia de la Magdalena (Sevilla), que se eleva a 17 metros de altura. Se emplaza en la rotonda de entrada al jardín, y sirve de arranque a los mencionados caminos que constituyen un itinerario contemplativo dedicado a los misterios del rosario (dolorosos, gozosos y gloriosos). Dichos misterios (acontecimientos significativos) se representan gráficamente en quince capillas mediante artísticos relieves en mármol originales del escultor catalán Claudio Rius Garrich (1893-1970), artífice de muy amplia producción, especializada en temas sacros, que trabajó en la Catedral de Sevilla.

    El otro gran edificio del conjunto es la antigua iglesia del convento franciscano hoy parroquia de los Sagrados Corazones en e que destacan las pinturas del retablo mayo

Si quieres, puedes o esta ruta